busca un trabajo para llenar tu alma

Si no trabajas es porque no quieres

Recuerdo el día en el que mi padre me soltó esta lindeza: “Si no trabajas es porque no quieres”.

(Este es un post invitado de Pablo Moreno Acevedo – ver bio al final del post-)

Me quedé perplejo. Le dije que las cosas no eran como antes, que salías de la carrera y tenías trabajo, que si no querías estudiar, te metías de peón en una obra y asunto arreglado.

Al poco tiempo, hablando con un amigo, me repitió lo mismo. Él trabaja de comercial a puerta fría, es decir, va casa por casa, puerta por puerta, con el único objetivo de que la gente contrate un servicio o compre un producto. “Ese trabajo no es para mí”, contesté.

Más allá de que me parezca un trabajo repetitivo, agotador y puede que, incluso, inmoral (no me gusta molestar a la gente en su propio domicilio), es verdad que fui yo el que rechazó la posibilidad de trabajar.

El panorama laboral no es muy prometedor. En caso de necesidad, puedes matarte a trabajar para conseguir un sueldo que ronda los 800€, como hace mi amigo. El problema viene cuando tienes una familia que cuidar y mantener, y no puedes permitirte el “lujo” de estar 9 o 10 horas pateando las calles por un mísero sueldo.

títulos universitariosNo tengo ese tipo de responsabilidad familiar, sin embargo, no me veo realizando un trabajo en el que no me siento cómodo y que no me dejaría tiempo para nada más. Estoy acabando la carrera de Comunicación (Periodismo, Audiovisual y Publicidad) y es prioritario terminarla este año. Estudiar cuesta dinero y tiempo, mucho tiempo.

 

Algo más que una crisis económica

 

Estamos en una época de cambio, de crisis, en la que “lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”, como refleja Agustín en su libro La fórmula del éxito. Andamos perdidos, temerosos, sumidos en una profunda incertidumbre.

Para librarnos de ese malestar, nos dedicamos a quejarnos, ya que, aunque no sirva para nada, por lo menos desahoga. Echamos la culpa a los demás: “la culpa es de los políticos”; “la crisis fue provocada por los bancos”; “los empresarios son unos explotadores”. Sin duda, hay una parte de verdad en estas afirmaciones. Pero sólo una parte.

 

Para librarnos del malestar nos dedicamos a quejarnos. ¿Es una solución? - ¡Compártelo!          

 

¿Y tú? ¿No tienes ninguna responsabilidad? Esa tarjeta de crédito que usabas para comprar compulsivamente, “total, no lo tengo que pagar hasta final de mes”. Ese  cochazo que tuviste que pagar a plazos porque no te conformabas con uno “normal y corriente”. Ese piso que tanto ansiabas tener en propiedad, a pesar de estar muy a gusto de alquiler, porque si no, “qué pensarían los vecinos de mí”.

No todo es blanco o negro. Hay matices.

Vivimos esperando un golpe de fortuna que nos solucione la vida:

  • Empresas: mandamos currículums a diestro y siniestro. “Cuantos más envíe, más probabilidades tendré”. Rotundamente, falso. Para encontrar trabajo, tienes que diferenciarte. Si haces lo mismo que los demás, tendrás pocas opciones.
  • Políticos: “si gobierna X partido, encontraré trabajo”. De producirse esta situación, sería más fruto de la casualidad que de la causalidad (causa-efecto).
  • Apuestas: nos gusta probar suerte. Jugamos a la lotería (las tradiciones son sagradas), la bonoloto, el euromillón, la quiniela, el casino, apuestas deportivas.

El-desempleo-es-la-principal-preocupación-de-los-españoles_optEl paro juvenil está por las nubes. La mitad de los menores de 25 años está en paro. Existe una dicotomía en este grupo de población. Por un lado están los ‘ninis’, esos jóvenes que han sido vencidos por la complicada situación y se han abandonado. Por otro, la generación mejor preparada de la historia. Graduados en Derecho, ADE, Arquitectura, Ingeniería, Comunicación, y un largo etcétera.

Todo el mundo desea un título universitario, aunque no le haga falta. Hay tantos universitarios que al terminar sus estudios necesitan, o eso creen, seguir estudiando. Algunos incluso tienen un máster. La educación es una burbuja que terminará explotando.

Los postuniversitarios están deseosos de aprender y saben que su futuro laboral está muy negro. Conozco gente que está dispuesta a hacer prácticas sin recibir remuneración alguna. Esto tiene un nombre: explotación laboral. Dicen que así tendrán experiencia, que si tienen suerte (cómo nos gustan las apuestas), quizá les contraten.

La realidad es bien distinta. Muchos empresarios (siempre hay alguna excepción) están buscando jóvenes desesperados por aprender un oficio. Les da igual si adquieres experiencia o no. Quieren alguien que trabaje mucho y, a ser posible, gratis. ¿Quién mejor que un becario iluso? Cuando termine tu periodo de prácticas, buscarán otro y vuelta a empezar.

He sido becario. He aprendido muchas cosas. La principal, que tu ilusión y tus ganas de trabajar son aprovechadas para pagarte menos de lo que mereces y hacerte trabajar más de lo acordado.

 

Y entonces, ¿qué propones?

 

Lo primero que quiero decirte es que estamos en el mejor momento para emprender. Tenemos a nuestra disposición una cantidad de posibilidades que en la época de nuestros padres no existían. A día de hoy, es posible trabajar desde donde quieras: desde casa, la biblioteca, en el tren, el autobús, el avión o el mismísimo cuarto de baño (aunque no te lo recomiendo).

 

Estamos en el mejor momento para emprender - ¡Compártelo!          

 

Infoproductos. Gestión del conocimiento. MonetizarNuestro principal aliado es el ordenador. Es nuestra herramienta de trabajo. Con él podemos crear infoproductos, conocimientos que podemos vender a través de Internet, ya sea en formato PDF, vídeo o audio. También podemos ofrecer servicios. ¿Eres diseñador, traductor, redactor?

Un blog es una gran forma de darte a conocer. Es mejor que el currículum vitae, ya que no te limitas a exponer lo que sabes hacer, sino que, además, lo demuestras. No tienes que ir buscando clientes puerta por puerta, ellos vendrán a ti. Si quieres profundizar en el tema, te invito a leer el artículo 7 razones para crear un blog.

“Ya, Pablo. Pero eso es muy complicado. Hay que saber programar”. Nada más lejos de la realidad. Con los actuales gestores de contenido – también llamados CMS, por sus siglas en inglés –, crear un blog es un juego de niños. Estas plataformas permiten diseñar un blog o una página web sin tocar una sola línea de código. Si eres nuevo en estos menesteres, te recomiendo mi curso gratuito “Crea tu blog con WordPress”.

 

¿Y cuánto me va a costar?

 

WordPress es gratis. El único pago estrictamente necesario para crear un blog profesional es el del alojamiento y el dominio. Según el proveedor, puede ir de los 50 a los 100 euros anuales. Es decir, menos de lo que te gastas en probar fortuna: lotería, quiniela, tragaperras, etc.

Algunos sectores son más propensos que otros a tener éxito online. Y muchos trabajos que hasta ahora se han desarrollado cara a cara, se pueden hacer a través de la Red. Por ejemplo, ya hay muchos psicólogos que tienen su consulta vía Skype. Esta forma de trabajar elimina las barreras geográficas y permite una mayor accesibilidad de los profesionales a sus clientes y viceversa.

 

Trabajos cara a cara ahora se pueden hacer por Internet - ¡Compártelo!          

 

Descubre qué es lo que te apasiona, si es que aún no lo sabes. En esta época de tantas posibilidades pero también de tantas incertidumbres, es normal que no sepas muy bien  qué es lo quieres. Yo empecé la carrera con la idea de ser periodista deportivo. Ahora mismo, no es lo que más me atrae. He descubierto que me gusta más ayudar a las personas. Fuera Códigos es una buena forma de hacerlo.

Ten en cuenta que puedes dedicarte a algo que te dé dinero pero no te guste, pero eso no te dará la felicidad y lo terminarás dejando o, peor, amargado y desilusionado con tu vida. Por eso es muy importante que te plantees qué es lo que te hace feliz, en qué eres bueno y si es posible generar ingresos con ello. La intersección entre pasión, talento y monetización determinará tu trabajo ideal.

Es posible que pasen meses, incluso años, hasta que logres empezar a generar ingresos, o al menos, los suficientes para vivir. Por este motivo, te recomiendo que si tienes un trabajo, aunque sea una basura, no lo dejes.

Te lo explico con otra de las frases lapidarias de mi padre. Una cita de los filósofos clásicos: “primum vivere, deinde philosophari”. Quiere decir algo así como, primero gánate el sustento para vivir y después ya tendrás tiempo para filosofar. Lo más importante es que tengas unos ingresos o una situación económica que te permitan vivir al menos durante un año. Si no es tu caso, no te recomiendo que emprendas. Si vives con tus padres o con algún familiar que te puede mantener, también vale.

 

Crea tu propio camino

 

Gana dinero con internetHace unos años, tras finalizar los estudios, te dedicabas a buscar un buen trabajo, comprar un coche, endeudarte hasta las cejas para pagar la hipoteca del piso y, por último, buscabas alguien con formar una familia. Lo que yo llamo las 4 C’s: curro, coche, casa, churri.

Si te gusta el planteamiento y tienes la suerte te encontrar un trabajo “estable”, adelante. Si estás harto de hacer lo que se ha hecho hasta ahora y que nadie se ha parado a pensar por qué lo hacía, estás en el lugar correcto.

Puedes trabajar en lo que te propongas. Otra cosa es que recibas una remuneración por ello. Como hemos visto, hay gente dispuesta a trabajar gratis, así que no veo mucha diferencia, salvo que en este caso tú tomas las decisiones, mientras que si haces prácticas tendrás que hacer lo que te digan.

 

Crea tu propio camino - ¡Compártelo!          

 

He de indicarte que emprender no es para todo el mundo. Además, los momentos iniciales son muy duros, ya que realizas un gran esfuerzo pero los resultados no llegan de forma inmediata. Trabajas a medio plazo. Si la paciencia no es lo tuyo, mejor que trabajes por cuenta ajena o que emprendas para generar unos ingresos extra, no por una imperiosa necesidad.

Ahora tienes en tu mano todas las herramientas necesarias para crear tu propio camino y alcanzar la libertad financiera. Ese estado en el que no dependas de nada ni de nadie para generar ingresos de forma regular. Seas joven o no, estés en paro o trabajando, seas hombre o mujer. Da igual. Sólo necesitas un ordenador, una conexión a internet y trabajo, mucho trabajo.

Si has llegado hasta aquí es porque sabes que tienes más probabilidades de crear un negocio de éxito en internet que de ganar el Premio Gordo. No comprendo por qué hay tanta gente segura de que le va a tocar la lotería y tan poca con la certeza de que su negocio online funcionará si le dedica ilusión, constancia y cariño.

Para poder emprender, necesitas ideas y conocimientos. El primer problema te lo resuelve Agustín con su ebook 50 ideas para generar ingresos pasivos. El segundo, te lo resuelvo yo con un sencillo consejo: lee.

A mí de pequeño no me gustaba mucho leer. En el colegio me mandaban leer El Quijote, Misericordia y muermos por el estilo. ¿Cómo pretenden que nos aficionemos a la lectura si lo que nos mandan leer aburre hasta a las ovejas? Para esta pregunta no tengo respuesta. Es absurdo.

Te voy a desvelar un secreto. No es que no te guste leer, es que todavía no has descubierto tu género. Ese tipo de libro que te engancha, que concuerda con tus intereses y aspiraciones. Casi ninguna novela me gusta. Sin embargo, los libros sobre negocios, libertad financiera y crecimiento personal me apasionan.

 

No es que no te guste leer, es que todavía no has descubierto tu género. - ¡Compártelo!          

 

Del mismo modo, hay gran cantidad de información en internet sobre ese tema que tanto te apasiona. Puedes aprender sobre él en blogs, prensa online, redes sociales, etc.

Estamos en la era del conocimiento. Formarse no es una opción: es una obligación.

 

Pablo Moreno

 

Pablo Moreno Acevedo (www.fueracodigos.com) es graduado en Comunicación por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). Considera la carrera como una oportunidad de desarrollo personal, más que como una puerta a futuros empleos. Desde que la terminó, se está dedicando a tiempo completo a sus negocios online.

 

En el último lustro se ha formado por su cuenta como consultor de marketing digital y diseñador web. Quiere convertir lo que empezó siendo un hobby en su profesión. Disfruta enormemente escribiendo, haciendo páginas web y ayudando a los demás. Es autor del libro De mayor, youtuber.

 

Puedes seguirle en Twitter y Google +.

 

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

21 comentarios en “Si no trabajas es porque no quieres

  1. Gracias Agustín por traernos a Pablo, un joven de los muchos ya “millenial” que nos dan acertadas lecciones sobre quienes debemos ser en la realidad actual.
    Todavía hay mucha gente, quizá demasiada que sigue anclada en la sociedad industrial.
    Nadie nos dijo que fuera fácil, pero estamos en la época de la historia en que es más sencillo y barato emprender: una conexión a internet y un ordenador son suficientes.
    Añádele grandes dosis de creatividad y ganas de hacer cosas, y, da igual que seas hombre o mujer, joven o ya entrado en años, guapo o feo, gordo o flaco, que tengas “buena” o “mala pinta”, que hayas vestido laboralmente con cuello azul (trabajadores de tipo industrial con mono) o con cuello blanco (oficinistas) los emprendedores del siglo XXI llevamos “cuello dorado” y lo tenemos a gala, somos emprendedores conscientes respetuosos con nuestro entorno y dispuestos a ayudar a los demás a resolver sus problemas o cubrir sus necesidades desde nuestros talentos y/o habilidades innatas o cultivadas.
    Y, sí, poco a poco iremos brillando con luz propia, reflejaremos al resto del mundo ese brillo dorado , que como la luz del sol, descubre un nuevo amanecer, el de los jóvenes y no tan jóvenes emprendedores del siglo XXI.
    Y, por supuesto, totalmente de acuerdo contigo, Pablo, si no trabajas es porque no quieres. Fuera victimismos y dejemos de una vez por todas de ser las marionetas del sistema político y económico.
    Nadie, absolutamente nadie va a solucionarnos nuestros problemas de dinero y menos los que mueven los hilos de los países.
    Mis mejores deseos para tu proyecto, Pablo.
    Un fuerte abrazo a ambos.

    • Gracias, Elena. Estoy seguro que Pablo va a apreciar tus palabras tanto como yo.

      Te copio lo que creo que es la clave de todo: “somos emprendedores conscientes respetuosos con nuestro entorno y dispuestos a ayudar a los demás a resolver sus problemas o cubrir sus necesidades desde nuestros talentos y/o habilidades innatas o cultivadas.
      Y, sí, poco a poco iremos brillando con luz propia”.

      Me parece que está fantásticamente descrito y resumido. No podría identificarme mejor.

      Gracias por tu acertada visión y por compartir con nosotros tu sabiduría, Elena.

      un abrazo!

    • Muchas gracias por tu comentario, Elena.

      Más que dar lecciones, lo que pretendo es hacer que la sociedad abra los ojos. Vivimos dormidos en la autocomplacencia, aletargados en nuestra zona de confort. ¡Virgencita, virgencita, que me quede como estoy!

      En la vida hay dos opciones: avanzar o retroceder. Algunos piensan que si no hacen nada, se quedan igual. No es verdad. Están despilfarrando tiempo y multitud de oportunidades, además de estar convirtiéndose en vegetales que se limitan a seguir con vida. Sus virtudes se atrofian y sus defectos se acentúan.

      Desde el colegio nos educan para seguir órdenes, aceptar lo establecido y no salirnos de la norma. Recuerdo un profesor de Matemáticas que se enfadó conmigo porque le dije que tenía el problema bien y que se podía hacer de varias formas, no sólo como él lo había hecho. Su contestación fue que un reloj roto da la hora bien dos veces al día. Por supuesto, en ese ejercicio me puso un cero.

      El inmovilismo es uno de los grandes obstáculos del progreso. La creatividad, la ambición y la acción son las herramientas que tenemos los inconformistas para construir una nueva forma de ser y de vivir. Lo importante es atreverse, superarse y crecer. El futuro está en nuestras manos.

      Un abrazo.

  2. Hola Pablo y Agustín,

    Me parece muy bien el artículo, la manera en que se explica. Finalmente va a lo que considero (al igual que ustedes, entiendo) la clave:

    Descubre qué es lo que te apasiona, valídalo (en el mercado, si quieres vivir de ello), busca la manera en que podrás aportar a los demás desde tu pasión y (quizá lo que más coraje requiere) házlo!

    En mi caso, estoy descubriendo un gusto por la escritura. Comencé un blog (historiasviajonas.wordpress.com) donde estoy escribiendo historias sobre viajes. Lamentablemente, me salté el paso de la validación, así que lo estoy haciendo sólo por gusto y sin saber aún si podré monetizarlo de algún modo, situación que tampoco me es completamente urgente en estos momentos, por lo que lo tolero bien.

    Si alguno quiere darse una vuelta y leer o enviar su propia historia, son completamente bienvenidos!

    Saludos!!

    • Muy buenas, Felipe.

      Muchas gracias por tu aportación. Efectivamente, el primer paso es saber lo que uno quiere hacer en la vida, descubrir tu pasión. Una vez lo tienes claro, es hora de validar si puedes ganar dinero con ello. Y no conozco mejor manera que ponerse manos a la obra. Internet nos permite comenzar a desarrollar una idea/proyecto/negocio sin la necesidad de hacer una gran inversión.

      Es probable que tu idea tengo “éxito” o no, pero no lo sabrás hasta que la ejecutes. Por eso animo a todo el mundo a emprender. Hay que estar preparados para el “fracaso”, porque es muy difícil que algo funcione a la primera. Deberás ir corrigiendo el rumbo por el camino, e incluso, parar y recomenzar. Si la idea tiene sentido, soluciona un problema/necesidad y persistes el tiempo suficiente, terminarás triunfando.

      Me gusta la idea de tu blog Historias Viajonas. Te animo a seguir publicando. No te centres en el fin e intenta disfrutar del camino. Que cada post sea un motivo de orgullo y satisfacción (parezco Juan Carlos I de España). No te preocupes mucho por la monetización, céntrate en crear contenido de calidad y el dinero vendrá de la mano. Lee blogs como el de Agustín y encontrarás la manera de vivir de lo que más te gusta.

      Un abrazo.

      • Hola nuevamente Pablo.

        Gracias por tu comentario. En eso estoy, mi foco no es el fin, sino el simple proceso de contar experiencias de una manera que permita a los lectores conocer nuevos lugares!

        Por otra parte, a qué nos referimos específicamente con “millenials”. Me suena como a un término relacionado con la generación, pero no estoy seguro.

        Saludos!

        • Hola de nuevo.

          Vas por buen camino. Esa es la mentalidad adecuada.

          Muy buena pregunta. Hay definiciones varias y diversos juicios de valor. Un diario de España tituló en su día con mucho desatino “Millennials: la generación malcriada que quiere cambiar el mundo”.

          Entiendo por millennials a toda persona nacida entre los años 80 y los 2000. Otros consideran que son los que alcanzaron la mayoría de edad en la primera década del siglo XXI, es decir, durante el cambio de milenio, de ahí el nombre.

          Es esta generación de jóvenes menores de 35 años que posee unas características especiales que la diferencian de las anteriores, como el dominio de la tecnología, su desapego por las marcas y su comportamiento multitarea.

          Siempre hay matices, pero los millennials han nacido durante la prosperidad económica, lo que les ha permitido obtener, en la mayoría de los casos, una educación superior. Y justo cuando tienen que enfrentarse al mundo laboral, se encuentran con una crisis económica y de valores a nivel mundial.

          Espero haberme explicado con claridad.

  3. Hola Pablo!

    Vaya pedazo de post, enhorabuena! Te estaba leyendo y a veces parecía que me estaba leyendo a mí mismo. Mi historia es muy similar a la tuya y mi mentalidad también, así que me siento super identificado.

    No sé si tendremos éxito o no (yo creo que sí), pero desde luego el que no lo intenta nunca va a conseguir nada. Estamos muy acostumbrados a que otros nos tengan que dar trabajo, y además para toda la vida!

    Además, cada vez en los empleadores valoran más la experiencia que hemos ganado los que nos hemos atrevido a lanzarnos por nuestra cuenta, y sin duda es una forma de destacar en caso de que al final acabemos buscando un trabajo (aunque no creo que eso vaya a pasar jejeje).

    En fin, me alegra ver cómo esa mentalidad obsoleta va cambiando y cada vez somos más los que tenemos otro tipo de inquietudes y no nos conformamos con ser uno más.

    Un fuerte abrazo crack! Me pasaré por tu blog a echar un vistacillo 😉

    • Hola, Borja.

      Gracias por tus palabras. Los dos tenemos una edad parecida, estudiamos a distancia y hemos trabajado a media jornada para ganarnos la vida. Además, estamos a tiro de piedra. Soy de Logroño. Me cojo una barca, la tiro al Ebro y llego a Zaragoza en un plis plás.

      Nada te puede dar garantía de éxito, pero las ganas de aprender, de trabajar y el ponerse en camino son garantía de superación personal. Sólo por eso ya valdría la pena emprender. Pero tampoco hay que ser ingenuos. Hay que comer, a ser posible todos los días, y por eso hago hincapié en tener ahorros para sobrevivir o una familia que te sustente en caso de necesidad.

      El trabajo fijo es un pensamiento propio de la sociedad industrial. Yo hago mi trabajo y tú me pagas. Y si lo hago bien, no me puedes echar, porque lo digo yo. Esa mentalidad anticuada y utópica no se corresponde en absoluto con la realidad.

      Ahora, si un empresario (grande o pequeño) necesita que alguien le haga un determinado trabajo busca un freelance, y si contrata a alguien porque quiere que se dedique a su proyecto, lo hace por un corto periodo de tiempo. Hay mucha competencia y no quiere atarse a alguien si el mes o el año que viene puede encontrar a otro mejor.

      Me gusta mucho el enfoque de tu blog, tiene cierta similitud con el mío: que todo el mundo sea capaz de crear su propio blog. Por el momento, me superas en lo que a diseño se refiere, pero sólo de momento 🙂

      Un placer ver que no soy el único ‘millennial’ que piensa así.

      Un abrazo, Borja.

  4. Muy buen post, me ha gustado mucho, creo que has abordado muy bien el tema de la iniciativa personal, del espíritu emprendedor y de hacer algo que a uno realmente le apasiona. Sin desmerecer a la educación formal, a la cual le has dado su justo valor – formarnos como personas -, has posicionado el autodidactismo como instrumento para hacernos con las habilidades del siglo XXI. ¡Adelante siempre!

    • Hola, Beatriz.

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado el post. Para mí la educación reglada debería formarnos como personas, pero no ser su única utilidad, ya que ésta, corresponde en mayor medida a los padres. La formación académica tiene que ser un trampolín hacia la vida profesional y, a día de hoy, no lo es.

      El autodidactismo siempre es una buena opción, aunque tampoco hay que descartar un buen curso de pago que nos ahorre tiempo de aprendizaje. Además, algunas personas no se sienten cómodas ‘volando en solitario’, por lo que necesitan de un mentor que les guíe en el camino. Cada persona es un mundo.

      He visto que te dedicas a la formación. Das cursos de español a brasileños y todo aquel que hable portugués. Fantástico. No descuides tu blog. Es una de las mejores señas de diferenciación.

      Adelante 😉

  5. Gran artículo, escrito por un joven que da ejemplo a gente anclada en la queja y el victimismo: “no hay trabajo, la culpa la tiene el gobierno” y cosas por el estilo. Al final son todo excusas para no tomar las riendas de nuestra vida, porque lo único que podemos hacer es responsabilizarnos de nuestra vida, nuestros sueños, nuestro trabajo. Encontramos todo tipo de excusas sólo para no pensar, para no salir de nuestra cómoda zona de confort… Cada día me encuentro con personas que viven con las excusas, porque este es mi trabajo como coach, ayudarles a dejar sus excusas de lado y encontrar ese compromiso consigo mismos. Pero no es fácil: no lo enseñan en el colegio ni en la universidad. Nos enseñan a depender, a tener miedos, limitaciones, a seguir órdenes, normas, a ser verdaderos esclavos del sistema. Pero se puede salir de ahí. Gracias a blogs como el tuyo, Agustín o chicos como Pablo, y a miles de personas que hemos empezado una verdadera revolución interior (que no la política, ésa no sirve de mucho), vamos poco a poco despertando conciencias y haciendo ver que otra vida es posible, que la libertad es posible.

    • Hola, María.

      Gracias por este comentario tan amable y clarividente.

      Por desgracia, el victimismo es una actitud muy extendida, especialmente en la cultura occidental. Echar balones fuera es un signo de inmadurez, de no querer coger el toro por los cuernos por falta de valor o de humildad. A veces creemos que somos perfectos y, cuando caemos en la cuenta de nuestros errores, no somos capaces de afrontar la realidad.

      Está claro que las circunstancias influyen en nuestras vidas y que, en estos momentos, no son las mejores para mucha gente. Sin embargo, el único responsable de la propia vida es uno mismo. Normalmente, los tiempos de crisis suelen ser muy productivos, ya que la necesidad despierta la creatividad de las personas.

      Es imprescindible el trabajo que gente como tú y multitud de ‘coach’ (se dediquen a ello profesionalmente o no) realizan para quitar esa vieja creencia de que la sociedad determina nuestra vida. De que nos lo tienen que dar todo hecho y nosotros sólo tenemos que obedecer. El determinismo es enemigo de la libertad en todos sus ámbitos.

      Yo tampoco creo en las revoluciones políticas ni masificadas. Creo en la revolución interior, en el crecimiento personal y la autosuperación. Todo lo bueno y lo malo que hay en la sociedad nace del interior de las personas. Por tanto, es ahí donde hemos de centrar el foco. Ya lo decía Fito en una de sus canciones: “todo viene de dentro”.

      Muy buena aportación, María.

  6. Me parece bastante atrevido que algunos animéis a emprender a la gente y vengáis a dar lecciones de vida y echarle huevos al asunto, cuando lo único que habeis hecho es creeros un blog e inventaros un programa premium.

    Que oye en vuestro campo, el del desarrollo personal, está muy bien esa idea y funciona, siempre habrá pardillos que confien en un coach que le dirá 4 frases sacadas de libros de autoayuda para animarlo. Pero no todas las profesiones son igual.

    Peluqueros, carpinteros, hostelería, médicos, maestros dificilmente van a poder vivir de hacerse un blog.

    Y como tu dices hay que diferenciarse, y de los 500-600 blogs sobre coaching-desarrollo personal, pocos aportan realmente valor. La mayoría son copias unas de otras.

    O como los youtubers, que sí, desgraciadamente ahora cualquier gilipollas pegando gritos delante de una cámara.

    Así que por favor, no vengan dando lecciones de vida.

    Ah, vivimos en la era del conocimiento sí, y en la de la estupidez y el borregismo también.

    Buenos días

  7. Hola, Emilio.

    Como ya comenté en su día, no pretendo dar lecciones de vida a nadie. Sólo trato de animar a la gente a perseguir sus sueños. Hablo en primera persona porque es lo que mejor conozco, que no lo mejor que conozco. Emprender no es un camino de rosas. Hay muchas dificultades por el camino, empezando por la falta de fe que todos hemos experimentado en uno u otro momento de nuestra vida.

    Mi campo no es el desarrollo personal, sino el desarrollo web, aunque para emprender un proyecto en solitario hace falta cierta madurez, sin duda. El resto se adquiere con la experiencia. Quizá no aciertes a la primera, ni a la segunda, pero cada “fracaso” te acerca un poco más a tu meta. Si analizas bien lo ocurrido, sabrás lo que no debes hacer. Y eso ya es mucho.

    Está claro que hay gente que se aprovecha de la necesidad de los demás. Esto no es algo nuevo ni propio de los blogs. Basta con observar la reventa en los aledaños de un estadio de fútbol. Un caradura compra una entrada por 50€ para venderla a 1000€ a una persona que se muere de ganas por ver ese partidazo, aunque le cueste el salario del mes.

    Hay sectores más proclives a funcionar online que otros. Es evidente. Sin embargo, prácticamente todos los trabajos pueden utilizar internet para diferenciarse de la competencia y crear una comunidad, entre la que se encuentran potenciales clientes. Y en caso de que fuera imposible, un blog es una buena forma de obtener unos ingresos extra con temáticas que no tienen por qué estar relacionadas con tu actividad profesional pero que te pueden apasionar igualmente.

    Es importante saber que un blog es el resultado de mucho trabajo en la trastienda, en el que la gente no se fija. No se vive “de hacer un blog”, sino de todo el trabajo que hay detrás. Es como el éxito. La gente sólo ve la punta del iceberg, pero su sustento está bajo la superficie. Si fuera tan fácil, la tasa de abandono de los blogs no sería superior al 90% y todos seríamos multimillonarios.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay canales de YouTube que no aportan nada de valor. Algunos ni siquiera son graciosos, que es lo que pretenden la mayoría. Sin embargo, no debemos olvidar que hay mucho contenido de calidad también. Hoy en día puedes aprender a hacer casi cualquier cosa a través de un videotutorial. No nos centremos únicamente en lo negativo.

    No creo que haya mayor borreguismo que hacer lo que la sociedad nos dice que hagamos, de forma directa (con palabras) o indirecta (con hechos). Me niego a que nadie dirija mi vida. Hace tiempo que tomé el rumbo de mi destino e invito a todo el mundo a que haga lo mismo.

    Agradezco tu aportación, pero todo esto hubiera sido más llevadero si lo hubieras hecho con un poco de educación y de respeto.

  8. Comparto totalmente tus palabras, Pablo.

    A Emilio, una lastima que hayas dado con alguien que se ha hecho pasar por coach. (cuanto más leo tú comentario menos lo pillo, ea!)

    Y en general, decir que emprender no es fácil, pero justamente decir y creerse que es difícil, que yo no sirvo, que yo quiero ser funcionario… es el camino más corto para estar 4 años en el sofá, parado, rascándose los cocos.

    En mi caso, he estado máximo un año parado, hace muchos años, y ¿qué hice? en lugar de lamentarme, me di de alta de autónomos en 3 epigrafes distintos (a saber, multiservicios: limpieza; administrador de fincas y agente inmobiliario; venta de servicios por catálogo).

    Limpiaba patios, arreglaba grifos y cisternas, administraba pequeñas comunidades de vecinos y de paso, alquilaba o vendía inmuebles de los mismos propietarios. Y no se me caían los anillos.

    He sido funcionario, he montado multitud de empresas, unas han fracasado, otras no y me aportan beneficios (¡¡sí, Emilio, los ingresos pasivos, existen!!) y otras las he vendido o traspasado.

    Ahora no limpio patios -no me importaría- porque puedo vivir de mi blog y de otros blogs y webs. Tengo clientes que son peluqueros, abogados, asesores, diseñadores gráficos, panaderos, escritores…. y todos viven directa o indirectamente, parcial o totalmente de su blog.

    Y sí, soy mentor y coach especialista en PNL e Hipnosis. Y no, no vendo humo (eso, en los estancos).

    Que te lo creas o no, es tu problema. Pero chato, antes, mira como y a quién escribes.

    Sin acritud. Es mi opinión, la de uno al que lo único que le quedan pocos curros por probar.

    Un abrazo a tod@s y en especial a Agustín y Pablo 😉

    • Hola, Miguel. Veo que funcionan bien los enlaces de mi blog 😉

      Me hace mucha gracia eso de “rascarse los cocos”, lo peor es que es verdad. Hay mucha gente esperando a que la vida les sonría, mientras ellos le ponen su cara más triste y amargada. Dejan pasar el tiempo esperando a que les llueva una solución del cielo, cuando lo que tienen que hacer es buscarla hasta dar con ella.

      Tienes las ideas muy claras. Viste que tenías que partirte el lomo para salir adelante mientras buscabas la forma de crear un negocio y hacerlo crecer. Seguro que tuviste dudas, que en algún momento te entró el bajón, pero seguiste adelante y lograste alcanzar tu objetivo.

      Me alegro de que te vaya todo bien. Tu determinación es lo que te ha hecho triunfar. Todos deberíamos tomar nota. Muchas veces el principal obstáculo en el camino somos nosotros
      mismos.

      Gracias por compartir tu motivadora experiencia.

      Un abrazo.

  9. La pura verdad, de hecho vengo desde un comentario desde este autor en otro blog que me ha llamado mucho la atención por su forma de expresarse, se notan las ansias de emprender y salir adelante, espero que tengas muchos éxitos con lo que te propones y te seguiré en tu blog fuera códigos

  10. Hola, Joel.

    Qué alegría verte por aquí. La verdad es que mi comentario en el blog de Dean Romero está causando sensación. A ver si consigo el objetivo principal 🙂

    Muchas gracias por tu palabras. Me gusta expresarme correctamente. A todos nos gusta leer un buen texto, cuidado y sin faltas de ortografía. No es tan difícil hacerlo, basta con proponérselo y esforzarse por conseguirlo.

    El emprendimiento es una droga que engancha. Si puedo evitarlo, no volveré a trabajar para una empresa, al menos, no como empleado. Como solía repetirse a sí mismo Nelson Mandela cuando estaba encarcelado: “Soy el amo de mi destino; soy el capitán de mi alma” (Invictus, William Ernest Henley).

    Gracias por seguirme en mi blog. Si quieres que publique sobre algún tema en especial, pídemelo y si cuadra con la temática del blog, lo haré encantado.

    Un abrazo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies