Interés compuesto. Ganancias estratosféricas y un ejemplo personal

Una de las estrategias más interesantes a la hora de conseguir ganancias siderales en tus inversiones consiste en experimentar los beneficios del interés compuesto. Te cuento lo que es y te pongo un ejemplo.

¿Qué es el interés compuesto versus el interés simple?

Comenzando por el segundo, el interés simple es, como su nombre indica y nunca mejor dicho, simplemente el que produce una cantidad de dinero, un capital, durante determinados periodos de tiempo.

Por ejemplo, tienes un plazo fijo en el banco (sí, siguen existiendo, tanto los plazos fijos como los bancos), que te renta un 0,25% anual. Pues bien, si la cantidad de dinero que tienes depositada es de 10.000 €, por ejemplo, cada año te darán el 0,25% de los 10.000 euros, o sea 25 €. El primer año 25 €, el segundo 25 €, el tercero 25 €… Estoy seguro que se te hará la boca agua pensando en qué gastarte todo ese dineral 🙂 .

Como ves, el interés simple se produce únicamente respecto al principal. En cambio, en el interés compuesto el interés producido se acumula al principal y devenga nuevos intereses, los cuales a su vez vuelven a acumularse al principal para devengar nuevos intereses, y así sucesiva e indefinidamente, mientras quieras. Es lo que se llama efecto bola de nieve: conforme la bola va rodando cada vez se hace más grande.

Pues tampoco es para tanto

Pues perdona que te diga pero sí, es para tanto.

Piensas que no porque te has quedado con el ejemplo de los 25 € y piensas que el 0,25% de 10.025 € tampoco es mucho más que el 0,25% de los 10.000 iniciales.

Pero ten en cuenta que:

Primero, un 0,25% es una ridiculez que solo se encuentra ya en las imposiciones a plazo fijo o en los productos de renta fija. Por contra, hay rentabilidades de más del 10% en mercados de valores o en estrategias como la que sigo y que después te contaré.

Por otra parte, más importante que la tasa de interés es el tiempo que dediques a seguir esta estrategia reinvirtiendo continuamente los beneficios. Repito, porque es muy importante: importa más el tiempo que la tasa de interés. La consecuencia es que si eres joven y empiezas ya podrás incluso retirarte muy pronto con disciplina y perseverancia.

Veamos un ejemplo de interés compuesto

Échale un vistazo a esta tablita y comienza a alucinar.

La explico (aunque creo que no hace mucha falta):

Vamos a suponer que comienzas con los consabidos 10.000 €.

Vamos a suponer que la tasa de interés es del 10% anual.

Vamos a suponer que se mantiene en el tiempo (según la inversión de que se trate, puede haber años que sea menor, mayor…)

Y para hacerlo bonito, vamos a redondear y a obviar gastos que sin duda habrá (comisiones de gestión del capital, impuestos, etc.)

Pues la consecuencia es la maravilla que has visto en la tabla. En 20 años has pasado de 10.000 € a casi 70.000. Interesante, verdad? ¡Pues manos a la obra!

Los 3 requisitos del interés compuesto para solucionarte el problema de la jubilación

No solo eso. Y para poder jubilarte desde mucho antes que casi todas las personas. Te olvidas del desempleo y te instalas en un agradable vivir de rentas, con lo que tu futuro económico pasa de ser una preocupación y un martirio a convertirse en una agradable estancia paradisíaca en el planeta Tierra.

¿Cuáles son esos 3 requisitos en el interés compuesto?

# 1 Empezar pronto

Primero, y como ya hemos dicho, empezar pronto. No importa que la tasa de interés sea baja (hoy en día obtener más de un 10% es complicado a veces), pero sí importa comenzar cuanto antes.

# 2 No tocar el dinero

Persistencia, sangre fría y dominio de los impulsos.

Yo entiendo que cuando llevas 10 años y te apetece irte de viaje, comprarte algo, reformar la casa… pues hay que ser muy estoico para no tocar el dinero y verlo languidecer en la cuenta. Pero hay que hacerlo.

Ten en cuenta que tú tendrás tu vida normal con tu trabajo, otras inversiones en las que no reinviertas lo ganado… Pues con eso tienes que contar y eso es lo que puedes gastar. Te haces a la idea y ya está. Todo es a lo que uno se acostumbra.

# 3 Inversiones pasivas y automatizadas

Son dos conceptos casi iguales… pero solo casi.

Que la inversión sea pasiva significa que no tengas que estar actuando activamente para que se produzca el beneficio. Por ejemplo, si operas intradía en bolsa, puede ser una forma de inversión pero no tiene nada de pasiva.

Que esté automatizada significa que, todavía más: los beneficios (los intereses) se acumulen automáticamente al principal sin que tú tengas que hacerlo. Que exista una sistema, una plataforma, algo, que lo haga. Y que dicho sistema o plataforma reinvierta automáticamente y de nuevo el total.

Los 3 requisitos para que el interés compuesto te permita jubilarte muy pronto - ¡Compártelo!          

Estos requisitos se cumplen, por ejemplo, en la estrategia de inversión bursátil que he mencionado anteriormente.

Y también en un ejemplo mío concreto, que paso a contarte.

Eso, el ejemplo tuyo del interés compuesto

A eso voy.

Como ya he comentado en ocasiones, invierto parte de mi capital en una plataforma que se llama Circulantis.

(Voy a tener que hablar con ellos a ver si me dan algún enlace de afiliado, porque con la publicidad que les hago ya me habría podido comprar algo 🙂 )

Es una plataforma de crowdlending: particulares que invierten dinero junto con otros para prestarlo a terceros en distintas formas. Circulantis me gusta porque presta (más bien, adelanta) a empresas bastante consolidadas por necesidades transitorias de liquidez en sus negocios (descuentos de pagarés y todo eso).

Pues bien, la opción que tengo elegida en esta plataforma (hay otras) es que mi capital se reinvierte automáticamente en las operaciones que reúnen los requisitos que yo he marcado. Y una vez se cobran los intereses se vuelven a reinvertir, casi al instante, junto con el principal, en nuevas operaciones que, como ya he dicho, reúnen los requisitos que yo he marcado.

No tengo que hacer de forma activa absolutamente nada y todo está automatizado, como vas a ver en la siguiente captura de pantalla. Refleja mi bandeja de entrada de correo. En la parte de abajo puedes ver que la plataforma me informa de las operaciones que van venciendo y se van cobrando y, automáticamente, en la parte de arriba, las operaciones en las que se va reinvirtiendo el capital (nuevas operaciones).

Fíjate, por favor, en el tremendamente corto lapso de tiempo que media entre unas y otras, entre que se cobra y se reinvierte: debajo ves que sobre las 11 y algo se cobran 3 operaciones y encima que sobre las 2 de la tarde, apenas unas horas después, ya está el capital de nuevo invertido (interés compuesto). Tu dinero no está detenido prácticamente nada, siempre en movimiento, siempre produciendo, y de forma automatizada y pasiva. ¡Qué maravilla!, no?

Y… bueno… ¿qué te parece todo esto del interés compuesto?

Por mi parte ya te he contado todo lo que quería acerca de esta exquisita forma de obtener ganancias.

Los consejos que siempre doy, en general, respecto a dinero, inversiones y temas afines son que:

→ No pierdas el tiempo.

→ Empieza cuanto antes.

→ Para invertir, lo primero es tener dinero, claro, y para eso tendrás que comenzar a generar ingresos en las diferentes formas que existen (si no tienes nada de nada: comienza con infoproductos).

→ Hazlo todo de la forma más pasiva posible, como decía Kiyosaki, el autor de Padre rico, padre pobre. Lo de que trabajar dignifica creo que lo dijo alguien que lo que quería era que trabajaran para él.

→ Estudia bien cada posibilidad de inversión. No te lances a la primera, emocionado y abducido por los cantos de sirena. Lee, pregunta, compara, envía e mails… y si no te queda claro… ¡es que quizá no es nada claro!, y en ese caso huye, sin miramientos, sin compasión. Tu dinero te cuesta y no tienes porqué regalárselo a nadie.

→ Y sobre todo permanece tranquilo mientras tu dinero esté trabajando. Si él no se cansa, menos vas a hacerlo tú, que no lo estás haciendo. Relájate y no sientas tensiones ni nervios una vez que has tomado la decisión, y si te resulta difícil, pues valora y determina si te compensa o no.

Finalmente recordarte que tienes a tu disposición, en materia de dinero, inversiones y finanzas, mi mega obra 100 ingresos pasivos. Garantizado que aprenderás como nunca.

Bueno… ¿te gustó lo que te conté? ¿Me compartes el artículo, por favor? Permitir que otros accedan al conocimiento es muy bonito.

Cuídate mucho!

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

9 comentarios en “Interés compuesto. Ganancias estratosféricas y un ejemplo personal

  1. Genial s todo sale genial, pero dónde está el margen para el riesgo? Riesgo de que alguna de las inversiones no obtiene el retorno? O que la empresa que realiza las inversiones, como puede ser Circulatis, deja de exisitir?? Después de 10 años haber dejado trabajar tu dinero resulta que tienes la mitad de lo invertido? Qué aconsejas en este caso? Qué hacer para minimizar al máximo este riesgo? Se puede hacer algo? O solamente rezar?

    • Hola Mónika, demasiadas preguntas y no siempre concretadas con precisión. Quizá sería buena idea que aclararas previamente en tu mente qué quisieras conocer o qué te bloquea y entonces formular la pregunta que quieras hacer de forma concreta y precisa. Así podré ayudarte mucho mejor.
      Un abrazo.

  2. Realmente muy interesante la nota sobre el interés compuesto. No lo tenía claro, pero ahora con tus ejemplos ya tengo un horizonte y un ejemplo a seguir.
    Gracias por tus buenos consejos.
    Juan Carlos

  3. Hola Agustín. Enhorabuena por tu gran artículo, muy bien explicado todo.

    El interés compuesto es lo que utilizan los grandes, empezando por Warren Buffet.

    Circulantis habrá que probarlo.

    Por cierto, muy bueno tú libro de blogging, me lo leí en un rato.

    Un saludo desde Alicante.

    • Me alegro, Fernando, que te gustaran el libro, el artículo… La verdad es que me hace muy feliz cuando escucho esas cosas. Seguiré intentando hacer y dar siempre lo mejor de mí para ayudar lo máximo que pueda.
      Cuídate mucho en esa bella tierra de Alicante, que tan cerquita me queda.
      Un abrazo.

  4. Muy buen artículo Agustín. Para explicar el interés compuesto de forma rápida me gusta mucho el siguiente ejemplo.

    ¿Qué prefieres, 1 millón de euros hoy mismo o 1 céntimo que dobla su valor cada día durante un mes? 1 céntimo, 2, 4, 8…

    La respuesta fácil es la de 1 millón, pero la realidad es que ese céntimo que se dobla día a día el día 31 del mes se ha convertido en más de 10 millones de euros.

    También tenemos la importancia del tiempo, ya que solo con que te hubieras perdido un día de esos 31 tus 10 millones ya solo serían 5, y así sucesivamente.

    Está claro que en la realidad no se nos dobla el dinero cada día, pero si que se pueden obtener intereses muy decentes como has comentado, que nos pueden permitir doblar nuestro dinero cada 8-10 años, que está muy bien.

    Un abrazo

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies