Burnout: qué es, síntomas y cómo revertirlo

En este artículo vamos a hablar de un fenómeno que afecta a muchas personas. Vamos a hablar del burnout; en qué consiste, cuáles son sus síntomas y de qué manera puedes solucionarlo.

(Este es un artículo invitado de Stefan Pop – ver mini bio al final del post -)

Que es el burnout y porque nos debe de importar

El burnout es un término inglés que significa literalmente quemado o fundido y se refiere al estado de una persona que manifiesta agotamiento, fatiga o desgaste físico en relación al trabajo o actividad laboral que desempeña. Esta persona no puede más con su alma, está cansada, estresada, harta de estar agotada, de lo que está haciendo y de su vida.

Te quiero desvelar en este artículo como puedes reconocer este síndrome y un sistema muy eficaz, sorprendente y agradable, casi mágico,  para combatirlo y prevenirlo.

El término burnout se utiliza más en relación a una actividad laboral, pero los síntomas de esta casi enfermedad se pueden extender a todas las áreas vitales de una persona. Digo “casi enfermedad” porque hace poco tiempo fue reconocido como tal por la OMS (Organización Mundial de la Salud), que en el transcurso de la 72ª Asamblea de mayo del 2019 lo incluyó en la Clasificación Internacional de Enfermedades, pasando a ser tratado oficialmente como enfermedad a partir del 1 de enero de 2022.

El témino burnout fue acuñado por primera vez en 1974 por Herbert Freudenberger, en su libro Burnout: The High Cost of High Achievement. Por lo general, el trastorno es consecuencia de un estrés laboral crónico y se caracteriza por un estado de agotamiento emocional, una actitud cínica o distante frente al trabajo (despersonalización), y una sensación de ineficacia y de no hacer adecuadamente las tareas. A ello se suma la pérdida de habilidades para la comunicación.

Aunque una de sus principales causas es el estrés, no ha de confundirse con éste, porque si cierto tipo de estrés moderado (eustres) puede hasta motivar al trabajador o al empresario, el burnout lo bloquea completamente, lo inutiliza.

¿Por qué nos debería de importar este fenómeno?

El 80% de la población trabaja en cosas que no le gusta y tarde o temprano llega a quemarse, a odiar su trabajo y a su jefe (En España el 37% de los médicos por ejemplo sufren de burnout). Esto para el caso de que trabajes por cuenta ajena.

Pero trabajar en tu propio negocio no te exime de caer en el síndrome del burnout. Lo más probable es que el nivel de estrés y agobio como empresario sea tan intenso que llegues a quemarte igualmente, a padecer de agotamiento, falta de motivación y derrumbe emocional. Sobre todo si los resultados no acompañan a tus expectativas.

Incluso con un negocio on-line, es muy probable que la cantidad de tareas que tengas que realizar en un determinado intervalo de tiempo, así como el grado de responsabilidad y de perfección que te exijas, sean agobiantes. Esto conduce irremediablemente a un tipo de presión constante (es lo que significa en inglés “estrés”) que si no tienes un sistema probado para contrarrestarla se convierte con el tiempo en el burnout.

Si además eres madre o padre de niños tanto pequeños como más grandes, la presión aumenta aún más.

Cuáles son los síntomas del burnout

Los principales síntomas que mencionan todos los médicos y terapeutas, además de la propia OMS son:

  • Agotamiento emocional
  • Falta de energía
  • Sentimiento de fracaso
  • Sensación de impotencia
  • Baja autoestima
  • Estado casi permanente de nerviosismo
  • Dolores de cabeza
  • Aumento o pérdida de peso
  • Dolores musculares
  • Problemas gastrointestinales
  • Resfriados crónicos
  • Ansiedad
  • Depresión

Todos estos síntomas conducen a que los resultados típicos en el trabajo de la persona que los padece sean:

  • Muy bajo rendimiento,
  • Desmotivación
  • Pérdida de interés por el trabajo y en muchas ocasiones por la vida en general.
  • Mala calidad de las tareas realizadas

Todo se transforma en un círculo vicioso, una espiral que con cada vuelta va acentuando cada vez más los síntomas.

Como se puede revertir o combatir el burnout

Puede que las soluciones sean diferentes para cada persona, forma de trabajo y tipo de burnout. Y puede haber recomendaciones más generales, como se encuentran en abundancia en internet, o técnicas más específicas y eficaces como la que te voy a contar en seguida.

En cuanto a las generales, te puedo decir que si trabajas por cuenta ajena puede que sea un buen momento para plantearte cambiar de trabajo o iniciar, aunque sea en paralelo con tu trabajo, un negocio por tu cuenta. Algo que te proporcione ingresos pasivos y libertad financiera, además de la satisfacción de hacer algo que te guste y que te sea reconocido.

Pero si lo haces ten claro que no estarás exento de padecer el burnout. Todo lo contrario, es posible que durante un tiempo tengas aún más cansancio y desgaste físico, emocional, mental, hasta que hagas la transición hacia tu nueva actividad y hasta que esta sea realmente rentable. Pero aún así, si estás haciendo algo que realmente te gusta lo tendrás mucho más fácil para salir del hoyo.

Hay que considerar también la posibilidad de buscar ayuda profesional, psicológica o incluso psiquiátrica. Es conveniente que se te diagnostique bien si lo que tienes es o no burnout para descartar que los síntomas puedan venir de otras enfermedades que pudieras tener. Si es necesaria la medicación también la puedes contemplar si no hay demasiados efectos secundarios negativos, que es lo que ocurre con muchos fármacos.

Pero hay cosas muy eficaces que puedes hacer tu mismo. Puedes hablar el tema con tus jefes si están abiertos, e intentar soluciones que se puedan dar desde la empresa: cambios de horarios, del puesto de trabajo, de sueldo… Si eres tu propio jefe en un negocio propio puedes intentar también nuevas estrategias para que tu actividad sea menos agobiante y más satisfactoria.

La solución mágica, sorprendente y agradable

Como hemos visto, el primer y más importante síntoma del burnout es el agotamiento crónico, mental, emocional y físico; la fatiga profunda y la falta de energía, la sensación de que no tienes fuerzas. Aunque este es un síntoma más del abanico del burnout, si consigues remediarlo, si logras tener más energía, multiplicarla, todos los demás pasos para revertir el estar fundido se pueden facilitar de manera exponencial.

Y además de las fuentes de sentido común para generar más energía como dormir bien, comer, hacer deporte, hay otras menos conocidas que están más ocultas del conocimiento del público en general y son las más potentes. Se encuentran en el corazón de nuestras células y en el equilibrio de nuestros hemisferios cerebrales.

Quiero proponerte que veas una mini serie de vídeos gratuitos, que tienen como propósito precisamente triplicar la energía desde las profundidades de las células, el nivel más básico de nuestro cuerpo. Allí hay unos orgánulos que son las fábricas de energía del organismo y que se llaman mitocondrias. Si están en buen estado pueden generar mucha energía y si no, nos apagamos directamente.

Te quiero explicar qué se puede hacer para fomentar esta generación masiva de energía desde nivel celular pero combinado con una práctica que es posible que te encante, como a todos los que la han probado y son muchos.

Se trata de un tipo especial de escucha activa de ciertas piezas de música que logran relajar el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el que se agobia por exceso de funcionamiento y de estrés. Al mismo tiempo la escucha con este método estimula el hemisferio derecho, el artístico, el de la intuición y creatividad. De esta manera se vuelve a equilibrar el funcionamiento de los hemisferios y los dos vuelven a retroalimentarse. Porque otra causa del estrés excesivo es que el cuerpo calloso, el nexo de unión entre los dos hemisferios se bloquea y deja pasar muy poca energía e información de un lado para otro. El izquierdo se colapsa por exceso, el derecho se atrofia y este desbalance paraliza el correcto funcionamiento de nuestro cerebro. Es una de las razones del tópico de que utilizamos solamente un 10% de nuestros neuronas a lo largo de la vida.

El compositor que mejores resultados ofrece para este propósito es con diferencia Mozart. Se ha estudiado el impacto muy positivo de su música sobre nuestro cerebro en diferentes universidades de prestigio de EEUU y Europa. Es muy conocido el célebre Efecto Mozart del cual se habló mucho en los años 90.

Para salir del burnout, esta combinación de ciencia de última generación con este tipo concreto de escucha de ciertas obras seleccionadas de Mozart, puede ser explosivo.

A través de este enlace vas a encontrar unos breves vídeos donde explico con más detalle de qué trata este original método y si sientes que es para ti y sintonizas con el puedes solicitar sin ningún coste un mini video-curso que te enseña paso a paso cómo aplicarlo en tu vida o de quien consideres que lo necesita.

Este es un artículo invitado de Stefan Pop, experto en Crecimiento Personal, Librepensador, Mentor, Concertista Internacional de Violín Clásico, Profesor, Emprendedor, con más de 30 años de experiencia investigando una multitud de vías de expansión de la consciencia de occidente y oriente.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

Latest posts by Agustín Grau (see all)

4 comentarios en “Burnout: qué es, síntomas y cómo revertirlo”

  1. Pues es realmente interesante. Al final a todos nos toca pasarlo antes o después.
    Las soluciones son diversas pero lo importante es encontrarlas.
    Me he registrado. A ver qué tal los videos, parece muy interesante. Todos necesitamos energía.

    Responder
  2. Muy interesante el artículo. Gracias por compartirlo!
    Agradezco también los correos que recibo por la suscripción, con la periodicidad justa, sin agobiar, concisos y sustanciosos, que siempre nos conducen a artículos muy interesantes, con sentido del humor y que traslucen una filosofía de vida y una espiritualidad que se comparten.
    En estas fechas aprovecho para dar las gracias por lo recibido y desearte muchos éxitos y mucha felicidad, paz y armonía junto a tu familia, en el Nuevo Año.
    Analía, Uruguay.

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies