No tengo dinero: la eterna excusa que mata tu proyecto de vida.

No tener dinero puede ser una realidad, pero también una excusa: una excusa que mate tu proyecto de vida.

Hoy te presento un artículo que mi amigo Álvaro López, de www.autorrealizarte.com, ha tenido a bien de escribir para nosotros. Álvaro es coach y ayuda a las personas a reinventarse profesionalmente, después de haber pasado por su propia experiencia. ¡Te aseguro que tiene mucho que contarnos! Te dejo con él.

Con frecuencia, en mis sesiones de coaching me encuentro muchas personas que quieren reinventarse profesionalmente.

Sin embargo, la mayoría de ellas no conciben el emprendizaje como una opción, poniendo como razón la manida frase:

“No tengo suficiente dinero”. 

Si a ti también te pasa esto he de decirte que más que una razón esa frase es, consciente o inconscientemente, una excusa, y como mi misión en esta vida reside en que alcances tus metas, voy a tratar de ayudarte a “desmontar” ese ridículo argumento.

Vamos a ello!

¿Estás gastando tu dinero de una forma inteligente?

Antes de continuar te voy a pedir que hagas un pequeño ejercicio:

Levanta los ojos de este texto y observa las pertenencias que te rodean.

Ahora pregúntate, cuántas de esas cosas tienen un valor significativo en tu vida.

Seguramente encuentres cosas que un día compraste y que nunca aportaron demasiado en tu vida.

Por eso, es importante que observes en qué te estás gastando el dinero días a día, porque si no sabes en qué lo estás empleando, ¿cómo puedes decir que no tienes suficiente para algo tan importante como tu proyecto de vida?

Un buen ejercicio: observar en qué te gastas el dinero. - ¡Compártelo!          

Para facilitarte la tarea a continuación enumeraré por grupos en qué la mayoría de las personas depositan principalmente su dinero:

  1. Cubrir necesidades, como son alimentarse, pagar el agua, electricidad, vivienda…
  2. Resolver un problema, o necesidad secundaria, como puede ser reparar el coche, comprar una lavadora nueva, internet…
  3. Satisfacer un deseo, como puede ser viajar, televisión por cable, ir al cine..
  4. Mantenimiento físico, mental, social y/o espiritual, como puede ser aprender un idioma, ir al gimnasio, salir con los amigos…
  5. Ahorrar o invertir ese dinero para conseguir más dinero, como tener planes de pensiones, fondos, etc..
  6. Asegurar los bienes que se poseen, como son la vivienda, vehículo, “vida”…

En nuestra sociedad, con poco dinero tus necesidades básicas, que son las que garantizan tu supervivencia, están cubiertas.

El resto de tu dinero debería de estar destinado a garantizar un confort suficiente y una vida equilibrada a través de los diferentes roles personales que gestionan tu vida.

Cuanto más tienes…

… más quieres.

Ese es el problema, el denominado “círculo hedonista” según el cual cuanto más dinero tienes, más “bienestar” compras, y cuando lo consigues crecen tus expectativas, generando un sentimiento de nunca tener suficiente.

Después de viajar por muchos países, algunos de ellos del tercer mundo, tengo claro que la felicidad y la realización no depende de lo que tienes, sino de quién eres.

proyecto vital

Por eso te animo a realizar un segundo ejercicio de reflexión:

¿De qué cosas podrías prescindir o reducir el gasto sin que ello tenga impacto en el confort que consideras suficiente para que tu vida sea plena?

Lo sé, sientes que no puedes prescindir de nada.

De hecho seguramente piensas que necesitas más cosas para tener ese confort del que hablamos, pero este ejercicio está planteado así a conciencia, con la intención de obligarte a deshacerte de apegos innecesarios.

Esos apegos son uno de los principales refuerzos de esa eterna excusa que tanto te limita.

El verdadero coste de lanzar un proyecto de vida

Si verdaderamente tienes trabajados los apartados anterior, puede considerarse que eres una persona con unos hábitos financieros adecuados.

Seguramente posees algunos ahorros e incluso pequeñas inversiones que te permiten tener cierto desahogo económico.

En ese caso te doy la enhorabuena, porque podrás emplear ese colchón en apalancarlo para conseguir ingresos pasivos y así ir construyendo tu libertad financiera.

Apalancamiento + ingresos pasivos = Libertad financiera. - ¡Compártelo!          

Y te digo esto porque ese dinero no lo vas a necesitar para tu proyecto de vida.

Tengas buenos hábitos o no, la excusa de no tener dinero seguramente es por falta de conocimiento de lo que lanzar un proyecto de vida supone.

Hoy en día, gracias a internet y las nuevas tecnologías puedes crear un negocio con menos de 100 € de inversión.

Y si no te lo crees te pondré el ejemplo de mi plataforma digital, la cual me ha costado el primer año tan sólo 65 €.

No me dirás que es un coste elevado.proyecto de vida

Con talento y un poco de tiempo puedes ganar dinero haciendo cosas como crear tus propios cortos de cine, ser reportero de viajes desde un blog, presentador de recetas de cocina en youtube, vender tus libros, etc..

Es decir puedes dedicar tu vida a algo que te apasione y ganar dinero con ello, ¿no es extraordinario?

Si lo piensas bien todo esto era impensable hace unos años: estamos en un momento de la historia que nos ofrece un abanico impresionante de posibilidades.

La prueba de ello es que es la primera vez que hay un gran número de chavales ganando grandes cantidades de dinero gracias a sus conocimientos.

El capitalismo está siendo derrocado por el talentismo.

El dinero ya no es una barrera para alcanzar tus sueños.

La pregunta es…

¿Qué excusa vas a poner ahora para no lanzar tu proyecto de vida?

Alvaro LópezAlvaro López es Lifestyle coach: acompaña a personas en procesos de reinvención personal para ayudarles a alcanzar el estilo de vida que desean utilizando técnicas de coaching y PNL. Es autor de “50 Ideas para reinventarte profesionalmente usando tu talento“, guía que puedes descargarte gratuitamente en este enlace

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

11 comentarios en “No tengo dinero: la eterna excusa que mata tu proyecto de vida.”

  1. Como siempre, un placer leeros a los dos.

    ¡El dinero es una excusa! Totalmente de acuerdo, pero vaya excusa… Yo caigo muchas veces en cegarme por ello, y es que hay que pagar autónomos 😛 Pero es cierto que si vivimos en la excusa no podemos avanzar a ningún lado.

    Gracias Álvaro una vez más. Crack.

    Responder
  2. Creo que decís verdades a medias. Es cierto que se puede ganar dinero y crear activos pasivos, pero ganar grandes cantidades de dinero lo veo más complicado, en el tema de los ebooks, por ejemplo, hay mucha competitividad.

    Algo se saca sí, pero desde luego no para vivir de ello, ni de lejos. Hay casos de éxito, por supuesto, pero en el mercado hispano, hasta donde yo sé, se pueden contar con los dedos de las dos manos.

    Creo que a la gente hay que darle toda la información para que calibren los esfuerzos a invertir, porque normalmente con este tipo de cosas, al final siempre parece que el mensaje es «es muy fácil ganar dinero, pero si luego no sale bien la jugada… ¡ah, se siente! Es culpa tuya, algo habrás hecho mal».

    Con todos mis respetos hacia vuestros proyectos, pero creo que hay que contarlo todo.

    Saludos

    Responder
    • Hola R (me gustaría llamarte por tu nombre, pero no lo veo, ni tampoco en tu web). En cualquier caso, muchas gracias por tu comentario y tu aportación Seguro que hay personas a las que interesa.

      Respetando profundamente lo que dices (e insisto: profundamente), mi opinión es otra, y voy a explicar porqué.

      Con los ebooks (como en todo) hay mucha competitividad, como dices. A pesar de ello hay gente que gana 30.000 $ al mes. Pocos, pero los hay. Si ellos pueden, no entiendo porqué yo no.

      En cualquier caso si no son 30, sino 20, o 10, o 5, creo que también está bien.

      Los libros de no ficción se venden mejor que los de ficción (creo que tú escribes sobre todo de ficción, si no me equivoco, por lo que he podido ver en tu web. Suerte, por supuesto, en cualquier caso).

      Con un e book solo, en el mercado hispano, puede ser difícil vivir. Con 3 ó 4 al año, ya puede ser más fácil.

      Los e books dan pie a un sinfín de productos relacionados : audiolibros, cursos on line, infoproductos, etc. cuya rentabilidad puede ser mayor que la del ebook.

      Además de escribir el libro hay que hacer marketing. Y el marketing puede ser bueno o malo. Hay gente que lo hace bien y vive de eso. Hay gente que lo hace mal y no gana.

      En definitiva, yo creo que no estamos hablando de ninguna verdad a medias. Que a todos no les pueda ir igual, o de maravilla, por supuesto, eso es evidente, toda la vida y en todo siempre ha sido así.

      En cualquier caso, lo que Álvaro quiere decir es que el dinero a veces es una excusa, y en eso tiene razón. A veces nos ponemos la excusa del dinero, cuando hay gente que ni con dinero hace nada.

      Gracias de nuevo por tu comentario y mucha suerte con tus libros. Te deseo el mayor de los éxitos. Un abrazo.

      Responder
      • Agustín, que la providencia te oiga.
        En esa lucha estamos, lo único que digo es que, a veces, cuando el dinero está en juego, y sobre todo en el caso de personas que tienen problemas económicos y están buscando una salida a ellos como sea, hay que evaluar muy bien antes de arriesgar, y hay algunos puntos que no está de más matizar.
        Al menos esa es mi opinión.

        Te concedo totalmente que, en el caso de libros de no ficción de los que se puedan vender servicios asociados, el mercado es más amplio.

        Y en parte coincido con lo que dice Álvaro, de cuyo blog soy seguidor, muchas veces nos apegamos a cuestiones materiales innecesarias que nos lastran y utilizamos las excusas como un disfraz para el miedo.

        Pero creo que también es positivo conservar cierta dosis de pensamiento crítico.

        Un saludo.

        Responder
  3. Bueno pues por fin puedo encontrar un hueco para comentar!

    Ana gracias siempre por estar ahí siguiéndonos, es un placer contar con una gran coach como tú 🙂

    A R.R. te agradezco tu comentario porque es bueno crecer con el punto de vista de todos.

    Lo que trataba de indicar en el post es, resumiendo, que el activo más importante que tiene una persona a la hora de lanzar un proyecto es el talento y el esfuerzo, y con mucha frecuencia nos escudamos en las dificultades económicas para no hacerlo.

    Evidentemente particularizar para cada caso es imposible, y si bien hay personas que tienen dificultades económicas hay otras que se las crean ellas solas.

    Me resulta francamente irrisorio que haya personas que no emprenden escudándose en la excusa del dinero cuando lo malgastan en cosas que verdaderamente no le aporta abundancia en sus vidas, como jugar a la lotería con la esperanza de hacerse millonario, enviar un sms de 3 euros para votar a un cantante favorito o comprar un móvil de última generación cuando se tiene uno de penúltima.

    Sé que hay mucha gente responsable que no se le ocurre hacer esto ni por asomo, pero hay otras (bastantes de hecho) que SI malgastan el dinero que no tienen y en lugar de hacer la autocrítica que todos debemos hacernos como bien indicas al final, se escudan en que el Estado no da ayudas para emprender, en que si no se dan caprichos vaya mie** de vida, etc..

    En las películas dirían que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, pero te aseguro que aunque te parezca sorprendente no lo es. Es una realidad que veo todos los días, y mi deseo que por el bien común esas personas despierten.

    En el caso de los ebooks y los ingresos pasivos el experto es Agustín, pero hasta donde yo entiendo, lo que se debe de hacer es plantar varias semillas para que den más frutos. Si sólo plantas un árbol sólo podrás comer de él, y si se seca no tendrás sustento, por lo que lo importante es plantar el mayor número de semillas posibles, o como dice algún gurú por ahí «coleccionar ingresos pasivos»

    Gracias de nuevo por tu aportación y por abrir un debate que ayuda a enriquecer este post 🙂

    Un fuerte abrazo

    Responder
  4. Agustín! Saludos desde México, es 100% cierto lo que comentas en el artículo, gastamos dinero en cosas que no son fundamentales en la vida y eso nos limita al momento de emprender o intentar un negocio diferente, es indispensable hacer un presupuesto para hacer la planificación

    Responder
    • Sí, Jorge, y pensar en todo ese dinerito que gastamos en tonterías, quizá porque es poca cantidad, pero que sumada al final hace cantidades con las que podrías iniciar actividades importantes.

      Un abrazo para ti y para tu bella tierra.

      Responder
  5. No me vas a decir a mi que me gasto mi dinero en cosas innecesarias. No logro ni cubrir mis necesidades básicas. como muy insalubremente por que es para lo que alcanza. No. Lo siento pero simplemente me molesta que piensen que cuando digo «no tengo dinero» es mentira. No me lo gasto en el cine, ni en ir a beber tragos, menos en salidas a restaurantes. Por favor, hay distintos tipos de realidades.

    Responder
    • Hola Carolina. Nadie te está diciendo nada, esto es un artículo que va dirigido a todo el mundo.
      Efectivamente, como bien dices, hay distintos tipos de realidades, y cada uno puede vivir en la que elija. Si tú has elegido la que tienes, perfecto, enhorabuena; si crees que no la has elegido y no te gusta, siempre puedes cambiarla.
      Un abrazo y mucha suerte.

      Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies