Eres rico

¿Por qué no eres rico?

Una pregunta que quizá te hayas hecho es la de por qué no eres rico. En el artículo de hoy te explicamos porqué y te mostramos tu relación con el dinero en 5 pasos.

 

Éste es un post invitado de María Mikhailova, Life&Career Coach, autora del blog Creando felicidad (ver mini bio al final). 

 

Esta pregunta surgió en un fin de semana un tanto especial a muchos niveles, rodeada de algunos de mis antiguos compañeros del curso de Coaching. Eran casi las 2 de la madrugada de viernes y la verdad es que a estas horas, desde hace algunos años, ya no soy la misma persona y mis neuronas no dan para mucho. Pero la pregunta me pareció interesantísima y de forma casi inconsciente tracé una línea de tiempo hacia atrás, a aquel aeropuerto de Londres en el que a mi novio y a mí nos pilló la primera de nuestras famosas cancelaciones aéreas, en aquella ocasión por culpa de un volcán en Islandia y sus caprichosas cenizas que azotaban toda Europa.

 

¿Pertenecemos a la clase media o clase baja?

 

Mi novio en aquel entonces (mi marido en el día de hoy), con el que llevaba poco más de un mes saliendo, me lanzó una pregunta que me sorprendió al principio: “¿crees que tú y yo pertenecemos a la clase media?” La pregunta vino justo después de una noche que ambos, un poco al estilo “homeless”, habíamos malamente pasado en los incómodos y escasos sillones del aeropuerto de Gatwick y presentábamos un aspecto un tanto lamentable. “Claro que sí”, le contesté sin pensarlo mucho. Aunque algo me estaba diciendo por dentro que no estaba muy convencida de mi respuesta. En aquel momento yo era una afortunada mileurista con contrato indefinido en una gran multinacional en Madrid y mi novio… estaba en paro.

La teoría que mi pareja quería compartir conmigo —y la que en aquel entonces me negaba rotundamente a aceptar— es que nos tenían un poco engañados, denominándonos clase media, pero que en realidad los que trabajamos por cuenta ajena y no tenemos ingresos extra, inversiones o propiedades, pertenecemos a la clase baja.

La fórmula que tenemos de saber cuán ricos somos consiste en calcular cuánto tiempo sobreviviríamos si no trabajamos. Si tenemos unos ahorros que nos permiten vivir dignamente unos meses (cubriendo lo básico: techo, comida y abrigo), podemos decir que somos ricos durante “x” meses, en cuanto se nos acabe nuestro dinero, nos volvemos inmediatamente pobres, a no ser que encontremos ingresos antes de que esto suceda.

 

¿Quieres saber cuán rico eres? Calcula cuánto tiempo sobrevivirias sin trabajar. - ¡Compártelo!          

 

Obviamente la gran mayoría de los que trabajan para otros se encuentran en esta situación. Puede que tengan algunos ahorros, pero si dejan de trabajar, en unos meses o años, se verán sin un duro. “Por eso, tú y yo somos clase obrera”, confirmó mi novio. Yo me negaba: “pero somos gente preparada, con cultura, con clase, somos inteligentes…”.

Sin embargo, la cosa era muy simple: si tienes que trabajar para vivir, no puedes considerarte rico (incluso si ganas más que la media). Resulta que la verdadera riqueza se calcula en la independencia financiera y no en la dependencia de un contrato laboral.

 

La verdadera riqueza se calcula en la independencia financiera, no en la dependencia de un contrato. - ¡Compártelo!          

 

¿QUÉ HAY DE MALO EN QUERER SER RICO?

 

Así que cuando exactamente 5 años después surgió la pregunta de por qué ninguno de los 8 coaches que nos encontrábamos en aquella cabaña perdida en el monte era rico, volvió a mi mente aquella primera conversación. Me hice consciente de algo que va un poquito más allá.

Para empezar, la palabra “rico” se interpreta de forma muy diferente por cada persona. Para unos la riqueza es el tiempo (el Tiempo es Lujo, como repite con frecuencia mi hermana y periodista Katy Mikhailova, parafraseando al ideólogo de la moda Enrique Loewe), para otros es no tener que trabajar por dinero y que el dinero trabaje para ellos (nuestro amigo Kiyosaki ya lo menciona en su famoso libro “Padre rico, padre pobre”), para otros muchos es la capacidad adquisitiva (poder comprar una o varias casas, coche/s, ropa, tecnología, bienestar, etc.)

 

Porqué no eres rico

 

¿Pero qué pasa cuando la palabra “ser rico” nos rechina, como me pasaba a mí en aquel mayo de 2010? ¿Cuando consideramos que ser rico es malo, que el dinero no trae más que desgracias? Pues que posiblemente nunca seremos ricos. Y si éste no es nuestro propósito en la vida, genial. Pero muchos —y yo incluida, me temo— nos autoengañamos al respecto.

Uno de los primeros ejercicios del Coaching que se suele proponer es una dinámica llamada “La rueda de la vida”. En ella el cliente evalúa su vida actual del 1 al 10 en todos los ámbitos de su vida y posteriormente se realiza lo que llamamos en coaching un “Puente al futuro”. Le pedimos a nuestro cliente que imagine que en un año ha obtenido un 10 en todas las áreas de su vida (dinero, salud, amor, trabajo, amigos, ocio, familia, etc.) Pues bien, en esta segunda parte de ejercicio, se le pide al cliente que deje volar su imaginación y pinte lo que podría llamarse el año de su vida, recreando una situación ideal en la que ha alcanzado todos sus sueños.

Resulta con frecuencia que para muchos de esos sueños se necesita algo tan básico como dinero: viajar, comprar esa casa soñada, tener más tiempo para la familia y los amigos, formarse con los mejores, invertir en salud y bienestar, comer más sano, etc. Y para muchas de esas cosas, sean marteriales o no, se necesita dinero. Puede que no sea muchísimo, pero seguramente algo más de lo que tenemos en nuestro bolsillo en estos momentos.

 

DESCUBRE TU RELACIÓN CON EL DINERO EN 5 PASOS

 

Así que como Coach, te propongo un ejercicio muy sencillo en 5 pasos. Coge un boli y un papel o abre una ventana de Word y ¡a por ello!

 

Paso 1: Escribe, dejando volar tu imaginación. Piensa en qué tipo de vida te gustaría tener, olvídate de todas las limitaciones. Si quieres pasar un año en Bali, apúntalo. Si quieres dejar tu trabajo y dedicarte a tu pasión o tu hobby, también. Imagínate que pudieras tener todo lo que deseas. Escríbelo.

 

Paso 2: Sé sincero contigo mismo. Pregúntate por qué no tienes todo esto en tu vida. ¿Es posible que el dinero sea uno de los impedimentos?

 

Paso 3: Reflexiona. Piensa qué es dinero para ti, qué connotaciones tiene, cómo te relacionas con el dinero. ¿Eres ahorrativo o por el contrario te gusta gastar? ¿Llevas tus gastos al día o muchas veces no tienes ni idea  de dónde se te va el dinero? ¿Te da vergüenza hablar de dinero, cobrar por tus trabajos si eres freelancer?

 

Paso 4: Conecta con tu pasado. Te puede ayudar también recordar cómo se relacionan con el dinero tus padres, qué es el dinero para ellos. Todos venimos con un bagaje y éste, en la mayoría de los casos, parte de nuestro seno familiar. ¿Faltaba dinero en tu casa, faltaba comida? ¿Tus padres ahorraban o derrochaban a diestro y siniestro?

En mi caso particular he tenido de todo: mi padre —músico y bohemio— repetía de vez en cuando una frase que chocaba a todos: “el dinero es basura”, y si no fuera por mi madre, ahorradora y realista, nuestra economía familiar se hubiera ido a pique desde el principio. Yo heredé un poco de ambas partes. Considero que el dinero es necesario e importante para vivir, y no suelo derrochar a diestro y siniestro, pero por otro lado me ha costado bastante darle su lugar a las finanzas en mi vida.

 

Paso 5: Reconcíliate con el dinero. Ahora que has detectado algunas creencias sobre el dinero, tuyas o de tu entorno, piensa en qué modo te beneficia pensar de esta manera. Si te pasa, como a mí hasta hace no mucho, que piensas —un poco a nivel inconsciente— que el dinero no da la felicidad o te da vergüenza cobrar o pedir lo que te corresponde por tu trabajo, es posible que esa idea preconcebida haga que el dinero se aleje de tu vida.

En este blog, Agustín te propone unas estupendas estrategias para atraer el dinero a tu vida a través de ingresos pasivos. Y yo antes de irme, te dejo con esta última reflexión: ¿qué es dinero para ti?, ¿quieres de verdad ser más rico?, ¿qué vida tendrías si pudieras disponer de todo el dinero que quisieras?

 

María Mikhailova es Life&Career Coach. Apasionada del cambio y la autorrealización, expat-prendedora y nómada de espíritu, su misión es ayudar a las personas vivir y trabajar con propósito y de acuerdo a su esencia y valores. Puedes encontrarla en http://mariamikhailova.com/

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

6 thoughts on “¿Por qué no eres rico?

  1. Estoy totalmente de acuerdo con el concepto de riqueza asociado a la independencia financiera, porque cuando se depende del trabajo para percibir ingresos se está al filo de perder esa estabilidad. Dentro de las diversas metas de Desarrollo Personal hay que poner mucho énfasis al tema financiero, porque gran parte de la calidad de vida depende de ello.

  2. Me parece muy interesante tu post. Considero que lo que cuesta más es ser sincero con uno mismo y ver la REAL relación que tenemos cada uno con el dinero……Para mi fue lo más difícil, sin duda, ya que conseguir la Libertad Financiera (que conseguí hace varios años), es ponerte a PENSAR y CURRAR. Una vez que todo está en marcha empiezan a llegar los resultados.

    Muy interesante el artículo y da que pensar.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR