¿Qué es el outsourcing? ¿Cómo aplicarlo a mi negocio/proyecto?

En este artículo aprenderás qué es el outsourcing y cómo puedes beneficiarte de él.

(Este post NO ha sido redactado por mí. Es un artículo invitado de Javier Santos – Ver mini bio al final del post -)

Incrementar la productividad con una menor inversión es el objetivo de las empresas en el mundo, que hacen hasta lo imposible para alcanzar este propósito con éxito.  Algunas desconocen que la globalización ha traído consigo nuevos procesos como el outsourcing, los cuáles están marcando la pauta a nivel económico por su factibilidad e innovación.

El outsourcing promete reducir los costes en ciertas tareas de producción interna, pero también genera una cierta polémica ya que existen personas que lo consideran un elemento de repercusión negativa en el mercado laboral. Afirman que contribuye de forma directa a la precarización del empleo e incluso sustituye a la figura de empleado fijo por el autónomo o freelance.

Pero es importante conocer qué es el outsourcing porque lo cierto es que ha traído un sinfín de beneficios para las empresas y para los profesionales.

Las primeras podrán contar con recursos humanos cualificados con un costo muchísimo menor al convencional, donde es necesario establecer una relación de dependencia laboral de alto impacto financiero para la empresa.

Por su parte los profesionales tendrán la posibilidad de trabajar de forma independiente e imponer un estilo de vida único, el cual les permitirá explotar sus capacidades al máximo para su propio bienestar. No tendrán horario de trabajo y podrán ser autosuficientes.

Por lo tanto parece que la subcontratación, como también se le conoce a este fenómeno, cobra terreno a pasos agigantados en el mundo empresarial. Cada vez son más las pymes o startups “recién nacidas” que deciden adentrarse en esta nueva tendencia, constituyéndola como una pieza clave para surgir en su campo con un rendimiento excepcional.

¿Quieres aplicar el outsourcing y conocer qué es exactamente? Sólo debes seguir leyendo este contenido para conocer cuán beneficiosa puede ser la tercerización en tu negocio, así como los pasos requeridos para este proceso.

¿Qué es el outsourcing?

El outsourcing es una estrategia empresarial para la externalización de diversas áreas de producción interna. Este proceso se realiza a través de la contratación de profesionales independientes u de otras empresas especializadas en la gestión de tareas específicas, las cuales requieren de una mano de obra altamente capacitada para su ejecución.

Las corporaciones de este tipo se denominan sociedades externas o subcontratistas. Su objetivo es ofrecer servicios de alto valor, desde la aportación de capital humano hasta la puesta en marcha de todo un arsenal logístico para la realización de un trabajo.

El outsourcing también busca liberar a las compañías de labores que pueden resultar engorrosas, como por ejemplo el mantenimiento e informática. Otras, como la contabilidad o el marketing digital, también suelen ser muy recurrentes en este caso.

Al estar despreocupados de tales áreas, las empresas pueden ocuparse de aspectos clave del negocio para brindar un servicio de excelente calidad e imponerse como la mejor alternativa en tu sector.

Igualmente, las empresas e industrias están apegándose a este precepto de contratación mercantil para abaratar costes de personal, considerando que es uno de los principales factores económicos influyentes al inicio de cualquier actividad comercial.

Cada individuo que es añadido a la nómina tiene un altísimo coste en términos generales. Su contratación supone una serie de compromisos considerables, los cuales pueden aumentar al valor original en términos salariales hasta un 100%.

El outsourcing presenta una solución directa a una problemática como esta. Asimismo, brinda nuevas alternativas profesionales para todas las personas capacitadas en un área específica, las cuáles no se quedan desempleadas por la falta de recursos sino se acoplan a las situaciones reales para bienestar colectivo.

Tipos de outsourcing

Una vez visto qué es el outsourcing, vamos a estudiar los diferentes tipos que existen.

Cada empresa tiene sus propias necesidades según el tipo de actividad desarrollada. Esto hace que surjan diversos tipos de outsourcing para satisfacer cualquier tipo de requerimiento o escenario posible, brindando eficiencia absoluta en los servicios prestados.

Off-shoring

Es el proceso de subcontratación internacional de labores internas.

Se trata de movilizar a una parte importante de la cadena de producción a otros países, donde la mano de obra es mucho más económica o dispone de aptitudes técnico-académicas extraordinarias.

Suele producirse con más frecuencia en el sector manufacturas, el cual requiere de una productividad a ritmos acelerados para saciar la demanda de consumo.

Este fenómeno ha nacido como consecuencia de la globalización, constituyéndose como una oportunidad para abrirse a nuevos mercados mundiales.

In-house

Es un tipo de outsourcing más cercano, debido a que se realiza en las instalaciones de la empresa o negocio del cliente.

Un claro ejemplo de esto serían los guardias de seguridad, quienes trabajan en un sitio pero generalmente no pertenecen a esa empresa. El personal de limpieza es otro caso común de subcontratación inhouse.

Suele realizarse en estas áreas por considerarse servicios esenciales pero también costosos en algunos casos. Principalmente porque son tareas complejas, donde el empleador debe adquirir un compromiso mayor al económico con el trabajador como consecuencia de la naturaleza de ese trabajo a ejecutar y los peligros que conlleva.

Off-site

Exactamente lo contrario al tipo de outsourcing anterior. En este caso, la parte contratante no goza de la realización de labores en sus propias instalaciones, sino al contrario, debe dirigirse a otros establecimientos para recibir los servicios requeridos.

Es muy común en el caso de áreas como la contabilidad o marketing digital, donde cada profesional o empresa cuenta con su sede establecida y toda la logística necesaria para la ejecución de su trabajo. Algo que no está disponible en el lugar de trabajo del cliente interesado.

Cabe destacar que el lugar para la prestación de un servicio no dictamina la calidad del mismo.

Co-sourcing

Se define como una estrategia de tercerización mixta, la cual se compone de personal externo e interno de la empresa contratante. No sólo se comparten recursos humanos con un conocimiento especializado en las tareas a desarrollar, sino también cualquier otro elemento logístico requerido.

Tanto la parte que recibe el servicio como la que ofrece están enfocados en el mismo objetivo. Del mismo modo, están sujetos a las mismas condiciones en términos de riesgo por cada operación realizada.

Es el proceso de colaboración más completo en el outsourcing, donde los empleados pueden enriquecerse de un sinfín de conocimiento e interactuar con nuevas formas de trabajo en el sector.

Outtasking

Este tipo de outsourcing se encarga de diversas áreas específicas, donde se requieren de servicios especializados y personal humano con una gran formación cualificada para tal fin. Un ejemplo común para este caso es la investigación para el desarrollo de proyectos de alto impacto, los cuáles pueden marcar un antes y después para cualquier empresa por su alto costo tanto económico, así como logístico e incluso social en algunas ocasiones.

Beneficios e inconvenientes del outsourcing

¿Qué es el outsourcing? Beneficios e inconvenientes - ¡Compártelo!       

Beneficios

  • Abaratamiento de costos en recursos humanos. Ya lo he comentado antes, es una de las principales ventajas del outsourcing. Te olvidas de pagar salarios a fin de mes para empleados fijos, los cuales no siempre están en labores directas para incrementar la producción y mejorar la situación financiera de tu negocio.
  • Resultados garantizados. Estarás completamente confiado de obtener el mayor éxito en cualquier tarea a ejecutar por más difícil que sea. Sabrás que estás invirtiendo en obtener beneficios inmediatos en áreas de vital importancia.
  • Reduce costos en materias primas e implementos. Las empresas que prestan servicios de outsourcing cuentan con toda una logística competitiva, la cual pondrán a tu completa disposición para lo que necesites. No tendrás que gastar en equipos e implementos costosos para usarlos una sola vez o con poca frecuencia.
  • Optimización del tiempo.  Si requieres de algo con urgencia, podrás tenerlo en cuestión de horas. Estarás contribuyendo a una mayor competitividad en el mercado para posicionarte como la mejor alternativa en tu sector. 

Inconvenientes

  • Deshumanización. Las empresas velarán por sus propios intereses hasta el punto de poder llegar a olvidarse de su esencia humana, la que nos hace sentir vivos y comprender que requerimos de vivir en sociedad para subsistir.
  • Explotación laboral. El outsourcing no está sujeto a las regulaciones vigentes en materia de legislación laboral de cada país. Esto hace que los honorarios profesionales de empresas o particulares sean establecidos según su valía y experiencia, lo cual no es bueno pero hasta cierto punto porque puede conllevar a situaciones de precariedad y abusos.

¿Qué hacer antes de empezar con esta forma de trabajo?

Toda decisión a nivel empresarial requiere de un previo análisis para dictaminar su factibilidad y sostenibilidad con el paso del tiempo.

Debemos considerar cuál es la situación real de cada empresa junto con sus requerimientos en términos generales y saber hasta qué punto resulta beneficioso el outsourcing.

No todas las compañías están en condiciones de buscar profesionales por breves periodos de tiempo para una labor determinada, en la que se requiere de alguien a tiempo completo y con la máxima dedicación para ver resultados. Puede que en un caso de ese tipo, le sea más viable a la empresa añadir a otro empleado a su nómina para su área.

Pero si el negocio es pequeño y sólo se requiere de apoyo en ciertas áreas importantes, pero no imprescindibles, puede utilizarse el outsourcing como una estrategia empresarial para reducir los costos operativos de la actividad comercial y contar con personal externo que ayude con las tareas del día a día de tu negocio.

Javier Santos es asistente virtual y emprendedor tecnológico. Amante de la productividad, en continuo aprendizaje, ayuda a emprendedores digitales con las tareas administrativas de su día a día para que puedan centrarse en lo que realmente les hace ganar dinero.

Puedes encontrarle en https://www.administracionvirtual.es/

 

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

Latest posts by Agustín Grau (see all)

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies