¿Qué es un activo? Ideas principales y tipos de activos

Si te interesa ser libre financieramente necesitas crear activos y generar ingresos pasivos. Vamos a ver en este post, por tanto, qué es un activo y cuántos tipos de activos hay: activos financieros, activos para invertir y muchos ejemplos más.

Porque a la hora de generar ingresos residuales podemos encontrar dos sistemas que a su vez pueden estar relacionados: crear activos y poner el dinero a trabajar.

Para lo segundo hace falta un pequeño detalle: tener el dinero 😊. Como no todo el mundo lo tiene, vamos a centrarnos en la creación de activos, que en algunos casos puede realizarse desde cero, es decir sin inversión. Y si quieres empezar ya, a coste cero, te regalo este ebook gratuito con 50 ingresos pasivos.

¿Qué es un activo?

Un activo es un producto, un bien, un derecho o un recurso que te produce un beneficio o ganancia. Dicho de otra forma: es algo que te aporta dinero, que trae dinero a tu bolsillo, algo con lo que cada vez eres más rico (y ejemplos hay muchos, te lo aseguro).

Con los activos puedes hacer dos cosas:

⇒ Primera: tenerlos para que te produzcan rendimientos, como si fueran la gallina de los huevos de oro; de hecho ¡son! la gallina de los huevos de oro (el activo es la gallina). En este caso, para que el activo te produzca ingresos pasivos, como imagino que sabrás, los ingresos deben ser constantes y recurrentes, es decir deben repetirse en el tiempo, y además en forma automatizada.

⇒ Segunda: comerciar con ellos. Puedes venderlos, intercambiarlos, arrendarlos… Tanto en este supuesto como en el anterior lo que está claro es que tener activos para invertir en general denota mucha inteligencia financiera.

Activos y pasivos

Los activos se contraponen a los pasivos, como ya explicaba Robert T. Kiyosaki.

Si un activo te trae dinero, un pasivo te lo quita. Un activo incrementa tu patrimonio y un pasivo produce una merma en el mismo.

Así, por ejemplo, si un activo puede ser un inmueble que dediques al alquiler, un pasivo puede ser, por ejemplo, la hipoteca de tu casa o una suscripción a algún sitio, ya que son cosas que te acarrean gastos, que hacen que cada vez tengas menos dinero.

La paradoja (la vida está llena de paradojas) es que a veces una misma cosa puede ser un activo o un pasivo, según como la tengas configurada. Por ejemplo, un coche puede ser un pasivo si lo utilizas para tu uso propio (porque cada vez vale menos, gasta gasolina…) o puede ser un activo si te dedicas a la economía colaborativa y transportas personas como medio de vida.

Siguiendo con las paradojas, un pasivo se puede convertir en un activo si te apalancas. Por ejemplo, puedes endeudarte para comprar algo y posteriormente arrendarlo. Al principio es un pasivo, porque te cuesta dinero, pero después puedes obtener beneficios.

Tipos de activos

Hay muchos tipos de activos y pueden clasificarse en función de diversos criterios.

Tangibles e intangibles

Los primeros son los físicos y materiales, es decir los que se pueden ver y tocar. Por ejemplo, un negocio de alquiler de vehículos. Es algo que has creado para invertir y te reporta buenos ingresos.

Los segundos son los que no tienen existencia física, los que no se pueden ver o tocar. Por ejemplo, las acciones de bolsa, las regalías o derechos de autor, casi todos los ejemplos de activos financieros …

Productivos o no productivos

Activos productivos son los que te producen ingresos.

Activos no productivos son los que, teniendo la capacidad de producir ingresos, porque todos los activos la tienen,en la práctica no los están produciendo; están, digamos, en estado latente. Por ejemplo, tienes una patente, pero aún no has conseguido rentabilizarla, porque no tienes quien la comercialice.

Productores de ganancias actuales o futuras

Puede haber activos que ya estén produciendo beneficios o activos que, de momento no, pero vayan a producirlos en el futuro.

Qué es un activo y tipos de activos que existen - ¡Compártelo!       

Líquidos y no líquidos

Los líquidos puedes convertirlos en dinero en cualquier momento.

A su vez esto puede ser así, sin más (las acciones, por ejemplo, que las puedes vender cuando quieras, salvo si tienen escaso volumen de negociación) o con penalizaciones (un plazo fijo, por ejemplo, que te está produciendo dinero – es un decir 😊 -, pero que si te lo llevas te penalizan).

Los activos ilíquidos o no líquidos, por su parte, son los que no puedes convertir en dinero cuando tú quieras, sino cuando puedas. El ejemplo típico son los inmuebles, que no puedes vender sin más de la noche a la mañana, sino cuando aparezca el comprador.

Revalorizables o no

Y finalmente, para que no parezca esto un master (¡Qué horror!, no? 😊 ) los activos pueden ser revalorizables o no.

Esta distinción, sin embargo, puede ser relativa y cuestionable. Revalorizable, en principio, es una vivienda en el medio y largo plazo. No revalorizable, por ejemplo, es el coche (si lo utilizas para generar ingresos, no si es para uso propio, como ya hemos indicado), ya que conforme pasa el tiempo se deprecia más y vale menos.

Lo ideal, hasta aquí, sería invertir en activos que produjeran rendimientos constantes, actuales y futuros, y que tuvieran buen potencial de revalorización. Así te beneficias del ingreso pasivo y de la plusvalía (posible subida de precio).

¿Cómo incrementar tus beneficios con la creación de activos?

Llegados aquí imagino que habrás llegado a la conclusión de que la creación de activos es una estupenda estrategia de cara al futuro económico, frente a otras posibilidades quizá no tan maravillosas como buscar trabajos mejor remunerados, montar negocios por cuenta propia para practicar la auto esclavitud o inflarte a hacer estudios de postgrado para no caer en el desempleo (mejor dicho: ¡para caer en él!).

Quizá pienses que sí, sí, que todo esto es estupendo, pero que para crear activos hace falta dinero.

Sin embargo, debo sacarte del error. Si tu activo es un ático en el Paseo de la Castellana de Madrid, sí, necesitas dinero, e intuyo que no poco. Pero si tu activo es un producto digital, que puedes crear con tu talento a través de un negocio on line, pues no, no necesitas dinero, o no tanto. Yo tengo ebooks escritos desde hace algunos años y todos los meses recibo dinero, incluso más que la mayoría de productos y activos financieros que pudiera contratar.

Dicho lo cual, ¿cómo puedes incrementar beneficios con un activo, o mejor dicho, con una serie de activos?

⇒ La primera clave, más que para ganar más, es para evitar perder. ¿Qué debes hacer? Diversificar inversiones. De acuerdo a las posibilidades que tengas, distribúyelas para diversificar activos: en vez de uno, varios, de distinto tipo, clase y condición. Acciones de bolsa, infoproductos, renta fija, máquinas de vending

⇒ La segunda seguro que ya la sabes si me lees. Reinvierte las ganancias para que se sigan produciendo más ganancias. Es el interés compuesto, la máxima expresión de poner el dinero a trabajar, pero a 200 por hora. Eso sí, enfocado en el medio y largo plazo.

Espero que te haya gustado el artículo. Si es así, ¿podrías compartirlo, por favor? Ayudar es maravilloso 😊.

Y si quieres continuar leyendo (continuar formándote, continuar aprendiendo, ¡y gratis!), te recomiendo:

→ Descargarte el ebook de 50 ingresos pasivos si no lo has hecho ya.

→ Y leerte este artículo con 5 estrategias de inversión que yo mismo practico. Verás ejemplos de activos para invertir, financieros y de otros tipos, que seguro te abren la mente.

Un abrazo!

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

8 comentarios en “¿Qué es un activo? Ideas principales y tipos de activos”

  1. ¡Enhorabuena Agustín!
    Como siempre un gran artículo, muy completo y didáctico, los ejemplos son clarificadores. Cuando crees que ya lo sabes todo (Kiyosaki y los activos son un tema trilladisímo) siempre puedes aprender algo nuevo. La lectura despierta conciencias.
    GRACIAS.

    Responder
    • Gracias a ti, Jorge. Sí, la verdad es que es un tema ya muy tratado, de hecho casi me daba vergüenza llegar yo ahora con el temita, como si lo hubiese descubierto, ja ja, pero también es cierto que cada uno le da un enfoque diferente, y quizá alguien que con otras lecturas no había llegado a conectar bien con el tema, pues con una lectura posterior, de otra forma, sí lo hace…

      Un abrazo.

      Responder
  2. excelente articulo que si bien es un tema muy sabido en la actualidad, nos refresca un poco la mente sobre el uso de los activos y pasivos.

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies