¿Pensando en crear un sitio web? Estas 5 palabras te ayudarán a empezar

Si estás pensando en crear un sitio web, ¡felicidades!, es una estupenda opción.

Pero que lo sea no significa que tengas garantizado el éxito absoluto, ni mucho menos.

5 palabras para crear un sitio web con éxito - ¡Compártelo!       

La creación de un sitio web propio para monetizar, bien sea en un hosting barato o en otro más sofisticado, es una estupenda decisión por las incontestables ventajas que ofrece, pero también es cierto que la competencia es brutal y destacar cuesta. Si lo haces, no obstante, las consecuencias económicas a tu favor pueden ser muy significativas.

¿Qué es más probable, que triunfe o que fracase?

Sin necesidad de hacer futurología debo decir que lo más normal es que fracases.

Es lo que le ocurre a la mayoría, pero no te preocupes porque fracasan porque no hacen las cosas bien.

La mayoría de entusiastas emprendedores digitales no tienen la constancia necesaria y abandonan pronto, lanzan ideas que no están contrastadas ni estudiadas, carecen de conocimientos necesarios sobre lo que hablan y cosas por el estilo. En esas condiciones lo normal es que fracasen.

Pero si tú hablas de cosas interesantes, de cosas que le interesan a la gente, aportas valor en lo que haces y tienes cierta gracia o facilidad de comunicación, también es muy normal que triunfes.

Para ayudarte, voy a hablar de 5 conceptos clave que debes tener presente.

5 palabras para empezar a crear un sitio web

Nicho

Un nicho es un tema en el que te vas a enfocar.

Debes, por tanto, determinar sobre qué quieres hablar, escribir, grabarte…, y esa decisión debe ser respetada, lo que significa que no puedes empezar una temática e ir variando la misma. Si lo haces, no podrás posicionar en nada ni destacarás como especialista en nada.

El nicho debe ser lo suficientemente grande para que haya personas interesadas en él, pero tampoco tanto como para ser muy genérico y existir mucho contenido ya creado sobre el mismo y, en consecuencia, mucha competencia.

Puedes adoptar la decisión de escoger nichos pequeños, en los que te resultará más sencillo destacar y posicionarte, aunque tampoco tan pequeños como para que no haya suficiente gente interesada en él.

Público

El público al que te diriges debe estar siempre en tu mente, a la hora de escribir, grabarte, etc.

Es bueno que tengas feedback del mismo para ir afinando el contenido según lo que más le interese y lo que menos. Ten en cuenta que tu opinión es muy válida, pero la de ellos lo es más, porque son los que te visitan y, eventualmente, los que te compran.

Al público debes ofrecerle contenido gratuito y cada cierto tiempo crear contenido de pago en forma de libros, cursos, tutoriales…, para que puedan ampliar información y obtener respuesta detallada a lo que les interese en mayor profundidad. Existe, por tanto, una delgada línea en la que no siempre es posible discernir hasta dónde hablas y a partir de cuándo dejas de hacerlo… 🙂.

Contenido

La mayoría de contenidos que aparecen en Internet no sirven absolutamente de nada porque no dicen nada relevante.

Existe mucha palabra hueca y frase vacía y muchas obviedades y evidencias sobre las que no es necesario hablar porque todo el mundo las conoce.

No se trata, por tanto, de llenar el espacio con lo que tengas, sino de que esto le sirva de algún modo a la gente. Cuando hablo de “servir” también es cierto que no significa solamente que le aporte conocimientos a la audiencia que antes no tenía; también puede ser simplemente que le haga pasar un buen rato, que le divierta o le entretenga, porque el ocio también se demanda y se paga.

Engagement

En la era de los datos y las estadísticas, parece que los números lo son todo, pero no es así.

Si quieres datos fríos, con la cantidad de bots que existen hoy en día no creo que tengas problema. El problema es que los bots después no compran.

Por eso junto a los datos es necesario el engagement, que significa el grado de fidelidad o encantamiento de tu público. Necesitas, por tanto, público real y fidelizado que interactué, pregunte, manifieste si le gusta o no, etc. Público, en definitiva, comprometido con lo que haces y que te siga de manera sincera y leal.

Distracciones

Y por último tenemos una palabrita de la que tenemos que huir porque nos desviará del camino.

La palabrita se llama “distracciones” e incluye cosas como enfocarse en los detalles y no en lo principal. Para mí, detalles son cambiar continuamente la apariencia del sitio, probar con colores nuevos, plugins que hacen cosas, plataformas que sustituyen a las que ya tenemos pero que hacen lo mismo, etc.

La distracción también incluye pasarse las horas muertas navegando y fisgoneando por Internet con la excusa de que estás trabajando en tu negocio. Trabajar es trabajar y entretenerse es entretenerse.

Si lo que tienes te funciona, una buena estrategia es seguir dándole a tu público más de lo mismo para cada vez tener más audiencia y escalar el negocio. Probar y buscar puede significar descuidar lo que tienes y perder lo conseguido.

Si te gusta este tema y quieres seguir leyendo, en este artículo puedes conocer la que, para mí, es la mejor estrategia digital.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

6 comentarios en «¿Pensando en crear un sitio web? Estas 5 palabras te ayudarán a empezar»

  1. Hola Agustín. ¡Gran artículo!
    Respecto a lo de que hay que ser concreto con la elección del nicho, cada vez tengo más dudas.
    Me vienen ejemplos a la cabeza como Mark Manson, que en su web hablan de todo un poco: psicología, filosofía, política, sociedad, pareja, etcétera.
    ¿Qué opinión te merece este tipo de webs generalistas que están triunfando?
    Aprovecho para mandarte un saludo desde Alicante (España).

    Responder
    • Hola Fernando, muy buena pregunta, de verdad, muy buena.

      Pues te diré, para mí las dos cosas son correctas.

      Cuando empiezas y/o no tienes mucha audiencia, debes centrarte en algo porque si no es imposible posicionar y destacar y llegar a alguna parte. Si te pones a hablar de todo despistas a la poca gente que tengas al principio y no vuelven.

      Cuando ya has triunfado o tienes una cierta marca personal, puedes permitirte el lujo de hablar de lo que quieras, porque ya tienes a la gente y la gente te sigue. Por ejemplo, si Ronaldo o Ronaldinho o alguno de esos (no entiendo de fútbol y no sé si siguen jugando o no) tuvieran un blog de fútbol y también hablaran de cómo pintarse las uñas o de lo que fuera, la gente los seguiría, porque ya tienen una marca y son quienes son.

      Espero haberte ayudado.

      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies