Inversiones rentables. 5 claves a tener en cuenta

Voy a hablar en este artículo de 5 claves que considero importantes a la hora de generar inversiones rentables.

Antes de continuar me gustaría especificar que cuando hablo de inversiones me refiero a invertir dinero para que genere más dinero sin necesidad de trabajar, es decir sin necesidad de estar haciendo cosas presenciales y constantes para que ese dinero llegue a ti. Lo digo porque hay gente, feliz e iluminada ella, aunque sumamente respetable, por supuesto, que dice cosas como :

– “He invertido en una tienda de ropa (y voy a estar al frente de ella)”.

– No, tú no has invertido, te has gastado dinero en algo para tener un empleo o una ocupación.

Dicho lo cual, y sin ninguna crítica hacia los titulares de tiendas de ropa y análogos, te cuento mis claves.

Inversiones rentables. 5 claves (y alguna que no imaginas) - ¡Compártelo!       

Inversiones rentables. 5 claves a tener en cuenta para no tener que preguntarte luego ¡Pero…  ¿cómo ha podido pasar esto?!

# 1 Cuando hablamos de inversiones rentables no hablamos de pelotazos

Para algunos que una inversión sea rentable significa pegar el pelotazo: llevarse un montón de dinero de la noche a la mañana sin hacer mucho.

Invertir es obtener una rentabilidad (mayor o menor) sostenida en el tiempo, pero no tiene que ver con la consecución de grandes ganancias de capital de forma esporádica (lo que se viene a llamar coloquialmente pegar el pelotazo).

Los pelotazos existen, claro, y puedes tenerlos, pero no vienen por la vía de las inversiones, sino de los negocios.

Tú puedes crear un negocio, o aportar dinero en el negocio de alguien, y obtener un gran retorno por ello, por supuesto. Ahí es donde pueden estar las grandes cantidades de dinero, no en invertir en un producto u otro o a través de un sistema u otro.

Puedes tener también grandes retornos si participas en startups, por ejemplo, pero debes asumir los riesgos, que son entre muchos y muchísimos, y de la misma forma que puedes ganar (mucho) puedes perder (lo aportado).

Cuando hablamos de inversiones rentables, por tanto, nos referimos a estrategias mucho más comedidas (con rentabilidades, caso de producirse, más moderadas), aunque también impliquen su riesgo, porque inversión y riesgo son dos términos que van de la mano.

# 2 El sentido común no lo es todo

Oh… qué sorpresa!!! Entonces, ¿qué hay que hacer?

Pues sí, qué sorpresa. Te cuento.

Lo que debería imperar en las inversiones, es cierto, es el sentido común, pero por suerte o por desgracia, y derivado de la mera constatación de la realidad, no lo es.

Si el sentido común no siempre está presente en la vida, las inversiones no podían ser menos y por tanto, en ellas, tampoco está siempre presente.

– Pues no debería ser así…

– Ya, pero como dice la canción, así es la vida y no la he inventado yo.

Eso quiere decir que, a la hora de invertir, no siempre debes guiarte por el sentido común de las cosas, sino por las reglas del mercado, sean más o menos lógicas.

Y hablando de mercado, me viene como anillo al dedo: los mercados de valores.

Hay sistemas de inversión en bolsa que utilizan métodos de análisis en los que parece primar el sentido común.

Y con frecuencia se equivocan. Hacen un análisis de la empresa en cuestión y ven su historial, potencial de crecimiento, números por aquí y por allá…en definitiva, lo que te diría el sentido común: estudiar las cosas.

Y fallan porque el sentido común no tiene nada que ver con la bolsa. La bolsa se rige por criterios que en muchas ocasiones escapan a nuestra comprensión. Una acción por la que el sentido común te diría que no vale nada puede estar subiendo meses y meses porque el mercado así lo quiere, y el mercado no es lógico pero es el que manda, luego al final te tienes que ir a los gráficos porque el análisis sesudo y de sentido común no te sirve para nada.

O ves las noticias y dicen:

Los resultados de las elecciones de ayer han provocado fuertes caídas en los mercados.

De sentido común, no podía ser de otra forma …

Pero si los mercados hubieran subido te dicen lo mismo:

Los resultados de las elecciones de ayer han provocado fuertes subidas en los mercados.

Y se quedan tan tranquilos. ¿Dónde está el sentido común?

En ningún sitio. El sentido común muchas veces no existe, lo que importa es que conozcas las reglas de funcionamiento de las cosas y te dejes guiar por ellas, te acoples a ellas, las sigas, y si no te gustan pues te sales y ya está, en la vida no es obligatorio invertir.

# 3 Medio y largo plazo

El concepto de inversión rentable va también asociado, para mí, al de medio y largo plazo.

A mi juicio, y en el corto plazo, y derivado de mi experiencia, solo hay volatilidad, ruido, estrés y tensión. Sé que los que hacen intradía en bolsa, por ejemplo, me dirían de todo, incluso que ganan dinero, y puede que sea verdad, pero son los menos.

La rentabilidad, a mi juicio, esta en el medio y largo plazo, que es cuando se pueden compensar los periodos malos, del tipo de inversión que sean, además de permitirte tener tranquilidad y sosiego y no estar siempre con el agua al cuello.

Si, por tanto, vas a necesitar el dinero en breve, quizá no merezca mucho la pena que inviertas, quizá sea mejor que esperes un poco más, para cuando ya no necesites ese dinero.

Casos de éxito en el corto plazo, repito, casi no conozco. Cada cual, por supuesto, es libre de hacer lo que prefiera y yo le deseo mucha suerte.

# 4 ¿Merece la pena invertir si hay poca rentabilidad?

Los conceptos de poco o mucho son muy relativos, pero para mí poca rentabilidad es todo lo que sea inferior a un 5% (ya puedo oír a algunos: ¡Aleee…!)

¿Merece la pena invertir si la inversión te ofrece una estimación de menos de un 5%?

Pues tengo dos respuestas: una es que sí y otra que no. Puedes escoger la que más te guste 😃 .

Me explico.

Por un lado te diría que no, porque un 2 o un 3%, por ejemplo, no es casi nada, te quedas casi igual que al principio con una serie de inconvenientes:

Asumes un riesgo (puedes ganar ese poquito, que es poquito, pero también puedes perder).

Tienes la consiguiente carga de estrés y tensión que, quieras que no, comporta toda inversión.

Y aunque sea leve te exige un gasto de tiempo y energía, porque debes hacer estudios, preguntar, leer, informarte, darte de alta, meter claves, guardártelas, que no se te olviden dónde están, etc.

Así que en principio te diría que, para eso, te quedes como estás. Tener que hacer cosas para ganar muy poco, si es que ganas, pues como que no. Mucho trabajo.

Pero hay una excepción (la respuesta del sí) y es si piensas reinvertir constantemente las ganancias. En este caso, y aunque sean pocas, te compensa porque los efectos del interés compuesto (bola de nieve) son absolutamente estratosféricos, abismales, de otra dimensión.

La importancia de esta excepción (que reinviertas constantemente) es de tal importancia que te la recomiendo de forma absoluta. Hacer esto sí que es actuar con cabeza y establecer unos criterios de inversión sólidos y estables.

Tengo mucho que contarte sobre el interés compuesto, pero como veo que ya llevo en este momento más de 1.300 palabras escritas, y ya he hablado sobre esa estrategia en el blog, te remito directamente al artículo en cuestión. Aquí, por tanto, puedes conocer más del interés compuesto y ver un ejemplo explicativo con números.

La importancia de las comisiones en la rentabilidad

Tema importante, referido a la rentabilidad, es el de las comisiones y costes de los productos financieros en que inviertas.

Pudiera parecer que esta cuestión no afecta mucho a los datos finales de rentabilidad, dados los escasos importes de los que solemos hablar, pero ocurre como con el interés compuesto: poco a poco va sumando y al final se nota mucho. Una buena decisión al respecto sería comparar entre los distintos productos y sus costes, para lo cual te puedes valer de comparativas de las que ofrecen algunas plataformas y sitios web. La mejor que te puedo recomendar en este sentido es la de Holainversión.

# 5 Si no lo ves claro, no lo hagas

Me explico.

Recibo muchos e mails de todo tipo, clase y condición.

Algunos de ellos me preguntan mi opinión sobre sus (según ellos) estrategias de inversión.

Te quedarías sorprendido si vieras a lo que algunos llaman estrategias de inversión.

Muchas de estas personas no saben ni explicar lo que han hecho, o dónde se han metido, o qué es lo que les están ofreciendo o lo que han visto, preferentemente en Internet. Entonces empiezan: es una cosa que se llama… y tienes que poner… y te dan… a los pocos meses, pero tienes que haceraunque no sé exactamente cómo va después¿Tú invertirías ahí?

Por supuesto, dame el teléfono que llamo enseguida 😃.

Lo que quiero decir es que si ni tú mismo lo ves claro, no lo hagas, te digan lo que te digan. Si no sabes ni lo que es y tienes que acudir a alguien (a mí, fíjate tú, que tampoco lo sé) para que te lo explique, es que quizá el engendro en cuestión no tiene explicación. Es eso: un engendro.

Y eso tú lo sabes dentro de ti. Cuando veas algo que no te llega muy claro, no lo hagas. Da igual lo que veas escrito. Rentabilidades del 20%. Pues genial, puedo tachar el 20 y poner en su lugar el 40, el 50, el 60… lo que quiera. Son meras palabras, son meros números, no te dejes cautivar por el poder de la palabra y el número impreso (eso es algo que aprendí hace tiempo: las palabras y número impresos ofrecen autoridad; no hay nada como ver algo escrito para creer que debe ser verdad).

3 ejemplos de inversiones rentables

¿Y no nos vas a decir ejemplos concretos de lo que, para ti, son inversiones rentables?

Pues sí, los voy a decir, pero sólo porque me lo pides 😃.

Inmuebles

Ya sé que soy muy pesado con los inmuebles, pero esto es un clásico, y hablando de inversiones rentables no podía faltar.

Con todas sus pegas, que las tiene, y con todos sus inconvenientes, que los tiene, el arrendamiento de inmuebles sigue siendo una de las opciones que mejores rentabilidades ofrece, entre un 5 y un 10% según mi experiencia.

  • ¿Y no tienes riesgos?
  • Pues claro, como todo, pero algo tienes que hacer…

Mintos

Otro clásico en el crowdlending. Funcionando ya desde hace años, la que quizá sea la plataforma más usada a nivel mundial.

¿Porqué? Razones no le faltan: buenas rentabilidades (en ocasiones por encima del 10%), posibilidad de garantizar operaciones, amplia diversificación, elección entre corto, medio y largo plazo…

Aquí tienes un tutorial sobre la plataforma.

Robo advisors

La inversión automatizada que llega para quedarse. Cuestionarios para personalizar, algoritmos inteligentes e inversión fría sin emociones adaptada al perfil del usuario.

Dos plataformas concretas: Indexa y Finizens. Para mí, la mejor, a fecha de hoy, Indexa.

Es posible, no obstante, que prefieras decidir por ti mismo sin dejarte arrastrar por mí. ¡Me parece genial! En ese caso, aquí tienes una comparativa de los roboadvisors más conocidos. Como datos relevantes podrás conocer, entre otros, el capital mínimo a invertir, tipo de productos de que disponen, comisiones (recuerda lo que hemos dicho anteriormente) y promociones especiales que ofrecen.

¿Te has quedado con ganas? ¿Quieres saber más sobre buenas inversiones?

Aquí tienes estupendas posibilidades de seguir aprendiendo (y gratis, para que luego digan 😃):

En este artículo puedes aprender que es la rentabilidad y sus principios básicos.

En este otro, lo que es un plan de inversión y cómo armarlo con cabeza.

En este otro puedes ver en qué invertir.

En este otro ampliar información sobre lo que es invertir tu dinero de forma rentable.

Y en este otro sobre cómo invertir on line, digitalmente.

Espero que te haya gustado el artículo y, si es así, por favor ¡compártelo! 🙏

Un abrazo.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

6 comentarios en “Inversiones rentables. 5 claves a tener en cuenta”

  1. Hola Agustín:
    Agradezco muchísimo la valiosa información que expones en sus posts. Yo he perdido mucho dinero en bolsa, por confiar en personas desaprensivas, sin escrúpulos, pero es un mundo que me fascina, aunque también reconozco que provoca mucha tensión y estrés, porque al final te ves tú sola ante una operación u otra que no sabes cómo va a salir, pero que deseas que salga bien SIEMPRE. Yo quise utilizar atajos para pagar deudas y no ha sido así, más bien, todo lo contrario. Por lo que leo en tus posts creo que hay bastante honestidad en tus palabras y, tras mis experiencias pasadas y mi propio instinto deduzco que merece la pena seguir tus consejos. Debiera haber más gente como tú, pues que mejor eslogan que: «yo gano, tú ganas». Recibe mi más sincera !! enhorabuena ¡¡¡ por tus sabias enseñanzas.

    Responder
    • Gracias, Luz, eres muy amable, me alegran mucho tus palabras.

      Al respecto de lo que comentas tengo que decir que, efectivamente, los atajos no suelen ser buenos consejeros.

      Y por lo que respecta a la bolsa, dos cosas:

      Por un lado, en bolsa se puede perder dinero aunque des con personas buenas y honestas. Puede ser que en tu caso no lo fueran, pero aunque lo hubieran sido podrías haber perdido igual.

      Por otro lado, el riesgo en bolsa depende del tipo de estrategia y de actuar que utilices. Si inviertes en acciones sólidas para cobrar dividendos es bastante más seguro que si inviertes para obtener plusvalías en mercados emergentes o con CFD,s, por poner algún ejemplo. Eso quiere decir que la bolsa, en sí, no es ni buena ni mala ni arriesgada ni no arriesgada, todo depende de lo que hagas en ella, los conocimientos que tengas y el nivel de riesgo que asumas.

      Por mi parte, espero seguir ayudándote mucho con lo que escriba.

      Un abrazo y mucha suerte.

      Responder
  2. Hola Agustín!

    Como siempre llenos de verdad tus artículos, muy agradecida por el conocimiento y experiencia que nos compartes!

    Quisiera tu opinión respecto a lo siguiente: En México hay una plataforma de crowdlending «Yo te presto» que inició muy bien. Pero hace unos meses que prácticamente la oferta ha superado a la demanda: llegaron demasiados inversionistas y les está costando traer solicitantes de crédito.
    Eso hace que prácticamente haya que estar «pescando» las oportunidades, y limita bastante la posibilidad de reinversión, pues pueden pasar semanas sin que encuentres solicitudes disponibles para fondear.

    Desde tu perspectiva, ¿sería recomendable mantener ahí un capital, o es preferible buscar otras alternativas de inversión?

    Te agradezco mucho,

    Responder
    • Hola Gaby, gracias por tu comentario.

      No conozco la plataforma, pero por lo que cuentas yo está claro que no invertiría ahí.

      Si estás en México hay dos alternativas de inversión también en Crowdlending, que veo más, pero mucho más interesantes: Mintos y Microwd. Échale un vistazo a ambas en los tutoriales anteriores y ya verás cómo son bastante más interesante.

      Un abrazo y mucha suerte.

      Responder
  3. Le agradezco todos sus consejos, son muy atinados y de gran valor, a mi me gusta el clásico como lo llamas, los bienes raíces, me gusta alquilar apartamentos, pero quiero incursionar en Airbnb. Saludos. Quiero saber sobre el interés compuesto.
    Muchas gracias.

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies