¿Conoces la economía colaborativa?

La humanidad ha avanzado mucho desde sus inicios… ¿Te has preguntado alguna vez por qué? La economía colaborativa tiene algo que decir…

(Este es un post invitado de Alexis González – Ver Bio al final del post -)

Desde aquellos primeros homínidos que empezaron a fabricar sus propios utensilios para cazar y demás, hasta la tecnología de hoy en día, ¿han sido los grandes inventos lo que nos han permitido avanzar como especie?

Sin duda alguna los mismos han tenido una contribución relevante, pero más importante ha sido un segundo factor: la colaboración.

El reparto de tareas y la organización colaborativa entre individuos es lo que sin duda ha sido determinante en nuestro avance y éxito como especie.

Demostrado está que actuar en grupo siempre tiene un mayor beneficio y seguridad que hacerlo por libre. Hoy en día, gracias al auge de internet y las redes sociales, esto se hace más patente que nunca. La capacidad de comunicación y colaboración se ha multiplicado exponencialmente y ha dado paso al nacimiento de un nuevo modelo de economía.

¿Conoces, pues, la economía colaborativa?

Si no la conoces, deberías, porque ha llegado para quedarse y sus beneficios son múltiples.

Economía colaborativa: en qué consiste y ejemplos de plataformas - ¡Compártelo!          

¿Qué es la economía colaborativa?

La economía colaborativa es un nuevo modelo de economía basado en la capacidad que tienen las nuevas tecnologías de poner en contacto a individuos de todo el mundo con determinadas necesidades en común.

De ese modo, estas personas pueden organizarse y sacar mayor provecho de sus recursos -y los de otros- para obtener un beneficio que puede ser económico, cognitivo, experiencial, personal

Todo eso implica más ahorro, mejor educación, menos contaminación, mayor productividad, más posibilidades y más comunicación.

Analizando los pros y contras

Como todo en esta vida, la economía colaborativa no es la panacea.

En mi opinión, las bondades vencen a los defectos, pero vale la pena analizar ambos lados para poder sacar conclusiones.

Pros y contras de la economía colaborativa - ¡Compártelo!          

Entre los pros de la economía colaborativa destacan:

  • El ahorro: Al eliminarse los intermediarios y compartir los recursos, la eficiencia aumenta y por tanto el coste para el usuario disminuye.
  • El medio ambiente: El mejor aprovechamiento de los recursos favorece a un menor desgaste ecológico y por tanto a una disminución de la contaminación.
  • La variedad: El abanico de posibilidades de elección aumenta considerablemente debido al acceso a opciones que hasta ahora eran impensables.
  • La comunicación: Es obvio que para colaborar hay que relacionarse. La economía colaborativa favorece enormemente la comunicación entre individuos. A pesar que a veces pueda parecer que las nuevas tecnologías nos aíslan, en este caso nos acercan a más gente, favorecen la solidaridad, la confianza y la cohesión social.
  • El emprendimiento: Como ya te contó Agustín en este artículo, el crowdlending,, por ejemplo, abre un mundo de posibilidades y facilidades a todo aquel que quiera encontrar financiación para emprender.

En el lado de los contras tenemos:

  • La regulación/legislación: Al ser algo nuevo, la economía colaborativa sufre un vacío regulatorio que lleva a conflictos como el que estamos viviendo entre los taxistas y Uber estos últimos años.
  • La concentración de poder: Aunque parezca contradictorio, muchas organizaciones que han empezado siendo colaborativas -a pesar de seguir siéndolo respecto a funcionamiento- han pasado a ser grandes multinacionales que controlan totalmente el sector.
  • La desprotección: Los consumidores están expuestos en ocasiones a problemas debidos a la desregulación que te comentaba en el primer punto.
  • Los contratos laborales: Muchos de los trabajadores de plataformas colaborativas acaban sufriendo precariedad laboral como consecuencia de no estar asegurados, tener que cubrir costes de operación y la necesidad de inmediatez del servicio.

Algunos ejemplos de plataformas basadas en la economía colaborativa

A continuación, te muestro algunos ejemplos de economía colaborativa.

Todos ellos funcionan a través de la descarga de una app móvil o a través de registro web si lo haces desde un pc.

Algunos de estos ejemplos seguro que te suenan, otros tal vez te sorprendan. En cualquier caso, no son todos y seguramente, lo mejor está aún por llegar 😉

Sector transportes

Tenemos un abanico muy amplio y reconocido en el mundo de los transportes:

  • Uber: Fue la primera en crecer rápidamente y la que más ha dado que hablar. Nació debido a la necesidad de sus fundadores de encontrar transporte en una fría tarde de invierno. Ante la imposibilidad de encontrar transporte público ni privado, pensaron en ello.
    Uber consiste en descargar una aplicación en el móvil mediante la cual -previa introducción de tus datos de pago- se muestran los vehículos disponibles a tu alrededor.
    Al seleccionar el vehículo deseado, éste ve tu localización y acude a recogerte. Al llegar, el móvil detecta el vehículo y el pago se hace automáticamente. Por supuesto, puedes escoger compartir el vehículo con otras personas y abaratar el coste del viaje.

Las otras opciones que te muestro a continuación funcionan de manera similar a modo de operativa en el teléfono móvil, pero tienen variantes en el tipo de servicio que ofrecen:

  • Blablacar: En este caso se pone en contacto a conductores y viajeros que quieran hacer un mismo trayecto y compartir gastos.
  • Cabify: Funciona como el modelo de taxi tradicional, pero con licencias VTC. Lo que eliges aquí es el tipo de vehículo y trayecto. El aspecto colaborativo está en el lado del que ofrece el servicio, pudiendo taxistas ofrecerlo también.
  • Amovens: Esta se basa en alquilar tu coche o compartir algún trayecto que vayas a realizar con tu coche o en el de otros.

Sector alojamiento

El tema del alojamiento no iba a ser menos.

Entre las más conocidas tenemos:

  • Airbnb: Puedes registrarte y ofrecer tu vivienda o habitaciones de la misma para alquilar. Tienes un fantástico mapa que te muestra los alojamientos disponibles para la zona deseada en las fechas establecidas. Todo ello junto al precio por noche, el mínimo de noches a reservar y todos los servicios de que dispone el alojamiento (wifi, lavadora, cocina, etc.).
  • Homeaway: Funciona de un modo similar a Airbnb pero está más enfocado a casas. Se podría decir que Airbnb es más de habitaciones y pisos en ciudad, y Homeaway es más de casas y chalets apartados.
  • Intercambiodecasas: Como ya te habrás imaginado por su nombre, aquí lo que se hace es un intercambio de vivienda puro y duro. Pagas una cuota anual y tienes derecho a buscar entre la red de personas que quieren intercambiar su casa durante cierto tiempo. Si no te importa que otros vayan a tu casa sin tú estar en ella, esta es una opción muy interesante.

Sector financiero

La economía colaborativa ha revolucionado el sector de las finanzas. Lo ha democratizado.

Con la aparición de las “Fintech” tenemos acceso a opciones de financiación, inversión y gestión de nuestro dinero, que antes eran impensables, ya fuera por precio o disponibilidad.

Abaratar y mejorar la forma en que gestionamos nuestra economía, y empezar a construir los cimientos para poder vivir de rentas se antoja más sencillo a día de hoy gracias a estas plataformas de economía colaborativa.

Veamos algunas:

  • Paypal: Desde luego Paypal de nuevo tiene poco, pero entra perfectamente dentro de este mundo. Esta famosa plataforma permite mandar dinero entre particulares y enviar/recibir pagos a nivel de empresa, todo ello virtualmente. Basta con asociar tu cuenta de Paypal a una cuenta física si en algún momento deseas retirar ese dinero.
  • Crowdcube: En esta magnífica plataforma puedes encontrar proyectos dónde invertir pequeñas (o no tan pequeñas) cantidades o pedir financiación para arrancar tu proyecto.
  • Verkami: Si lo tuyo es más el arte, esta plataforma funciona de un modo similar a la anterior, pero en ella encontrarás proyectos relacionados con la música, el arte y la creatividad. Puedes financiar o pedir financiación para este tipo de proyectos artísticos.
  • Zank: Presta dinero a particulares y obtén una buena rentabilidad por ello. Está regulada por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), lo cual siempre da un plus en confianza. Hay otras plataformas que ofrecen más rentabilidad debido a menores comisiones, pero cada una tiene sus pros y contras, por ejemplo Bondora, Mintos, October.

Conclusión

Podría estar escribiendo por los siglos de los siglos pues la oferta de plataformas de economía colaborativa es infinita.

Me he dejado clásicos como Wallapop, Chicfy, Vibbo, etc. Lo sé.

Todo ello no es más que la demostración de que la economía colaborativa es poderosa y ya forma parte de nuestras vidas de un modo incontestable.

Como hemos visto, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, pero lo que está claro es que no deja a nadie indiferente; es más, cada día tiene más adeptos.

A mi modo de ver es el futuro, ya en el presente.

Entiendo el por qué de las críticas de sus detractores. Hay cosas que mejorar, ya las hemos visto, pero ese sector que la critica únicamente por el rechazo a dejar atrás un viejo modelo que le convenía, debería abandonar el miedo y la autocomplacencia para ponerse manos a la obra.

Adaptarse, abrazar el cambio, utilizar el pensamiento divergente…

Porque la vida es cambio y como dijo aquel: “renovarse o morir”.

Este es un post invitado de Alexis González, Graduado en Contabilidad y Finanzas, Master en Business Intelligence y especialista en planificación y reducción de costes.

En su proyecto, www.ingresoalfuturo.com, trata temas de organización de las finanzas personales e inversiones desde una perspectiva sencilla pero muy eficaz.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

4 comentarios en “¿Conoces la economía colaborativa?

  1. Hola Agustín,

    Ha sido todo un placer poder colaborar en tu blog.

    Espero de todo corazón que el artículo resulte de interés y utilidad a tus lectores.

    Cualquier cosa que necesitéis, quedo a vuestra disposición.

    Un abrazo,

    Alexis.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies