pasión y pasión por el trabajo

La pasión por el trabajo que escojas te hará libre (y la prueba de lo que digo, al final del post)

¿Sabes por qué? Porque la pasión (también la pasión por el trabajo) te trae felicidad y la felicidad te trae libertad.

Creo que estamos de acuerdo en que hacer las cosas con pasión es una de las claves para un vida próspera y feliz, ¿verdad? Yo siempre digo que la pasión unida al talento constituye la fórmula para el éxito.

Ambas cosas incluyo:

♦ pasión por lo que haces, por el trabajo,

♦ y talento para el mismo.

Tienes que ser bueno en lo que hagas (y si no lo eres, aprender a serlo, espabilarte un poquito), pero también tiene que apasionarte; en otro caso, te aburres, te cansas, lo dejas y sientes que tienes que cambiar, el cambio te saca de tu zona de confort y empiezan los quebraderos de cabeza (y las madres mías). Por eso una de las cosas principales que debemos hacer en nuestra vida (aparte, por supuesto, de encontrar la pregunta primaria) es determinar nuestras pasiones. Y cuanto antes lo hagamos, mejor, menos tiempo perdido.

 ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Como últimamente estoy un poco exhibicionista, te contaré algo de mi vida.

Desde hace tiempo soy una persona afortunada, feliz, plena y que hago lo que me apasiona. Llevo la vida que me gusta y me siento dichoso. Eso ya lo sabéis, pero lo que no sabéis es lo que viene ahora :).

Y es que resulta que no siempre ha sido así. Durante gran parte de mis años yo no conocía ( o creía no conocer) nada que constituyera una pasión para mí.

Y menos una pasión por el trabajo, porque lo de trabajar siempre lo he considerado aburrido y soporífero: una especie de mal necesario, algo que había que soportar, una maldición divina impuesta por los dioses cuando el ser humano se pasó de listo en el paraíso y se hizo el gracioso. En castigo, Dios impuso el trabajo y le dijo algo así como “ahora te vas a enterar, bonito”.

Lo de que el trabajo dignifica… ¡depende!. Si no te apasiona, es un castigo 🙂 - ¡Compártelo!          

Entonces (que me disperso), para mí el trabajo era un castigo.

Pero lo era porque no había nada que me gustara hacer y yo consideraba que no sentía pasión por nada: ni por el trabajo ni por nada de la vida en general (todos tenemos nuestra etapa existencialista en la que nos dedicamos a leer a todos los autores maniaco depresivos que caen en nuestras manos. Afortunadamente, existe el desarrollo personal y, trabajándotelo, puedes llevar una vida de felicidad y libertad).

salir de la manada y ser libresComo digo, en esa época en que me paseaba por la vida con cara de suicidio, no había en mí por más que buscara una pasión por algo: alguna actividad, algún sector…

Hacía las cosas que se suponía debía hacer en cada momento, como la mayoría, y porque no creía tener más alternativa.  A modo de ejemplo, me matriculé para el carnet de conducir a los 18 años por la poderosa razón de que era lo que todo el mundo hacía, aunque la realidad es que nunca he tenido el más mínimo interés por colocarme delante de un volante.

Yo, como muchos, era un ser previsible, programado para ser, existir y deambular a la espera de que llegara la noche para dormir (por entonces todavía no sabía que dormir era lo que hacía durante el día).

 ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

¿Qué ocurre con la pasión y los trabajos?

Entonces, ¿qué ocurre? Que estamos muy condicionados por todo: entorno, sociedad, familia, televisión…

La masa te atrae hacía sí con una poderosa fuerza centrípeta y cuesta encontrar una verdadera pasión porque, cuando hallas en tu ser algo que te hace vibrar, enseguida aparece toda la comitiva de expertos amargadores de la vida diciéndote que eso no se puede, que es una tontería, que vaya ocurrencias, que de eso no es posible vivir, etc. etc.

Finalizando, por supuesto, con el clásico “¿en qué mundo vives?”

Rebaño, masa o manadaBueno, la realidad es que uno tan solo pretende vivir en el mundo que elige vivir, aunque a menudo la gente pretenda no dejarte hacerlo.

En ocasiones el ser humano es un desconocido dentro de su propia especie y sí, lo digo por experiencia y con dolor: cuesta salir de ahí a no ser que tengas una gran fuerza de voluntad y unos deseos de superación brutales. La masa es muy alienante, se lo trabaja, y no te deja escapar gratis así porque sí: necesita miembros para alimentarse.

Salir de la masa cuesta trabajo, pero si te lo propones, sales - ¡Compártelo!          

 

La idea que quiero transmitir (si puedo, porque dispersarme, me disperso  lo mío 🙂 ) es que, cuando dices no tener ninguna pasión (por el trabajo o por algo), no es que no la tengas, es que te estás haciendo mal la pregunta.

No sabes cuál es porque te preguntas lo que no debes preguntarte al estar mediatizado por otras consideraciones: si te va a permitir vivir de ello, si se van a reír de ti, si tiene relación con lo que has estudiado o lo que te has formado…

No te preguntas cuál es tu pasión simple y llanamente, qué es lo que te gusta, sino si lo que te gusta va a tener cobertura y aceptación dentro de los límites sociales, dentro de la masa, dentro de la manada.

 La pregunta en cuestión

Porque yo no me creo que no te guste nada. ¿No te gusta ni comer, ni dormir, ni viajar, ni leer, ni ir al cine, ni hablar con nadie, ni practicar sexo, ni dejar fantasear tu mente, ni…?

Por supuesto, hay cosas que te gustan, el problema es que consideras que de eso no se puede vivir. Ahí está al quid de la cuestión. Te limitas antes de empezar y desechas la idea porque no crees posible ganarte la vida con ello.

La pregunta no es: ¿qué puedo encontrar que me apasione y me permita vivir de ello?

La pregunta, con un sutil (y determinante) matiz de diferencia es: ¿cómo puedo vivir de lo que me apasiona?

Es decir, no te preguntas primero si puedes vivir de lo que te apasiona. Te preguntas qué te apasiona y después te preguntas cómo vivir de ello.

Determinas tu pasión, insertas en ella tu trabajo y la monetizas con tu saber

Hace pocas semanas hablábamos de monetizar lo que sabíamos creando infoproductos ( y recientemente he lanzado este método para aprender a crearlos y a generar ingresos con ellos). Si te gusta viajar, inflarte a comer o practicar el sexo, seguro que tienes

  • conocimientos
  • anécdotas
  • habilidades aprendidas
  • sugerencias
  • trucos

que puedes mostrar a los demás a través de diversas vías y crearte una fuente de ingresos con ello.

Estás utilizando tu pasión para crear con ella, y la creación unida con el marketing de lo que hagas, significa ingresos (y negocios de éxito).

ingresos pasivos y libertad financiera

No digo que lo vayas a conseguir de la noche a la mañana, ni que no debas aprender a hacerlo, ni que te vayas a hacer millonario el primer día. Digo que iniciar esa vía, profundizarla, desarrollarla y perfeccionarla te abrirá un camino de desarrollo personal y ganancias.

¿No lo crees?  Lo siento, pero yo sí. Si no lo crees, no será, y si lo creo, será. Y te voy a decir porqué lo creo: porque si otros lo hacen (y no especialmente inteligentes ni talentosos) tú también puedes

¿Cómo sabes que sientes pasión por el trabajo?

Es tu pasión cuando

♦ No te importa el tiempo que transcurre porque no miras el reloj

♦ No te importa si es festivo o no.

♦ Lo harías aunque no te pagaran porque para ti es un hobby, un entretenimiento, un placer.

♦ Llevas tiempo dándole vueltas en la cabeza (quizá desde pequeño), soñando con hacerlo aunque siempre terminabas abandonando la idea (la masa, el rebaño).

♦ Y cosas por el estilo.

pasión

Finalizaré ahora con la vivencia personal que te decía al inicio.

Mi pasión, mi trabajo y mi vida son una y la misma cosa

Como quizá hayas leído en algún lugar, hace años comencé a diseñar mi estrategia de ingresos pasivos (hay múltiples razones para que tú también lo hagas), con los que afortunadamente me gano la vida desde hace tiempo. Últimamente la he rematado con este curso.

Yo no voy a trabajar a ningún sitio por las mañanas ni por las tardes ni por las noches. Yo he constituido y sigo haciéndolo fuentes de ingreso que trabajan para mí, incluso cuando duermo.

Cuando digo que sigo haciéndolo, debo especificar que lo hago por gusto, por placer, POR PASIÓN, porque no tengo ninguna necesidad de hacerlo. Si el próximo mes me dedicara a dormir las 24 horas del día durante los 30 días que tiene el mes ganaría lo mismo que el mes anterior.

Creo que se entiende lo que quiero decir, ¿verdad?

Si el ingreso es pasivo tienes que percibirlo hasta cuando duermes - ¡Compártelo!          

No lo digo por presumir, porque para mí no es nada digno de presunción, ya que cualquiera (sí, cualquiera) puede hacerlo. Lo digo para invitar a los demás al conocimiento (a la experiencia) de que otra vida es posible (fuera de la masa, por supuesto, la masa nunca lo entendería).

Pues bien, a lo que iba (lo anterior es la introducción 🙂  :

Ayer estuvo en mi casa por la tarde Miguel Ángel Gómez, de www.miguelgomezsa.com. Miguel Ángel es programador y desarrollador web, especialista  en SEO y autor del e book Seo luego existo. Es el hombre que ves en la foto. Hasta ahora no he hablado de él pero creo que ya es hora de que lo conozcas.

Pasión. Pasión por el trabajo

Vino a casa porque estamos preparando un proyecto de creación de plataformas web para emprendedores del conocimiento y generadores de ingresos pasivos. Eso, se supone, es una idea de negocio con la que vamos a obtener ingresos (habrá información próximamente en esta web).

Miguel Ángel se fue ni más ni menos que después de las 12 de la noche. Estuvimos horas (¡horas!) hablando, trabajando, debatiendo, riendo, comiendo, diciendo imbecilidades, dispersándonos con cosas varias… y pasándolo bomba.

Se nos hicieron las 12 de la noche (como otras muchas veces) sin darnos cuenta porque para nosotros no es trabajo, es pasión, y concretamente pasión por el trabajo.

Nosotros no trabajamos: disfrutamos de lo que hacemos y ganamos dinero con ello.

Descubre aquí cómo trabajamos con pasión @MiguelGomezSa y yo cuando estamos en casa - ¡Compártelo!          

Si yo no me involucrara en este proyecto con Miguel Ángel, no pasaría nada porque seguiría viviendo igual. Pero lo hago porque me apasiona, porque me gusta, me encanta, se me pasan las horas y no miro el reloj. Igual que él.

No me importa que sea tarde porque me lo estoy pasando pipa y cuando me acuesto no pongo el despertador. No me espera nadie en ningún sitio. No le rindo cuentas a nadie. No le debo nada a nadie. Soy libre.

Por eso, la pasión por lo que haces te trae la libertad porque te trae la felicidad. Y creo que no hay cosa más importante en esta vida que ser libre y ser feliz.

(Por cierto, Miguel Ángel y yo hemos puesto en marcha este servicio de creación de plataformas web. ¿Te apetece echarle un vistazo?)

♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Si lo que hago te puede inspirar, me alegraré mucho. Mi mensaje es que otra vida es posible. Lo sé porque lo vivo. Otra vida… ¡y otro futuro!… con la que nos espera.

curso infoproductos e ingresos pasivosTe deseo lo mejor, y como no basta con desearlo, permanece atento al blog porque pronto hablaremos de estrategias para conseguirlo.

(Actualización posterior:

♦ Las estrategias han llegado: Crea infoproductos y genera ingresos pasivos con ellos.

♦ Si quieres encontrar tu pasión, no te pierdas este vídeo)

Muchos abrazos desde lo mejor que hay en mí hasta lo mejor que hay en ti, que por supuesto es lo mismo.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

14 comentarios en “La pasión por el trabajo que escojas te hará libre (y la prueba de lo que digo, al final del post)

  1. Estos post tuyos son increíbles acabo de cambiar de trabajo y pensé que me iba a sentir animado y haciendo algo que me gusta pero no es así, venir todos los días como un robot al trabajo es algo que no puedo describir, porque son muchos sentimientos que no me hacen sentir útil ni con un propósito en la vida, necesito tener pasión por lo que hago, espero tu post y también decidirme en hacer lo que me gusta.

    • Gracias por tu comentario, Lucas. A veces, por desgracia, con cambiar de trabajo no se solucionan las cosas. ¿Qué más da pasarlo mal en un lugar que en otro, de una forma o de otra? Al final es pasarlo mal.

      Yo te invito primero a determinar tu pasión, tranquilamente y sin injerencias ni limitaciones, y una vez la tengas pensar en cómo monetizarla. Porque ambas cosas son importantes: hacer lo que nos haga felices, aquello para lo que quizá hemos venido a este mundo, y ganarnos dignamente la subsistencia para poder acceder a todo aquello que tenemos derecho.

      Mucha suerte en tu búsqueda!

  2. Hola Agustín:

    Siempre es un deleite leerte.

    Tienes toda la razón cuando dices que si hacemos lo que nos apasionas, el tiempo no existe. Hace 8 meses tengo mi blog y no te imaginas la lucha interna para despegarme del computador. Amo escribir allí y compartir las cosas que he aprendido durante nueve años en la empresa para la que aún hoy trabajo (algún día despediré a mi jefe, je, je).

    Es tanta la pasión por lo que hago que a veces he tenido a mi esposo diciéndome: “me apartas una horita para que conversemos”.

    Cuando se quiere, se puede. Lo demás llega con VDP (Voluntad, Disciplina y Persistencia.)

    Saludos,

    Maryory

    • Así es, Maryory, todo lo que sea pasión es hacer que el tiempo se pase volando, y lo que no lo es… pues es dejar pasar la vida sin pena ni gloria.

      Me hace gracia lo de las luchas internas para despegarte del computador, aunque yo también soy experto en las que comentas después, las familiares: cariño, ¿vas a dejar ya esa maquinita?, je je.

      Bueno, todo sea por una vida con más sentido, no?

  3. Me gusta mucho la temática sobre la que hablas, pero lo que me cuesta horrores digerir son los aires de grandeza que aparecen, de alguna u otra forma, en cada uno de tus post.
    Te lo comento como crítica constructiva.

    Un saludo.
    Victor.

    • Hola Víctor. Gracias por tu comentario.

      Es posible que tengas esa percepción, que desde luego no es buscada ni potenciada por mi. Precisamente en el post digo que lo que hablo no es nada digno de presunción porque cualquiera puede hacerlo. Lo sería si estuviéramos hablando de cosas reservadas a unos pocos o que tienen unas barreras de acceso elevadas y no todo el mundo puede permitírselo, por poner un ejemplo. Pero no es así: mi vida y lo que hago son cosas muy normales que cualquiera puede llevar a cabo. Tan solo es cuestión de proponérselo.

      A mi me gusta hablar con sinceridad y claridad. Me gusta la verdad. Máxime cuando digo que algo es posible: tengo que aclarar que lo sé porque yo, en primera persona, lo hago. Y no creo que eso sea nada de lo que uno tenga que avergonzarse ni pedir perdón. Es la realidad y la verdad. Al menos mi verdad, porque es la que yo vivo, teniendo en cuenta además que si estoy aquí (como cualquiera que lo desee puede estarlo) es porque previamente me he ocupado de labrarme este camino y de hacer cosas que no solían hacer los demás. Lo que hoy soy es el resultado de lo que he hecho antes, por eso creo que cada día es una preciosa oportunidad para llegar a donde quieres.

      Hay bloggers y escritores que publican sus cifras de ingresos. ¿Qué pensaríamos entonces cuando alguien -no voy a dar nombres- manifiesta que factura cifras de 6 dígitos al año? ¿Se las da de algo? Está contando su realidad, su verdad, a lo cual tiene perfecto derecho, como los demás tienen el derecho de leerle o no, o de publicar las suyas o no.

      Ante los hechos cada uno tenemos una percepción y sentimos una vibración. La grandeza es que hay tantas como personas y siempre tenemos la oportunidad y la libertad de dejarnos inspirar por quienes escojamos.

      Gracias por tu crítica y tu comentario y, por supuesto, te deseo lo mejor. Mucha suerte para todo.

    • Buenas Agustín, ante todo quería agradecerte públicamente que me nombres en uno de tus post. Para mí es un honor ya lo sabes.
      Aparte quería compartir con el resto que me he sentido un poco triste leyendo los comentarios, bueno realmente sólo ha sido al ver el de Victor y quería aportar mi opinión personal al respecto.

      No es peloteo, sólo quiero matizar un poco dos cosillas. Tengo la suerte de conocer a Agustín en persona, al menos para mí es una suerte, para otros puede no serlo.
      Al leer las entradas de su blog que el mismo escribe porque perfectamente podría contratar a alguien para que se las escribiera, es una triste realidad pero esto ocurre muy a menudo, pero bueno al tema, al leer sus entradas (y reitiero, lo conozco personalmente) saco una conclusión, Agustín es una persona a la que le apasiona dedicar su tiempo en ayudar a los demás. En sus posts habla de como mejorar tu vida, te da consejos, te habla de métodos para conseguir la libertad financiera creando ingresos pasivos. Yo antes de conocerlo no tenía ni idea de estos términos, cuando Agustín me lo explico no tardé en imitar lo que él ya hacía hace años.

      No veo aires de grandeza en las palabras que ha usado Agustín en este post, lo que veo es una realidad, una verdad que cualquiera puede conseguir.

      Yo soy de los que cada vez que leo sus palabras, más ganas me entran de hacer lo que dice. A mí su forma de expresarse me ayuda a motivarme.

      De nuevo Agustín gracias por contar conmigo para tus proyectos.

      Saludos

  4. “aparece toda la comitiva de expertos amargadores de la vida”

    Me ha encantado esa frase, la verdad.

    Mi siento muy identificado con lo que dices. Yo mismo llevo tiempo buscando la forma de conseguir esa liberación, pero sigue frenándome mi mentalidad de oveja de rebaño (al fin y al cabo, desde chiquitín he sido educado para ser uno más). Ayer mismo hablaba con mis padres sobre la utilidad de estudiar y sobre los años de vida que le quedan a la estabilidad laboral (para mí, dentro de unos pocos años, será una quimera).

    En fin, me pasaría horas hablando sobre esto, per tengo que estudiar para los exámenes d ella universidad… beeeeee 🙂

    • Borja, no te preocupes por formar un poquito parte del rebaño porque todos lo hacemos, cada uno a nuestra manera, yo incluído. También hay que saber reírse un poco de estas cosas.

      Es cierto lo que dices de que la estabilidad laboral será una quimera dentro de unos años. Yo también lo creo así, por eso me cuesta entender a la gente que sigue buscando trabajos estables… ¡porque ya no hay trabajos estables! Están buscando cosas que no existen. Se quedaron bloqueados en una dimensión temporal.

      Gracias por tu comentario y por tu sentido el humor, sinceramente muy agradable.

  5. Hola Agustín, primero que nada un saludo. Me ha sido grato leerte, no te conocía, me han gustado tus líneas, son muy inspiradoras. Actualmente, me encuentro trabajando en una muy buena Empresa Mexicana, en la cual ejerzo mi carrera profesional, dentro de lo que cabe estoy “bien”, pero sabes? Siento que no tengo pasión, a veces me recuerdo en mi época de Universidad, cuando era estudiante y recuerdo cuales eran algunos de mis anhelos y deseos en la vida (profesionales) y uno de ellos, era ese! Ejercer mi carrera y otros que de alguna manera he realizado… Trato de recordarme en es época, para encontrar impulso, motivación y continuar, pero no siento estarlo logrando. Estoy contenta de tener un trabajo, pero no siento que tenga pasión por lo que hago (tengo dos años sintiéndome de esa manera), casa -trabajo, trabajo – casa. Leo tus líneas, en las que imprimes fuerza, ímpetu, ganas! Y así como te leo, me gustaría sentirme, estar en un lugar donde me sienta así, hacer un trabajo que me haga sentir así, tener una vida por la que sienta pasión de vivir, esperanza de mejorar y lograr mayores metas. Un saludo

    • Hola Karla, gracias por tu comentario. Poco a poco es posible llegar a ese estado. Quizá puedas encontrar una ocupación, un trabajo a tiempo parcial, como side project, en el que comenzar a realizar tareas que sí te inspiren, y lentamente vaya ganando fuerza hasta que le gane terreno al otro, el que tienes ahora, el que no te apasiona.

      Yo no soy partidario de dejar las cosas de golpe y lanzarse al vacío, pero sí de explorar otras posibilidades en nuestro tiempo libre: algunas horas al día, los fines de semana… E ir así, poco a poco, cambiando la visión y el estado en el que nos encontramos.

      Muchas gracias de nuevo y mucha suerte!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies