¿Cuáles son las 10 claves del camino al éxito de una empresa?

Si tienes o quieres crear una empresa te interesa conocer las claves que jalonan ese camino al éxito. Te interesa conocer los puntos esenciales que hacen que pueda triunfar un producto, un servicio o un negocio. Te interesan, en definitiva, ¡las claves del éxito de una empresa!

Me imagino que la mayoría de personas que monta un negocio lo hace para ganar dinero. Para eso, evidentemente, el negocio tiene que funcionar.

Yo siempre he dicho que la clave del éxito, de todo en general, radica en el sentido común: en usar la cabeza con discernimiento y preguntarte si algo tiene fundamento o no.

Pues bien, en este artículo te voy a explicar los que para mí son los puntos fundamentales que habría que respetar en ese camino al éxito.

Y lo voy a hacer utilizando una fórmula novedosa que no he utilizado hasta ahora, y que espero que no dé pie a que se me malinterprete.

Lo voy a hacer utilizando el ejemplo del último negocio que he puesto en funcionamiento (no solo, sino como decía la película, en compañía de otros, más bien de otro, un gran amigo).

No es que yo me esté poniendo de ejemplo de lo que es el éxito, máxime cuando esta empresa de la que hablo apenas ha comenzado su andadura. Lo que digo es que, a la hora de plantearme en su día si esta empresa mía podía funcionar o no, podía tener éxito o no, examiné sus elementos y llegué a la conclusión de que sí.

Evidentemente puedo estar equivocado, pero también puedo no estarlo. Si la he creado ha sido por algo y en este post me gustaría explicarte porqué creo que tiene todas las de ganar.

Lo que aquí digo y explico puedes aplicarlo a tus propios proyectos, y esa es la razón de que lo haga, la de compartir mi conocimiento, sea más acertado o menos.

Uf, la de vueltas que estoy dando para justificar que no quiero parecer arrogante…

Así que al grano.

Háblanos de esa empresa y de su camino al éxito

Las últimas semanas me has oído hablar de Mifacturación. Es una empresa que tiene por objeto comercializar un software de facturación para autónomos y pymes en España bajo la modalidad de suscripción.

Lo que hace el programa, la aplicación (puedes verlo en el enlace anterior), es permitir al empresario o al freelance crear facturas de ingresos, enviarlas, gestionar y controlar las de gastos, tener copias de seguridad, extraer informes de resultados, facturación, etc. No me extiendo mucho porque en el enlace anterior puedes ver lo que hace.

¿Por qué me lanzo yo en este proyecto y por qué creo que tiene una buena perspectiva, que presenta un buen camino al éxito?

Te cuento las claves.

Clave 1

Es un producto que cubre una necesidad evidente.

Dentro de las gamas de productos están lo que simplemente mejoran la vida (la hacen más llevadera) y los que resuelven auténticas necesidades.

Para mí tener una copia de seguridad de mis facturas y no perderlas es una necesidad, no un capricho. Sobre todo porque Hacienda me empapela.

Hacer las facturas, también, no es algo que ese ilustre organismo me recomiende, es algo que me exige.

Saber cómo voy de facturación e IVA a mitad de trimestre también, por si tengo que facturar ahora o esperarme al siguiente trimestre…

Primera clave, por tanto, que el producto o servicio satisfaga una necesidad, clara, evidente, no que simplemente sea algo bonito.

Clave 2

Es un producto que sigue un proceso lógico de validación y prueba.

Primero lo pruebo yo y compruebo si me funciona y arregla las cosas.

Cuando veo que sí lo doy a probar a mi círculo íntimo y compruebo que les gusta, les sirve, les es útil y fácil de usar.

Y hecho lo cual, lo lanzo al gran público una vez comprobado que tienes visos de funcionar.

Clave 3

Es un producto que no cuesta dinero hacer.

Importante, no me dirás que no…

Es un programa informático, un software, no es un producto físico. Cuesta tiempo hacerlo, sí, pero no dinero. Si no funciona no pierdo dinero, no entro en bancarrota y no tengo que pedirle dinero a mi madre para pagar el préstamo.

Siempre he dicho que pudiendo crear negocios o productos gratis, como los digitales, o casi, optar por los que cuestan dinero, es una decisión que no acierto a entender muy bien.

Clave 4

El público al que se dirige es lo suficientemente amplio y bien definido: autónomos y pymes. Hay unos cuantos millones en España. No tengo que volverme loco buscando dónde están, mire donde mire los encuentro.

Tercera clave, por tanto, productos que satisfagan necesidades de sectores suficientes de público. No productos generalistas, para todos, que eso ya no existe, pero tampoco cosas super específicas que tengas que buscar con lupa dónde están los clientes.

Clave 5

No me cuesta dinero (casi) la comercialización. Tengo afiliados y comerciales que van a comisión. Si se vende, pago, en otro caso no pierdo dinero.

Puedo gastar en marketing y publicidad, sí, lo que iré haciendo con los beneficios que genere bien este negocio bien otros que tengo. En cualquier caso, invierto de lo que tengo, no me endeudo. De lo que gane, una parte la invierto y otra la ahorro.

Clave 6

En general, no me cuesta dinero casi nada. Es fantástico. Sólo pago un servidor y comisiones de las plataformas en las que vendo (si vendo). Nada de gastos recurrentes fijos considerables que ignore si voy a poder pagar o no.

Clave 7

Por el contrario, sí tengo ingresos recurrentes: en cada momento sé los suscriptores que tengo y, en consecuencia, conozco los ingresos con los que cuento cada mes que comienza.

Gastos lineales (y escasos) e ingresos exponenciales. Toda una fórmula de éxito.

Clave 8

Ingresos, además, pasivos. El programa se vende solo. Tengo una tienda en Internet que es una landing de ventas. Todo el tráfico va ahí: orgánico, redes… Si la conversión es buena, los usuarios compran, pagan y reciben todo automáticamente.

Clave 9

Escalabilidad. El programa está hecho. Lo mismo me cuesta venderlo a 10 personas que a 100 que a 1.000. Como máximo, necesito un servidor un poco más grande, pero poco más.

Clave 10

Le estoy dando al usuario exactamente lo que quiere, porque el programa lo voy perfeccionando con su feedback. Si un freelance me dice que le vendría bien tener una funcionalidad determinada y es factible se la incorporo. Le doy al usuario lo que quiere, lo que necesita, él está feliz de que así sea y yo estoy feliz de que él esté feliz. Todos estamos felices y la vida es bella.

Mmmm… me parece demasiado bonito todo lo que estás diciendo.

Exactamente, no sólo lo parece sino que lo es. Me parece absolutamente fantástico y maravilloso poder crear productos increíbles para gente que lo necesita y casi sin riesgo.

Entonces, ¿cómo tendría que hacer yo para saber si, en mi caso, reúno esos requisitos de éxito de una empresa?

Pues muy fácil, tienes que ir clave por clave de las anteriores y comprobar si aplican en ti.

¿Tu producto es escalable?

¿Tu producto es pasivo?

¿Tu producto te cuesta dinero hacerlo?

¿Tu producto te cuesta dinero cada mes aunque no vendas?

Etc.

Créeme que todo en la vida es bastante más fácil de lo que parece. Simplemente hay que saber elegir bien y actuar con sentido común.

Yo no comparto nada todo eso del esfuerzo, el sacrificio, que todo cuesta, que el camino es largo, que emprender cuesta dinero, que los bancos ahora no dan dinero…

A mí me importa un pimiento que los bancos no den dinero, porque aunque lo den no lo quiero.

Repito y créeme, por favor: la vida, las cosas, los negocios, las empresas son una aventura sencilla y maravillosa.

Aún así hay gente que se empeña en estrellarse o en seguir el camino más largo.

Hay gente que se empeña en hacer las cosas mal.

Hay gente que se empeña en mantenerse de fracaso en fracaso.

Yo debo ser como los psicólogos porque a mí todo el mundo me cuenta de todo.

Ejemplos:

Estoy creando una cosa maravillosa y este año espero terminarla. Cuando la acabe tan solo necesitaré financiación.

Ah, perfecto… Y si no la encuentras ¿te la vas a comer o qué has pensado hacer?

Quiero entrar en la universidad porque quiero trabajar por mi cuenta.

Claro, y si no vas a la universidad no vas a poder hacerlo. Aunque lleva cuidado, por si cuando sales el mundo ya se lo ha comido el coronavirus.

Hablando de Coronavirus: he tenido una empresa durante 20 años, pero con estos meses de COVID me he arruinado.

Vaya, no debía ir muy bien, porque si en 20 años no has podido ahorrar nada…

Estoy creando una startup. Sólo necesito un business angel.

Y un milagro. Pero no te preocupes, porque en cualquier momento, cuando salgas al supermercado te encuentras con alguno que te presta su dinero…

He invertido todo lo que tenía (una herencia, una indemnización…) en un negocio que va a funcionar de maravilla.

Pues eso espero, porque si no, con lo diversificado que estás lo vas a pasar un poco mal.

En fin creo que hay maneras sencillas de hacer las cosas y eso es lo que he tratado de decirte en este artículo.

¿Te gustó? ¿Lo compartirías en tus redes? Es algo que te agradezco muy, muy sinceramente y de corazón 🙏. A muchas personas puede interesar esta información.

Un abrazo y cuídate mucho.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

2 comentarios en «¿Cuáles son las 10 claves del camino al éxito de una empresa?»

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies