¿Por qué deberías ahorrar ahora más que nunca?

¡Hola! Quisiera decirte, más bien pedirte, algo muy importante. Lo voy a decir en imperativo, que es una forma verbal que no me gusta nada, pero creo que la situación lo requiere: por favor, ¡ahorra!

¿Por qué digo esto de «por favor, ahorra»? ¿Cómo empezó todo?

Verás, hace unos meses escribí un artículo sobre la economía en tiempos del COVID 19, por entonces llamado coronavirus.

En este artículo aprenderás porqué ahora, más que nunca, debes ahorrar - ¡Compártelo!       

En él hablaba de cómo esta pandemia estaba poniendo de relieve algo absolutamente terrorífico: que nadie, absolutamente nadie del mundo mundial, ni particulares, ni empresas, ni gobiernos ni nadie de nadie, tenía un euro.

Ni en el bolsillo ni en la cuenta ni en ningún lugar.

Dicho de otra forma, que nadie tenía nada ahorrado y todos andaban como locos buscando financiación, buscando contraer deudas para seguir pagándolas con intereses en una vida que al parecer consistía en trabajar sin descanso para nunca tener nada. La carrera de la rata del autor de Padre rico padre pobre, pero ahora a lo bruto, en plan totalmente insostenible.

(Inciso: acabo de leer en un libro: esta pandemia no es más que el iceberg de un mundo absurdo e insostenible. Lo suscribo plenamente y, si tuvieras que retener algo de este artículo, me gustaría que fuera lo anterior.)

A mi hay cosas que me ponen los pelos de punta y una de ellas es lo que comentaba antes.

Cómo un particular o una empresa puede trabajar sin descanso 8 horas o más al día durante años y años y no tener nada ahorrado. Es más, no poder parar un instante porque en cuanto te paras no trabajas y en consecuencia no ganas y, como no tienes nada ahorrado, debes endeudarte.

Me pone los pelos de punta pensar en esas vidas, en esos profesionales, en esos modelos de negocio abocados a sufrimientos, esfuerzos y penurias en una loca carrera hacia nadie sabe dónde y cuyo final y trayecto consiste en no poder disfrutar nunca de nada.

Eso en relación a los particulares y empresas. De los gobiernos no digo nada porque ya es de ciencia ficción: supone un ejercicio que rebasa por completo mi corto entendimiento el comprender cómo a pesar del saqueo a impuestos, de las ingentes cantidades que se recaudan sin cesar día a día, necesitan acudir a la financiación para pagar los gastos del mes. No acierto a entenderlo por más esfuerzos que haga.

(Si quieres leer el artículo del que hablo, aquí lo tienes)

Pero me centro ahora, más que nunca, en lo de ahorrar, porque la cosa se está poniendo bastante fea

Esto no es ningún tipo de catastrofismo, es simplemente lo que extraigo de la mera observación de la realidad, el fenómeno simple (como yo) que consiste en llamar a las cosas por su nombre.

¿Por qué digo que la cosa se está poniendo fea?

Razones creo que no me faltan:

👉 1 .- Lo que empezó siendo una simple epidemia va camino de convertirse en una catástrofe mundial que arrase con todo.

Siempre pensamos que las cosas van a ir a mejor, pero es también probable que vayan a peor.

Además hay expertos que vaticinan que ésta no es más que la primera de una serie de pandemias y virus varios que pueden ir apareciendo por tema del cambio climático, destrucción de la biodiversidad, etc.

Quizá no se trate de esperar a que acabe el temporal; quizá se trate de aprender a convivir con él.

Quizá no se trate de esperar a que acabe el temporal; quizá se trate de aprender a convivir con él - ¡Compártelo!       

👉2.- Lo anterior, como estamos viendo, trae consecuencias devastadores en los empleos, profesiones y negocios de toda la vida. Y el problema es que la gente no sabe reaccionar al cambio y reinventarse.

Yo veo que en las grandes ciudades ya hay locales comerciales céntricos que llevan meses y años sin alquilarse y precios en algunos barrios (no precisamente malos) de 150 €/mes por alquiler de un bajo.

Creo que lo anterior es muy significativo del hundimiento de un modelo de negocio, el presencial a pie de calle de toda la vida, y un indicativo de que, si te dedicas a ello, no tienes reservas ahorradas y te resistes al cambio, puedes pasarlo francamente mal.

👉3.- Posibilidades de empleos por cuenta ajena, como ya he dicho en ocasiones, hay cada vez menos y peores. No pienses que la tendencia se revertirá: mi opinión es que vamos de mal en peor.

Nuevamente, y no insisto porque ya lo he dicho infinidad de veces: si eres de los que llevan meses esperando un empleo, puedes seguir esperando: estás vendido, eres carne de cañón.

👉4.- Ayudas, subvenciones y prestaciones estatales para gente sin ingresos a la espera de un mundo feliz llegaran a su fin, porque tamaño despropósito no puede mantenerse ad infinitum.

Un estado no puede gastar lo que tiene y lo que no tiene en entregarlo sin más a cambio de nada. Se puede entregar algo destinado a la generación de riqueza, si la persona en cuestión tiene interés pero no recursos, lo puedo entender, pero satisfacer las necesidades básicas de la gente sin generación de empleo o riqueza a cambio lo veo un despropósito.

Y ya sé que son necesidades básicas, pero el primer responsable es uno mismo.

Puedes decirme que no todo el mundo vale para autoemplearse, pero discrepo: todo el mundo sí vale, aunque no todo el mundo valga para todo, eso está claro, yo mismo no valgo para todo.

¿Qué no es obligatorio lo del autoempleo? Por supuesto, no es obligatorio, pero cada uno debe asumir las consecuencias de lo que hace. Tampoco creo que sea obligatorio moralmente que algunos subvencionen la inacción de los demás y su ausencia de responsabilidad.

(Inciso: leído en alguna parte y muy ilustrativo: hay gente que parece incapacitada para generar riqueza, pero en cambio está muy dispuesta a repartirse la de los demás)

👉5.-  Posibilidad de crisis económicas o financieras mundiales a lo grande sigue existiendo.

En 2008 hubo una. ¿Crees que estamos mejor que antes? Seguimos los mismos pasos para cometer los mismos errores, es decir para experimentar las mismas consecuencias. Y ahora agravado por las pandemias, los virus, el aumento desmesurado de la deuda pública…

Fíjate si estaré convencido de lo que digo que en este artículo ya te daba la bienvenida a la nueva crisis…

¿Qué me indica todo lo anterior?

Pues que la cosa no pinta bien.

Si generas algún tipo de ingreso debes ahorrar ahora más que nunca porque no sabes lo que va a pasar.

Ahorrar tan solo no, claro, hay que generar beneficios con lo que tengas, pero de forma muy comedida, sin grandes movimientos ni cosas extrañas. Yo ahora mismo, estoy centrado tan solo en el alquiler de viviendas. No me interesa ningún otro tipo de inversión. No es tiempo para experimentos.

Y para el final la pregunta del millón: ¿Cómo me pides que ahorre si no tengo ningún ingreso? ¡Por Diosssss!!!!!

Pues muy sencillo: lo primero, evidentemente, es generar esos ingresos.

Entiendo que si no tienes ingresos es porque no trabajas, porque caso contrario sería de hacérselo mirar.

Si no tienes trabajo tienes mucho tiempo libre para hacer cosas.

Tienes también, seguro, un smartphone, una tablet, un ordenador… cosas de esas con las que hacer cosas (cuánta cosa, ¿no?).

Tienes la posibilidad de aprender lo que te interese de forma gratuita (ya sé que no tienes dinero, no insistas): le das al botón de Google y los resultados de búsqueda aparecen por miles. De lo que quieras. De lo más extraño. De lo que te apetezca. Puedes elegir.

Excusas no hay. Insisto. No hay excusas.

Siento decir que si no generas ingresos y no ahorras puedes pasarlo muy mal. Eso es duro: ver cómo la gente lo pasa mal, pero al final la responsabilidad es de cada uno. Cada persona se crea el mundo que quiere y cada persona asume las consecuencias de sus actos, las consecuencias de lo que hace y de lo que no hace.

No esperes que la situación cambie, porque puede cambiar a peor.

Y un inciso final: si alguien piensa que las cosas sí pueden ir a mejor (cosa que no es imposible, por supuesto) que me diga qué piensa hacer al respecto para que ello ocurra, porque todo el mundo espera que todo cambie pero sin aportar mucho a la causa. Y así es difícil, claro.

Finalizo con un mensaje esperanzador: las crisis de todo tipo son extraordinarios momentos para crear o aprovechar oportunidades. Tu visión del mundo determina lo que puedes conseguir.

Y si te interesa el tema del ahorro puedes seguir leyendo estos dos artículos:

Éste sobre el ahorro y la inversión.

Y éste con 6 maneras efectivas de ahorrar

Gracias por leerme. Si te apetece, puedes compartir este artículo en redes. Te lo agradecería mucho. 🙏

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

6 comentarios en «¿Por qué deberías ahorrar ahora más que nunca?»

  1. hola Agustin como estas, espero tu familia se encuentra bien.

    En Mexico vamos en 86mil muertes y cada dia hay 5mil contagios nuevos, literal, 5mil es el promedio de contagiados , quiere decir que si vamos de 5k en 5k no se en cuento tiempo todo el pais se habra infectado =(

    En cuanto al ahorro estoy de acuerdo, yo apenas hace 5 años no tenia ni un peso ahorrado y peor aun , recuerdo bien lucidamente el pensamiento que tenia en mi cabeza y era: «ahorrar es para ricos, ahorrar? de donde ? si apenas pago las cuentas? » ahorrar lo veia como algo lejano y no apto para todo mundo.

    al dia de hoy tengo poco mas de 1 año de mi costo de vida ahorrado y todo empezo cuando curiosamente tuve que pedir un prestamo por una emergencia medica que al final no necesite, pero pague el prestamo y ahi empezo una bola de nieve pero de forma positiva.

    lo que hice fue aplicar un «cliche de las finanzas» pero que en mi caso a quien se lo escuche decir por primera vez fue a raimon samso: Gasta lo que te quede despues de ahorrar.

    comence con el 10 % de mis ingresos pero curiosamente, en plena pandemia ese porcentaje lo subi al 50 % ¿ porque ? porque para empezar me dieron el homeoffice asi que ya no tenia que gastar en gasolina ni taxi, camion etc. tampoco tenia que ir a la maquina expendedora de frituras de la oficina ( de poquito en poquito se va el dinerito) ni gastar en traslados a la hora del almuerzo etc etc.

    Tengo claro que el ahorro es un paso intermedio, o mas bien, el ahorro es un compartimiento independiente de tu portafolio finananciero.

    el ahorro es como el acotamiento de una carretera; imaginate que vas conduciendo por la carretara de dos carriles y sin acotamiento y aun lado el precipicio, como vas manejando asi ? todo estresado , sufriendo y cualquier movimiento en falso sera fatal.

    pero que pasa si vas en una carretera con un gran acotamiento, pues en caso de algun imprevisto » al menos» tienes la posibilidad de reaccionar, de volver a virar el camino y continuar .

    la gente que no tiene ahorros es como ir en una carretera sin acotamiento: tremendo sufrimiento.

    tambien quiero compartir que eh sido testigo de primera mano de personas que «tienen buenos autos y una linda casa » pero de pronto no pueden hacer una parada en la sala de urgencias medicas por el desembolso que les supone.

    y pues nada Agustin, saludarte y compartir esto queria.

    Ahorrar e invertir si por dinero no quieres sufrir- YO

    saludos mexicanos

    Responder
  2. ¡Enhorabuena por el post! Muy claro y directo al grano, como debe ser.

    Espero que esta crisis al menos traiga una cosa buena: que la gente se conciencie sobre la importancia del ahorro y contar con un fondo de emergencia para cuando surja cualquier imprevisto.

    Ojalá, esta vez sí, todos aprendamos la lección.

    ¡Un abrazo!

    Chus

    Responder
    • Muchas gracias, me alegra que compartas esta visión.

      Yo, sinceramente, no sé si vamos a aprender la lección, porque el hombre es mucho de tropezar infinitas veces con la misma piedra…, pero bueno, que cada cual cargue con su aprendizaje y sus lecciones.

      Un fuerte abrazo y mucha suerte para todo.

      Responder
  3. Hola Agustín,

    Tienes toda la razón. Si siempre es necesario ahorrar para tener unas finanzas saneadas ahora con el Covid-19 mucho más. Hay que ahorrar porque cuando esto acabe, que parece que va para largo, la situación económica mundial será muy complicada. Se están eliminando sectores estructurales de las economías mundiales y eso va a ser muy difícil de volver a ponerlo en marcha. Se avecinan tiempos difíciles. Esperemos que entre todos podamos solucionarlos.

    Ánimo

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies