Bienvenido a la nueva crisis económica

Esta mañana he recibido un e mail que en seguida me lo ha confirmado: la nueva crisis ecónomica ¡ya ha iniciado su camino hacia nosotros!

Como la respiración de un velociraptor en la nuca, ya tenemos síntomas que nos indican que… ¡volvemos a las mismas! Es fantástico, ¿no crees?, siempre tropezando… ¡Cómo es el ser humano! Me emociona…

Las crisis económica de 2008

Como recordarás, en 2008 más o menos ya hubo una de estas y no fue pequeña.

Los debates sobre si ya pasó, o sigue todavía, o nunca se irá, pues ahí están, todavía se producen. Incluso los gobiernos, tan mezquinos y pueriles ellos, siguen peleándose sobre si fue uno u otro el causante, como si la cosa dependiera de ellos, o sobre si la solución la puso uno u otro, como si también dependiera de ellos.

Una de las cosas que sí están claras es que la situación que desencadenó la crisis económica de 2008 estuvo conformada, en gran medida, por un exceso de endeudamiento y un exceso de financiación. En eso, a su vez, había como dos bandos que hablaban de dos posibles culpables:

→ Para unos, la culpa era de la banca que ofrecía préstamos a todo el mundo, pudiera o no pudiera pagarlos, animándoles a incrementar el importe solicitado para comprar más cosas, y así en una gran espiral de lujo y alegría. ¡Fiestaaaa….!

(Esto en parte es verdad, porque yo conozco gente que entró por una hipoteca y salió con la hipoteca y un viaje a los fiordos noruegos. Textual.)

→ Para otros, la culpa era de quién se endeudó sin poder.  Y eso, porque por mucho que te ofrezcan un préstamo, si no quieres no lo aceptas. Ni es obligatorio, ni nadie te puede forzar, ni está impuesto por ley.

A mí no me gusta hablar de culpas sino de responsabilidades, y aquí creo que cada uno tiene la suya.

Si la banca le da a quien no debe y después no cobra, pues es su responsabilidad, la avaricia rompe el saco. Y si alguien se endeuda sin poder y pierde lo aportado en garantía, pues es su responsabilidad, por haber hecho algo que no podía, o sin pensarlo, o sin prever las consecuencias.

(Y aquí también conozco casos de gente que, para montar un restaurante vegetariano o no recuerdo ahora de qué, pidió préstamos afianzando los padres, préstamos que no fueron pagados porque al restaurante no iban ni los que se perdían, propiedades de los padres que fueron embargadas porque eran la garantía, herederos que se quedaron sin herencia porque los padres habían perdido el patrimonio… Vamos, un desastre con todas las de la ley, un cimborrio de mucho cuidado, pero es que ¿a quién se le ocurre endeudarse con patrimonio ajeno para un negocio físico que no sabes cómo va a ir? De locos, vamos…

Pero así es la gente…

Sin embargo, y volviendo a lo que iba, lo que está claro es que la banca, al menos la banca tradicional, y sobre todo la que opera a nivel mundial, representante del capitalismo de casino más asilvestrado y carente de escrúpulos, vuelve siempre a las mismas, y aquí estamos llegando ya al asunto que hablaba de la nueva crisis económica.

¿Crees que la banca, ávida de riquezas y comisiones como su naturaleza le dicta, aprendió de 2008 y mira mucho más el tema de la financiación?

¡Pues noooo….! La cabra tira al monte, uno no puede dejar de ser lo que es…

Y la prueba es un e mail que he recibido esta mañana…

¡La prueba de la nueva crisis económica!

Me lo enviaba un banco, no voy a decir cuál, hasta aquí puedo leer, y el asunto que venía en cabecera era este:

Evidentemente el banco no me conoce, porque ofrecerme a mí un préstamo…, pero… no me digas que no es enternecedor… ¿Quieres un préstamo? ¡Es tuyo! ¡Lo tienes en un click!

Qué monos, siempre a la caza del ciudadano poco avispado que se cree lo que le dicen. Que piensa que le están regalando algo… Que piensa que la banca quiere su bien, que va a ayudarle …

Pues por lo visto están comenzando otra vez con las mismas: a ofrecer financiación si mirar mucho a quién. En el préstamo del e mail, por supuesto, se incluía un seguro de impagos, que pagas tú, es evidente, por si dejas de abonar el préstamo. Luego, probablemente, cuando ya lleven varias así, comenzarán a venderse entre ellos los seguros de los préstamos, y a venderse los préstamos mismos, y las hipotecas, primero discretamente, después por lotes, por kilos, luego con sesudas intermediaciones entre entidades de varios países, asumiendo riesgos inimaginables por importes inimaginables que pongan en peligro la economía mundial…

En fin, otro desaguisado de mucho cuidado…

¿Qué quiero decir con todo esto? ¿Qué pienso, qué siento ante la nueva crisis económica, venidera y por venir?

Pues en realidad nada, porque yo soy un tercero ajeno, un testigo imparcial, el observador que observa la danza del mundo mientras se mesa la barbilla y examina cómo está la cosa.

Pero si me preguntas, y ya que me preguntas 😊, diré algunas cosas:

Crisis va a venir y ya se está gestando. Es algo cíclico, que se produce cada vez que la crisis anterior va dejando de existir y se comienzan a alcanzar nuevas cuotas de bienestar y expansión. Ese es el ciclo natural de la vida, ese es el ciclo natural del mundo “civilizado”-liberal-capitalista, así son las cosas y así se las hemos contado.

En consecuencia todos estamos advertidos y después no podemos venir con que yo no sabía que esto iba a pasar o yo creía que la crisis ya se había terminado. Sí, la de 2008, pero es que después de una viene otra.

No podemos evitar lo inevitable, o dicho de otra manera: no podemos evitar lo que no depende de nosotros. Las crisis, el mundo, la vida, los gobiernos (los de verdad, no los que eliges en las urnas) no dependen de uno, luego mi consejo es que hagas lo que yo: conviértete en el observador impasible que atestigua lo que pasa y disfruta de la existencia.

Pero como hay que descender del mundo zen a la realidad, volveré a decir lo que ya he dicho hasta la saciedad (lo sé, soy cansino): que todo lo que sea depender de un salario o de una única fuente de ingresos es esclavitud.

Depender de un salario es esclavitud porque no depende de ti. Y depender de una única fuente de ingresos es esclavitud porque cuando deja de existir no tienes alternativa, no tienes plan b y debes comenzar de cero.

No tienes más remedio que entender y aceptar que, haya crisis o no, eres el único responsable de todo lo que te ocurra, pero de todo todo: a nivel económico, profesional, personal… Ningún gobierno ni ningún banco tiene el poder de afectar a tu vida: ni para salvarla ni para arruinarla. No lo tiene si tú no se lo entregas. El poder es tuyo. Si lo entregas es otra forma de esclavitud.

Sé que es difícil ser libre, pero esa es la gran prueba en un mundo como el nuestro.

(Para aprender a generar ingresos, y comenzar a ser el testigo imparcial, tienes este artículo sobre creación de activos, éste sobre ingresos pasivos y éste sobre 3 estrategias para ganar dinero ¡Estás advertido! El velociraptor se acerca. Haya crisis o no ¡eres el único responsable!)

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)

13 comentarios en “Bienvenido a la nueva crisis económica”

  1. Muy buena reflexión Agustín, sin duda no aprendemos de la historia. Está claro que la próxima crisis volverá a tener efectos devastadores en algunos, lo único que podemos hacer es intentar estar preparados.

    Lo triste del correo que has recibido es que hay mucha gente que se alegra al recibir este tipo de cosas, y acepta el préstamo sin darse cuenta de que vivir endeudado es vivir siendo un esclavo.

    Un abrazo!

    • Así es, Marc, y me gusta mucho tu frase: vivir endeudado es vivir siendo un esclavo. Me la apunto!

      La gente piensa que el consumo da la felicidad, pero si al consumo accedes a través del crédito tienes una cuerda para rato.

      Muchas gracias por tu comentario :).

  2. Kaixo Agustín

    Te leo todos los días y admiro tu inteligencia ,vamos que me fío mucho de tu criterio,por eso te pregunto:

    Que miedo esto de otra crisis,yo como ya te conté en un correo privado tengo un dinerillo en el banco que ni fu ni fa,vamos que interés cero patatero.

    No me atrevo tampoco a invertir porque es lo unico que tengo y mi pregunta es:
    Ante una supuesta próxima crisis me aconsejas retirarlo y «guardarlo bajo el colchón»??

    Jaja!Un abrazo amigo!!

    • Hola Alsuain.

      Yo nunca recomiendo tener el dinero en el colchón :). Si le sobreviene una desgracia a la casa te quedas sin la casa y sin el dinero. Y en cualquier caso no te está reportando nada.

      Lo de que venga otra crisis no debe darnos ningún miedo de nada. Tú tienes que organizar tu vida y tus finanzas al margen de crisis, bancos, gobiernos… Tú tienes que ser libre y tomar tus decisiones sin dejar que nadie te meta miedo en el cuerpo, con crisis y sin ella.

      En situaciones de crisis hay personas que se han hecho millonarias y en situaciones de bonanza hay personas que se han arruinado. No depende de la crisis, depende de la persona. La crisis, haz como yo, atestíguala, obsérvala y sigue con tu vida.

      Un abrazo.

  3. Hola Agustín,

    Totalmente de acuerdo con tu advertencia/reflexión.

    La cosa se acerca, a mi también me han llegado mails del tipo el ejemplo que has puesto, leo estadísticad y veo gente de mi entorno que está empezando con lo mismo como si nada hubiera pasado…

    En cualquier caso, y sin querer aventurarme a hacer predicciones (nadie sabe nunca que pasará mañana), lo que sí veo es que todo el mundo habla mucho de que viene una crisis y parece que lo tienen muy claro.

    Normalmente las crisis suelen pillarnos a todos por sorpresa y me sorprendería que esta vez fuese distinto, pero nunca se sabe!

    En cualquier caso, y en referencia a lo que comentaba Alsuaian, tener el dinero bajo el colchón nunca es una buena opción.

    Lo cierto es que bajo mi punto de vista es mejor estar con cierta liquidez para aprovechar las oportunidades que puedan surgir, pero usando otras opciones de inversión.

    Un abrazo y «a verlas venir» compañeros 😉

    Alexis.

    • Pues vamos a ver, je je, Alexis, a ver cómo viene la cosa…

      Pero yo creo que debemos seguir con nuestras vidas con normalidad y no alterarnos por lo que venga, cuando venga, o por lo que pudiera venir. Si yo, por ejemplo, en la anterior crisis hubiera comprado más viviendas ahora valdrían más, por ejemplo. Como todo el mundo estaba histérico, pues no compraba, porque claro, a ver quién era el guapo que compraba por entonces, con la crisis que había!!!!! Pues si hubiera comprado me habría venido genial.

      Yo me reafirmo en que todo depende de la persona y que, con crisis y sin ella, hay gente a la que le va bien y a la que le va mal.

      Saludos.

  4. Sin duda Agustín, como digo ninguno tenemos una bola de cristal y lo mejor es seguir cada uno a lo suyo «sin inmutarse» demasiado.

    Sólo hacía referencia a una pequeña parte de la estrategia de inversión que seguimos algunos.

    Salud!

    Alexis.

  5. Hola Agustín!
    Sin formación e inteligencia financiera las sucesivas crisis volverán a afectar a la mayoría, una y otra vez.
    Porque el ser humano suele tropezar con la misma piedra.
    Si te mosquea que te ofrezcan un préstamo fácil y rápido, imagínate a mí que me los ofrece el mismo banco que puede ver mis cuentas. Es de locos. Por no hablar de los seguros, que ahora parece que es la única manera que tienen de amarrarte, y te ofrecen uno cada quinces días.
    Para mí hay un agotamiento del modelo actual, y como dices los políticos seguirán dando ejemplo con medidas cortoplacistas y más endeudamiento público. Por eso tenemos que darnos cuenta del engaño y empezar a sacarnos las castañas del fuego solitos.
    Un saludo
    PD: estoy implementando los cambios que me aconsejaste en la web, ¿qué te parece cómo está quedando?

    • Hola Belén… Bueno, pues va tomando forma tu web, no? Se le ve coherencia visual, aunque también creo que algunas tipografías dificultan la lectura, pero en fin, poco a poco según vayas viendo.

      A ver si me animo y te escribo para ver si me haces algún trabajillo 😊 .

      Un abrazo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies