independencia financiera y dinero

No me importa el dinero, me importa mi independencia económica

¿Tienes amor y salud? Entonces ya no puedes pedirle nada más a la vida; porque si aspiras a mejorar tu economía, puedes acabar siendo tachado de superficial, ambicioso o materialista.

Este es un post invitado de Patricia Córdoba, psicóloga online, Coach y facilitadora del cambio.

 

Y es que hay muchas creencias limitantes acerca de la maldad del dinero, como señala Agustín en este Blog y en “La Fórmula del Éxito”, que nos impiden vivir con abundancia y en plenitud.

En mi opinión, estas barreras mentales caricaturizan el objetivo de hacerse rico, pues no se trata de visualizar un montón de ceros en la cuenta del banco, sino de empezar a cuestionarte  para qué quieres lo que tienes y en qué lo vas a invertir.

SI yo te digo el dinero que tengo, puedes conocer algo de mí; pero si te digo cómo lo gano y en qué lo invierto, tendrás una imagen más nítida de mis motivaciones y acciones. Así que empecemos por ampliar la perspectiva, cuestionando algunas ideas:

 

“Lo importante es lo que eres, no lo que tienes”

Totalmente de acuerdo, pero para poder dedicarte a lo que eres necesitas tener que preocuparte menos por lo que tienes (o dejas de tener).

 

“El dinero no da la felicidad”

Ya, ya, yo eso lo tengo clarísimo, si fuera así sólo me llegarían consultas de gente pobre, y la realidad es que hay quien sufre teniéndolo todo (no sabe qué hacer con ello o le es insuficiente), luego deber haber algo más en la ecuación.

libertad financiera y alegríaPor supuesto que la felicidad está en ti, pero te aseguro que la gestión de tu dinero es una de las habilidades que te ayudan a garantizar tu bienestar en el más amplio sentido de la palabra.

Todo esto me lleva a contarte por qué, a pesar de que nunca me ha preocupado el dinero, siempre estoy dándole vueltas a cómo ser más independiente económicamente, o lo que es lo mismo, cómo hacer que mis acciones se muevan desde la libertad (“quiero”) y no desde el miedo (“hago esto porque me asusta que…”).

 

 

Consigue que tus acciones se muevan desde la #libertad y no desde el #miedo vía @agustgrau - ¡Compártelo!          

 

 

#1 La independencia económica y la emocional son interdependientes

 

Cuanto más ganas en una, más probable es que te desarrolles en la otra. No merece la pena quedarse estancado en el eterno debate de quién fue primero el huevo o la gallina. ¿Qué es necesario primero ser autónomo con tus finanzas o con tus emociones? Pues ponme cuarto y mitad de las dos por favor, porque ambas se retroalimentan.

 

Cuánto más dependiente económicamente seas:

  • Más te expones a que los demás decidan por ti, a justificar tu inacción, a permanecer en la zona de confort y a olvidarte de tu autorrealización personal.
  • Más fácilmente mantienes relaciones tóxicas con un jefe, una pareja, familia, etc.
  • Más inseguridad y menos autoconfianza tienes al mirarte al espejo
  • Más atrofias e inhibes tus habilidades y aptitudes, porque te ves más limitado para procurarte espacios de desarrollo de las mismas.
  • Más probabilidad de permanecer atrapado y sufriendo en un trabajo que aborreces.

¿Demasiada energía, tiempo vital y motivaciones anuladas como para decir que la independencia y gestión financiera es secundaria, no?

 

#2 Sin las cadenas de la dependencia económica, tienes una visión panorámica

 

Te levantas, vas a trabajar, te dan para comer, te acuestas y así durante años. Una vez que dejas de ser esclavo de esta secuencia (o al menos introduces variaciones en ella), puedes comenzar a ver más allá del árbol que tienes delante, y “flipas” cuando desde las alturas comienzas a ver el bosque entero, los valles, el cielo, etc.

independencia económica y dinero¿Dónde he estado todo este tiempo? –te preguntas.

Si sólo trabajas para comer, si sólo te despiertas para echar la jornada, acabarás viviendo en el microcosmos que han montado otros para ti, cual hámster en la rueda.

Sal, aléjate un poco, toma perspectiva y alucinarás como el perro al que por fin le sueltan a correr libremente.

 

#3 La independencia no te la otorgan, la construyes

 

Si leyendo este artículo  no puedes evitar oír continuamente al diablillo boicoteador que protesta:

“Sí, sí, muy bonito, pero de dónde saco el dinero, ¿de las piedras?”

“Sí, sí, muy bonito, pero si no te sale trabajo, ¿qué haces?”

…entonces es que tienes una idea equivocada de la propuesta. Esto no va de que la suerte te acompañe, las cosas te favorezcan o un tercero te ayude (bancos, instituciones, subvenciones, socios capitalistas, etc.).

 

La idea es que si no hay agua del pozo:

  • Te levantes para estudiar directamente otro terreno desde donde puedas extraer o crear otro generador de agua.
  • No esperes a que vengan tiempos mejores o llueva del cielo
  • No te contentes con lo que la naturaleza te provee, adelántate y diversifica tus recursos para recoger de fuentes variadas.
  • No te sorprendas de que se haya acabado; ya que lo que te dan, te lo pueden quitar.

 

#4 La libertad financiera es mucho más que una cifra concreta

 

¿Qué persigues? ¿Ganar X dinero este año, o vivir en abundancia? ¿Eh? Sí, sí, te lo pregunto, porque nada que ver. La primera opción sólo te permite salivar ante el money, la segunda te invita a diseñar un modo de vivir acorde con lo que eres, sin conformarte con las migajas, el pan nuestro de cada día o el “esto es lo que hay”.

 

 ser libre y no conformarse

 

Vive como quieras, sin conformarte con las migajas o “esto es lo que hay” vía @agustgrau - ¡Compártelo!          

 

La cifra no es el objetivo en sí mismo, es sólo un medio para:

  • Decidir versus acatar
  • Diseñar versus ejecutar
  • Invertir versus gastar
  • Crecer versus acumular
  • Vivir de menú versus proponer una carta con especialidades propias.

 

#5 Ser libre económicamente para empezar a ser auténtico

 

¿Has entrado en estos baños que tienen la luz con temporizador? Es como si otros te dijeran lo que tienes que tardar exactamente en hacer tus necesidades, entras, ejecutas, y adiós.

Si tu relación con el dinero es como la de estos temporizadores (él te dice lo que tienes que comprar, admirar, elegir y desear; y lo que NO “eso ni lo pienses, eso ni lo imagines, eso no es para ti”, estás continuamente limitado, midiendo tus acciones al milímetro y ajustándolas a lo que otros han decidido que ingreses.

 

Hay un anuncio publicitario que ejemplifica esto a la perfección:

-Mamá se me han roto las gafas

-No hijo, hoy no se te han roto, anota mejor…para el 3 que ya habré cobrado: Ahí es cuando se te van a romper

Sí, sí, esto da risa, pero ¿cuándo vas a empezar a vivir la vida que quieres, a desarrollar tus talentos, a hacer lo que verdaderamente te apasiona? ¿Te apunto par el 2050 que ya te habrás jubilado, o esperamos para la reencarnación siguiente?

¿Llevas la vida que se ajusta a tu esencia, o la que marca “el saldo de su cuenta es…”?

 

Vivir la #vida que quieres, desarollar tus #talentos, hacer lo que te apasiona… vía @agustgrau - ¡Compártelo!          

 

En definitiva, que tú puedes elegir la relación que quieres mantener con el dinero, sin ignorarle, demonizarle o idealizarle. Déjalo, está bien, no te obsesiones con el dinero, pero sé honesto, deja de castigarte por querer ser libre económicamente.

Finalizo invitándote a dejar en los comentarios tu propia reflexión:

¿Qué te preocupa: el dinero o tu libertad financiera?

 

Patricia Córdoba independencia económica

 

Patricia Córdoba es Psicóloga online, Coach y facilitadora del cambio. Su meta es ayudarte a ser feliz, enseñándote las herramientas necesarias para alcanzar tus objetivos y tener relaciones más sanas en http://www.tupsicologia.com/

 

 

 

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

23 comentarios en “No me importa el dinero, me importa mi independencia económica

  1. Buenos días, contestando a la última pregunta planteada, bajo mi punto de vista, van de la mano, y me explico:
    Si para llegar a la independencia financiera, lo normal, es empezar por ajustar al máximo tus gastos y expandir tus ingresos pasivos, según la teoría, cuando tus ingresos pasivos superen en 1 € los gastos, serás independiente financieramente hablando. Pero solo por 1 €, y te puedes quedar estancado en esa situación. ¿Y cual es la solución a ese conflicto? Lo dejo abierto para seguir con los comentarios……
    Gracias

    • Buenos días, José Antonio, gracias por leernos. La verdad es que sí, aunque superes en 1 € ya eres libre financieramente hablando, pero imagino que no vas a poder hacer mucho 🙂 Dejemos que hable la audiencia, je je

  2. Hola Patricia, gusto en leerte 🙂

    Me siento totalmente identificada con tus palabras. En mi proyecto lo he comprobado, que cuanto más he crecido profesionalmente y económicamente (ganando dinero haciendo lo que me apasiona), más me he separado de personas tóxicas y más ha aumentado mi autoestima (y viceversa, ya que no puedes crecer si tienes lastres a tu alrededor).

    Gracias a los dos por señalar la importancia de ser inteligente emocional y relacionarlo con la independencia económica. ¡Todo está relacionado! Más que nunca.

    Un abrazo a ambos. Enhorabuena.

    • Gracias por tu comentario, Ana. Aquí las expertas en inteligencia emocional sois vosotras 🙂

      Las personas tóxicas hay que apartarse de ellas, en los trabajos, en las finanzas, en las relaciones personales… en todo! Cada uno puede ser como quiera, pero no tiene derecho a lastrarnos a los demás, ¿verdad?

      Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo.

    • Hola Ana,
      ¡Qué importante eso que señalas de apartarse de las personas tóxicas para poder desarrollarse! Es más, curiosamente quien empieza a sentirse libre financieramente y emocionalmente, siempre suele tener a su lado personas tónicas/personas medicina, por algo será…

  3. Hola!!

    Que buen artículo el de Patricia. He notado que me sacudía de la solapa mientras leía: “¡Qué te importa, el dinero o tu libertad financiera!”

    Mi respuesta es la 2ª, aunque noto a veces los soplidos de la necesidad del dinero en el cogote. Al final, me limito a fingir: haz como si…(fueras abundante) hasta que…(lo seas).

    Un abrazo Agustín, y Patricia: te sigo. Otro a ti!!

    PD: pobre niño miope, le van a tumbar en mates.

    • Jesús, no te preocupes por el niño miope porque su mamá se ha leído el artículo y le va a poner remedio 🙂

      Todos tenemos necesidad de dinero, no solo tú, tranquilo, pero se supone que con independencia financiera tenemos lo que nos hace falta para cubrir lo que necesitemos, con lo cual problema resuelto.

      Sabes que me da mucho gusto verte por aquí y me alegra saber que estamos entre amigos.

    • Hola Jesús,

      ¡Cuánto me alegra que con las palabras te haya despeinado un poco!
      Sí, a veces sentimos un poco la molestia de las cadenas con las que hemos estados atados mucho tiempo, pero otras nos pasa como al elefante del cuento de Bucay, que sigue con el “no puedo” como si siguiera encadenado, cuando en realidad ya no lo está, ha adquirido tal fortaleza y tamaño que las cadenas son sólo mentales y puede ir a donde desea.
      Muy buena tu aportación del “haz como si…” hasta que seas.
      Un abrazo!

  4. Muchas gracias Agustín por darme la oportunidad de pasarme por tu casa a expresar mis ideas. Soy consciente de la polémica que suscita la importancia que le da cada uno al dinero, y en ese sentido animo a que se mojen en los comentarios.
    Jose Antonio nos ha dejado su fórmula de independencia financiera, esa es la idea: que cada uno diseñe su propia ecuación. En el artículo yo animaba a ir más allá de una cifra concreta y a no utilizar ésta como único criterio. Si no te atas a un número, ni a una fuente de ingresos (única y concreta), ni a una habilidad especifica de todas las que tienes, entonces las posibilidades son infinitas; y cuando se es capaz de ver que hay dónde elegir, se está más cerca de ejercer la libertad financiera y emocional.

    • Gracias a ti, Patricia. El artículo me encantó desde el primer momento que me lo enviaste y te felicito por ello.

      Has sabido expresar con mucha claridad el tema y tienes un sentido del humor muy agradable. Nos has despertado a todos sonrisas, seguro.

      Gracias por tu aportación.

  5. Hola me ha parecido muy interesante. Para mí es más importante la independencia financiera, aunque con la sociedad que nos rodea de consumismo es complicado que a uno no le importe el dinero. A mí personalmente con tener para poder llevar una vida normal y poder disfrutar de una vida familiar estable económicamente…. no necesito más

    • Pues esta muy bien, Elena. Teniendo lo necesario, y que no nos falte, ya hacemos mucho.

      No tener dinero es un problema, pero tener demasiado para muchos también lo es, aunque en otro sentido, por supuesto.

      ¿Quizá en el término medio está la virtud?

  6. Por cierto mis felicitaciones a los dos, Patricia te expresas de una manera que no cuesta leerte…..es un gusto dar con tus artículos…
    Agustín a ti es la primera vez que te leo, pero me he llevado una grata sorpresa….reflexiones muy lógicas y cercanas.
    Mi enhorabuena a los dos.

  7. Hola:

    No había notado la visión “Ganar X dinero vs Abundancia”. Este detalle se me ha quedado grabado a fuego. La primera es una cifra fija, la segunda incluye no sólo el dinero sino también otros aspectos que son importantes para vivir bien.

    Me queda mucho trabajo para hacer y lograrlo.

    Gracias por compartir.

    Saludos para Patricia Córdoba y para ti, Agustín.

    Maryory

    • Gracias, Maryory.

      A todos nos queda mucho trabajo por hacer, para eso estamos aquí. La vida es el camino y el aprendizaje. Hay metas, sí, pero también un camino por recorrer, y en él aprendemos y vivimos.

      Un abrazo desde el otro lado del Atlántico, Maryory.

  8. Hola Maryory,

    Como dice Agustín, estamos en ello. Es compatible perseguir un resultado concreto con disfrutar del proceso hasta conseguirlo, y que lo primero sea una excusa para fluir con lo segundo. ¡Mis mejores deseos para ti!

  9. Hola Patricia,
    En mi caso soy una persona agradecida de todo lo que tengo, pero a la vez siempre estoy ansiando más y más cosas. Muchas no son materiales, pero otras tantas sí lo son. A veces parece un tanto incongruente pero para mi todo el tema del dinero, de la independencia económica, forma parte de un aspecto más del esfuerzo, algo que en mi escala de valores está muy, muy arriba.
    Como siempre, un placer leerte.

  10. Hola Sakinamar,
    Pues claro, ansía, piensa en grande y ve a por ello también, ¿por qué ponernos límites al crecimiento? Mientras disfrutemos por el camino, mover de nuevo la línea del horizonte que nos marcamos es un ejercicio estupendo para seguir desarrollándose.
    Alguien dijo: El capricho no entiende de “no”; mientras que el esfuerzo conoce los obstáculos, pero no se rinde ante ellos.
    ¡Muchas gracias por tu aporte!

  11. Bueno, un abrazo a los dos…
    si, es madrugada, todo oscuro aun, sin luna, nublado, estrellas escondidas; amanecerá.
    Ya leerlos a ustedes ilumina, los comentarios ayudan a perfilar sentimientos comunes, a los quisiera sumarme.
    Solo quiero anotar unas ideas de José Martí, -maestro ápostol y martir de las luchas por la independencia de Cuba- dijo:
    “Ser bueno es el único modo de ser dichoso. Ser culto es el único modo de ser libres. Pero en lo común de la naturaleza humana se necesita ser próspero para ser bueno.”
    Anoto entonces, si no somos prósperos, no seremos ni cultos, ni libres, ni dichosos, ni buenos…
    Dejo para otro instante su visión de la prosperidad.
    Anoto, lo dificil del equilibrio entre querer y hacer en un mundo marcado por el mercado, el dinero, la exclusión, las desigualdades y las ideologías en pugna…
    Avancemos, artículos y comentarios como estos fortalecen el espiritu…
    Gracias amigos
    Juan

    • Madre mía, Juan, nos dejas alucinados con estas frases. Gracias por tu visión y tu aportación.

      Creo que todo es importante, la prosperidad, la bondad, la cultura… ¿Porqué excluir cosas que forman parte de la vida, del universo?, ¿verdad?

      Un abrazo desde este otro lado del atlántico.

  12. ¡Qué suerte tenemos, acaba de asomar otra de las mayores riquezas de la humanidad: la poesía! Gracias Juan, por traerla. Recuerdo que mi abuela de 89 años observaba a mi hija de 24 meses cada mes y siempre me decía: la niña va prosperando mucho. Yo no le entendía bien, pues mi hija no tenía ningún problema y a mí me parecía que se desarrollaba perfectamente normal, ¿por qué me decía eso? Luego un día mi abuela me explicó que era un milagro ver la evolución de un niño, cómo desde tan pequeños van explorando y perfilando sus aptitudes. Sólo tenía 2 años y ya tenía un alto sentido del ritmo y una gran expresión corporal. Ahora 4 años después, confirmo y comprendo mucho mejor lo que me quería decir mi abuela cuando veo bailar a mi hija. La prosperidad es el desarrollo auténtico y libre de los talentos de cada uno.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR