Cómo vigilar los gastos

En este post vamos a hablar de algo que debes tener muy en cuenta para que tu dinero ahorrado sea cada vez mayor. ¿De qué se trata? De vigilar los gastos.

Todo en el mundo está construido en base al principio de dualidad, que quiere decir que cada cosa tiene su contraria.

Tenemos el día y la noche, lo alto y lo bajo, lo dulce y lo salado, lo bueno y lo malo, y también, en el mundo de las finanzas, los ingresos y los gastos.

Ingresos son las cantidades que llegan a tu bolsillo e incrementan tu caudal económico. Gastos son las sumas que debes restar por diversos conceptos. Y lo que te queda, el resultante, la diferencia, es el beneficio. Por lo tanto, para que éste sea cada vez mayor tienes dos posibilidades: incrementar los ingresos o disminuir los gastos, es decir vigilarlos para que no se te disparen.

Pero hay un problema que casi todo el mundo tiene, y lo vamos a ver enseguida. Es algo que casi todo el mundo piensa, y es lo siguiente.

No creo que pueda prescindir de ningún gasto

Ese es el problema de la mayoría.

Quizá en el mundo de las empresas y los negocios sí somos capaces de encontrar gastos eliminables o al menos reducibles, pero en el de las finanzas personales a la mayoría nos cuesta cortar por lo sano y empezar a eliminar. Y es importante, porque puedes ahorrarte un dinero.

Nos cuesta porque estamos acostumbrados a vivir en modo automático, es decir no pensamos las cosas ni actuamos en conciencia. No nos preguntamos constantemente el porqué hacemos algo y si podemos evitarlo o no. Nos cuesta variar nuestras pautas de consumo, nuestro comportamiento y salir de la zona de confort.

De esta forma, si todos los meses te cargan algo en la cuenta, o desde hace años vienes pagando una cierta cantidad en concepto de lo que sea, lo asumes, lo das por hecho y no te planteas el eliminarlo.

Y sin embargo quizá puedas hacerlo porque ese gasto no te reporta nada. Simplemente no te has parado a pensarlo. O crees que no tiene importancia y que no va a variar en gran medida tus finanzas.

Pero no creas…

Por eso ahora voy a contarte lo que puedes hacer para vigilar los gastos.

Vigilar los gastos

Si tu pregunta es cómo vigilar los gastos, a continuación te voy a dar una serie de consejos.

No se trata de que sigas todos estos consejos, sino solamente aquellos que resuenen contigo. Yo hay cosas de las que voy a decir que no hago, que no practico, o sea que valora cada una y decide si tiene que ver con tu forma de ser y puedes implantarla o no. Repito que no todo tiene porqué ser aplicable en tu persona. Tú, simplemente, valora.

# 1 Utiliza aplicaciones

Hoy en día existen multitud de aplicaciones sobre finanzas personales que pueden ayudarte a controlar tus gastos. Puedes elegir en Google Play o donde quieras la que más te guste, descargártela y explorar sus funciones. La mayoría de aplicaciones conectan con tus bancos y te avisan de ingresos, gastos y de todo aquello que tú hayas configurado de interés. Si te gustan las cositas tecnológicas, los botones y los avisos, ¡pueden ser una estupenda decisión!

# 2 Revisa tu cuenta bancaria

Todos tenemos una o varias cuentas en el banco y no todos las vigilamos. Mucha gente está acostumbrada a que le ingresen la nómina cada mes allí y le cobren lo que le tengan que cobrar, las cosas a las que esté suscrita o los gastos que tenga en general. Y punto, no se complica más la vida.

Sin embargo, debes vigilar el extracto de tu cuenta porque pueden estar cargándote cosas absolutamente improcedentes y hasta ilegales. Puedes tener seguros o suscripciones que estén canceladas y, sin embargo, se cobren, o suministros de empresas a los que te diste de baja y, sin embargo, sigan cargándose. Por tanto, al menos de vez en cuando, vigila la cuenta con lupa y examina apunte por apunte.

# 3 Elimina gastos innecesarios

Puedes tener gastos innecesarios por al menos dos motivos:

⇒ Gastos que ya no tengan utilidad para ti, es decir cosas o servicios que no te resulten útiles, que quizá en su día sí lo fueron pero que hoy en día han perdido su razón de ser (una formación, por ejemplo, a la que te abonaste en su día pero ya no le ves el sentido), o bien

⇒ Gastos que estén duplicados: pagas dos veces por lo mismo, es decir el mismo suministro, el mismo servicio o el mismo producto lo recibes de dos sitios distintos y, claro, los dos te lo cobran.

# 4 Compara entre los servicios que recibes

Si tienes un seguro de coche, de hogar, de accidentes… recuerda que existen muchos en el mercado. Puedes comparar entre distintas empresas y quizá salgas ahorrando en el importe a pagar. Esa es una manera de ahorrar.

# 5 Revisa las facturas para que se aprovechen de ti

Esto no es nada exagerado. Puedes recibir, por ejemplo, la factura del teléfono y ver cargos por conceptos que en ningún momento has contratado, pero que la letra pequeña o el transcurso de algún tipo de plazo los activa. Revisando la factura podrás dar la voz de alarma y llamar a atención al cliente en cuanto veas algo raro.

¡Espero que te haya gustado el artículo y te ayude a incrementar tu capital ahorrado! ¡Mucha suerte!

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

1 comentario en «Cómo vigilar los gastos»

  1. Hola Agustin,
    Quisiera compartir una pequeña historia que me vino a la mente al respecto :

    Un dia acudi a un consultorio medico que pertenece a una cadena de medicina privada, a nada serio, una gripa normal ( Hace unos 3 años) .

    Al terminar la consulta pase a pagar a la caja. Saque mi cartera, luego mi tarjeta de debito ,la pase por la terminal y listo.

    Tome mi recibo, guarde mi tarjeta en mi cartera y luego la cartera en mi pantalon.
    di las gracias, me dia la media vuelta y me dirige a la puerta de salida. Ya estando por abrir la puerta escucho una voz que me dice : «disculpe Joven » y entonces voltie y era la cajera pidiendome que me acercara de nuevo a la ventanilla.

    Pense que habia olvidado algo pero no, al acercarme con la dependiente veo que a un lado de ella estaba otra señora ( una especie de encargada o supervisora) quien esta señalando que habian faltado de cobrarme 28 Centavos del total de la cuenta. Si 28 centimos o lo que es lo mismo $00.28 Pesos mexicanos.

    Me pidieron de nuevo mi tarjeta, la volvi a sacar y la volvi a pasar por la terminal por lo que ahora tenia un recibo adicional por la cantidad de $00.28 Pesos o lo que es lo mismo .28 centavos.

    Es decir, la señora/ supervisora / encargada/ hizo que me regresara de la puerta a volver a sacar la tarjeta y debitar .28 centavos.

    Nunca me molesto el indicente pero me llamo mucho la atencion y me quedo claro que las empresas exitosas o los sistemas generadores de valor ( negocios) lo son , entre otras cosas, porque llevan a raja tabla los ingresos/egresos lo cual mucha gente en su economia personal no lo hace.

    Al dia de hoy me pregunto si esa señora/supervisora/ llevara su economia personal con es precision milimetrica?

    saludos mexicanos!

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies