Cómo invertir en bienes raíces cuando tienes poco dinero y pocos conocimientos

Este artículo va dirigido a un público muy específico: el de las personas que quieren invertir en bienes raíces o inmuebles, concretamente viviendas, sin muchos conocimientos ni grandes posibilidades económicas.

Escribo este post tras darme cuenta de que existe un amplio sector de personas que se incardinan en este perfil: personas con interés en ganar dinero y crear activos a través de propiedades inmobiliarias, pero que, sin embargo, no lo han hecho nunca y, para colmo de desgracias, (¡Oh, vida cruel!) tampoco pueden gastarse mucho dinero.

¿Qué puede hacerse en dicha situación? Pues muchas cosas.

La primera y principal, ¡seguir leyendo!

La segunda, escuchar mi felicitación, porque sí, te felicito: ¡Felicidades! Te felicito porque a pesar de los inconvenientes, a pesar de no tenerlo todo a tu favor, quieres hacer, quieres empezar, quieres transformar tu realidad y la de otras personas en el mundo del dinero, las inversiones y los inmuebles. Por tanto, felicidades, ya has empezado, ya has puesto tu intención y tu foco en un lugar concreto y hacia él te diriges.

La primera pregunta: ¿debo esperar a tener todo el dinero para invertir en inmuebles?

Respuesta: pues no, la verdad. ¿Para qué esperar cuando puedes empezar ya?

Además, ¿conoces el futuro? ¿Tienes la seguridad de que llegarás a tener todo el dinero necesario algún día? ¿Tienes la seguridad de que, teniéndolo, no te lo gastarás en otra cosa o dirigirás tu foco hacia otro tipo de inversiones? ¿Tienes la seguridad de que no te morirás antes? ¿Conoces las vueltas que va a dar la vida, tu vida?

Consejo: no pierdas el tiempo y empieza con lo que tengas. No se consiguen resultados esperando, sino haciendo.

La segunda pregunta: pero debo tener algo ahorrado, no?

A ver, pues sí, la verdad. Bueno, tener algo ahorrado o empezar a ahorrarlo (el ahorro en general es importante).

Porque en este artículo hablamos de empezar a invertir con POCO dinero, no con NINGÚN DINERO, lo cual supone que tienes ALGO de dinero. Ya sé que esto parece Barrio Sésamo, pero hablando así clarito creo que se entiende mejor.

Si no tienes nada de nada, es decir si estás pelado como el rabo de una rata, si tienes cero patatero, creo que un buen signo de humildad y sentido común sería preguntarte previamente qué ocurre con tu vida. Las inversiones ya vendrán más tarde, no son prioritarias, es más importante vivir que invertir.

Sería bueno preguntarte y reflexionar por qué no tienes absolutamente nada, por qué no puedes ahorrar, por qué no estás ahorrando, por qué quizá ni siquiera tienes ingresos, porque te limitas a sobrevivir gastando todo lo que ganas en las cuestiones de la mera supervivencia… Si yo, a fecha de hoy, no tuviera absolutamente nada, me plantearía estas cuestiones vitales previamente y de forma muy seria.

Entonces, al grano, ¿de dónde obtengo el dinero que me falta para invertir en algún inmueble?

Tenemos 3 posibilidades, y evidentemente ninguna es perfecta porque lo perfecto sería tener todo el capital, pero si no lo tienes otro buen signo de humildad y sentido común es reconocer la realidad y actuar a partir de ella. No nos quejemos y sigamos.

Primera posibilidad: crowfunding inmobiliario

Si no tienes grande sumas y tampoco quieres dedicarte a buscar/recolectar lo que te falta, una buena opción es el Crowdfunding inmobiliario.

A través de esta estrategia una pluralidad de personas aportan capital (desde cantidades por lo general bajas) a un fondo común para la compra de inmuebles, que son adquiridos con el capital conjunto de todos, y a partir de ahí se reparten en forma proporcional las rentabilidades que se obtengan a través de distintas formas: alquiler, reforma y posterior venta…

Las rentabilidades son menores que en el supuesto de hacerlo tú solo, pero te ahorras el tener que trabajar la inversión porque te lo dan todo hecho.

En el primer enlace de este apartado tienes una explicación más detallada y plataformas concretas con sus rentabilidades. hoy por hoy me inclino por StockcrowdIn.

Segunda posibilidad: buscarte socios

Otra posibilidad es buscarte socios/amigos/compañeros de viaje que estén en tu misma situación. Si el inmueble vale 60 y tú tienes 20, búscate a dos más que tengan otros 20 y os juntáis.

Adquirís conjuntamente la propiedad y cada uno de vosotros será propietario pro indiviso de una parte proporcional, en función del capital aportado.

– Es que a mí me gusta hacer las cosas solo…

– Ya, y a mí, pero si no tienes el dinero hay que asumir la realidad…

Tercera posibilidad: financiación

Yo no soy partidario de deudas sino de libertad, pero hay excepciones.

Puedes endeudarte si se dan todos estos requisitos:

  • Tienes ingresos mensuales estables y con visos de continuidad.
  • La cuantía de los mismos te permite vivir tranquilamente y dedicar una parte a la inversión.
  • No comprometes el patrimonio de otras personas (no te avalan tus padres, por ejemplo).
  • El destino del dinero es un bien que producirá más dinero, una gallina de los huevos de oro, un activo. Eso es la deuda buena de la que hablaba el autor de Padre rico  padre pobre.

Si se dan en tu persona los requisitos anteriores puedes endeudarte. Es una forma de apalancamiento que, al menos al principio, puede hacerte falta. La forma tradicional de hacerlo sería la banca, pero también puedes acudir a formas de financiación alternativa como el crowdlending (que además de ser una estrategia de inversión es una forma de obtener capital).

Y bien, todo lo escrito hasta aquí hace referencia a la obtención del dinero que nos falta, pero recuerda que además de poco dinero teníamos pocos conocimientos (la vida era cruel), así que ¿cómo seguir?

Eso, ¿cómo invertir en bienes raíces cuando ya tenemos el dinero?

Imagino que te gustaría tener todos los conocimientos necesarios para no equivocarte, pero eso no existe, esa posibilidad no existe ni siquiera para mí.

Estoy aprendiendo a invertir en inmuebles sin mucho dinero ni muchos conocimientos - ¡Compártelo!       

Nunca vas a tener todos los conocimientos completos de nada y nunca vas a tener la garantía de no equivocarte. Yo soy el primero que cometo errores. De hecho, podría comentar dos errores concretos que he sufrido en mis últimas adquisiciones, pero no lo haré para no alargar más este artículo y para no alimentar posibles y malsanos espíritus morbosos … 😃.

Estos son los pasos que deberías dar cuando no eres muy experto en la materia:

# 1 Regístrate en los principales portales inmobiliarios

En mi caso lo estoy en Fotocasa, Idealista y Milanuncios.

En la mayoría de los casos, con un e mail, contraseña y poco más, sobra.

Por supuesto son gratuitos para buscar (no siempre para publicar), porque caso contrario no entraría nadie.

# 2 Establece alertas para los inmuebles que reúnan tus características

Esto es importante. Cada persona buscará un tipo de inmueble determinado en función de una serie de parámetros:

  • El dinero que tenga.
  • Los barrios de la ciudad en que quiera enfocarse.
  • El tipo de inversión que quiera hacer (alquiler, posterior venta…)
  • Sus gustos personales, aunque NO deberían influir mucho (si eres más de piso o casa, de campo o ciudad…).

Entonces, en función de tu situación personal, establece tus filtros en las alertas y comienza a recibir anuncios de los inmuebles que se ajusten a tus exigencias.

# 3 Filtra, al recibir los e mails, los inmuebles que te interesen

Todo lo que recibirás NO será lo que se suponga que te interesa.

– Ah, no? Si he establecido mis filtros…

Ya, pero pueden ocurrir muchas cosas: que la plataforma, a pesar de ello, se empeñe en enviarte de todo porque quiere vender; que te des cuenta, al recibirlos, que deberías haber establecido criterios diferentes de búsqueda; que por las fotografías el inmueble no te guste; etc. etc.

Ahí, pues, al recibir los e mails haces un segundo filtro y eliminas. ¡A la papelera! Curiosidad: de los inmuebles que recibo por esta vía elimino un 90% aproximadamente.

# 4 Llama a los inmuebles que te interesen

La llamada es para ampliar datos y confirmar que los publicados son correctos.

Es preferible llamar por teléfono a escribir.  Los correos electrónicos a veces se convierten en una serie interminable de comentarios, preguntas, respuestas…, una especie de chat interminable al término del cual ya se habrá vendido el piso si es una buena oportunidad.

En este paso, nuevamente vuelves a filtrar inmuebles y ya te van quedando menos.

# 5 Concierta visitas de los que te interesen

Y visítalos. Observa, pregunta…

Y selecciona los que te interesen por orden de prioridad.

# 6 Contraoferta

De la lista de elegidos, comienza por el primero y, si fuera necesario, sigue con los siguientes, realizando contraofertas a la baja.

El propietario que la acepte o más se acerque, respetando el orden de prioridad, es el elegido para… ¡venderte su vivienda!

Misión cumplida: ya tienes un inmueble adquirido 😃.

¿Te pareció interesante este artículo? ¿Lo compartirías en alguna red social, por favor? 🙏

Si quieres seguir leyendo sobre esta materia, te recomiendo estos artículos:

Todo sobre las inversiones inmobiliarias para generar ingresos.

Cómo comprar una casa.

¿Es el alquiler de viviendas una buena opción para el inversor?

Y si quieres pasar a la acción, en mi producto estrella tienes un completo capítulo dedicado a inmuebles y bienes raíces con sus diferentes formas de inversión.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

Latest posts by Agustín Grau (see all)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies