¿Qué queda cuando sólo quedas tú?

¿Cuál es la gran pregunta hoy en día? ¿Cuál es el mensaje?

Para la mayoría no es fácil aceptar las circunstancias que nos han tocado vivir, pero nada ocurre por azar y todos tenemos algo que aprender.

Todo tiene una razón de ser. El azar no existe en el universo y la pandemia de estos días no es una excepción.

Todo acontece por algo y esta situación trae su mensaje. Para quien quiera oírlo, claro.

El interrogante es: después de este mensaje, ¿continuarás viviendo como hasta ahora? ¿Seguirás siendo quién eres? ¿Habrás aprendido algo?

¿Alguna vez te has parado a pensar, has reflexionado sobre si tú eras tú o tus circunstancias?

¿Sobre si eras tú o eras tu trabajo, tu negocio, tus amistades, tus aficiones…?

¿Qué queda cuando no queda nada de eso? ¿Qué queda cuando sólo quedas tú?

¿Qué queda de la vida cuando te arrebatan lo que tú crees que es la vida?

Porque… ¿alguna vez te has parado a pensar eso: qué es la vida? ¿O estabas demasiado ocupado mientras no vivías?

La vida es sabia, y si no te ocupas de ella, si no te ocupas de vivir, te la quita.

El mundo estaba muy ocupado en lo importante: crecer, competir, producir, escalar, obtener beneficios, dividendos, crear activos…

Y sobre todo estaba muy ocupado en trabajar y esforzarse. Los eternos eslóganes de siempre…

El trabajo dignifica. Antoñito es muy trabajador… Y tan bueno que es trabajar, la vida llega y te impide ir a trabajar. Qué contrariedad…

El valor del esfuerzo, el valor del sacrificio… Pero ahora, de repente, ya no hace falta esforzarse mucho. Quedarse en casa es muy fácil y no requiere esfuerzo.

Lo importante es que las empresas sean competitivas… Pero, oh, qué fatalidad, cuando de un plumazo puedes dejar de existir, cuando de un día para otro el virus te manda para el otro lado, te mantiene en cuarentena, te encierra en casa… ¿realmente es importante la competitividad o simplemente era importante la vida?

La vida es la aceptación total. Stuart Wilson – Los esenios, hijos de la luz.

Dábamos todo por hecho y todo por supuesto. Nos lo merecíamos. Era lo normal: tener un empleo, un negocio, salir a la calle, tomar una cerveza, hacer deporte, quejarse de la vida …. Lo que viene siendo un completo.

Pero, ¿qué ocurre cuando la vida cambia hasta el punto de no ser casi vida?

¿Qué ocurre cuando te quitan tus circunstancias externas y quedas tú solo?

¿Qué ocurre cuando no puedes hacer casi nada, cuando no puedes ir a ningún sitio?

¿Qué ocurre cuando no queda apenas nada y sólo existes tú?

Entonces… pues eso, sólo existes tú, sólo estás tú.

Y no tienes más remedio que verte, que encontrarte contigo.

Quien haya entendido el mensaje se preguntará: y ahora, ¿qué queda?, ¿quién soy yo? ¿quién queda cuando ya no queda nada? ¿Quién queda cuando solo quedo yo?

¿Quién queda cuando ya no queda nada? ¿Quién queda cuando sólo quedo yo? - ¡Compártelo!       

El gran mensaje que tenemos encima de la mesa es permitirte conocerte, permitirte preguntarte quién eres. Permitirte saber de qué va todo esto.

Cuando fui a la escuela los maestros me preguntaron qué quería ser de mayor. Yo les dije que feliz. Ellos me dijeron que yo no comprendía la pregunta. Yo les dije que ellos no comprendían la vida. John Lennon.

Y siguiendo con mi reflexión, fíjate que sabia es la vida, que justo hace pocos días se conocía la noticia de que el gobierno español había denegado el asilo al 94% de solicitantes del Aquarius.

Cientos o miles de personas, de otro color, de otra raza, a los que se dice que no son bienvenidos, a los que se prohíbe entrar, quedarse aquí. En nuestra maravillosa tierra.

¿Cómo te sientes tú cuando más del 50% de países del mundo han denegado la entrada a españoles?

¿Cómo te sientes, tú que siempre habías podido ir donde querías? ¿Tú, que eres occidental, que tenías una vivienda, un trabajo estable, que pagabas una hipoteca? ¿Cómo te sientes tú, que incluso puede que fueras importante, que tuvieras negocios, ingresos, dinero, inversiones…? ¿Tú, que eres de raza blanca, europeo, una persona de bien?

El virus nos trae el mensaje de la empatía. ¿Cómo se siente el otro? De la misma manera que yo me siento ahora. Todos somos lo mismo. No hay más. Uno es igual a todo (Carlos Castaneda).

Todos somos lo mismo. Uno es igual a todo - ¡Compártelo!       

Y tú dirás: pero, Agustín, tú también hablabas de ingresos, de crear activos, de inversiones… Y de cosas francamente más rolleras: franquicias, estrategias digitales, embudos de ventas, crowdlending, Pias

Y yo te digo, sí, efectivamente, de la misma forma que hablaba de la gran mentira del dinero, del absurdo de esforzarse, de la importancia del autoconocimiento, de la gran pregunta: ¿Quién eres?…

Voy a decirte una cosa: yo practico el desatino controlado (nuevamente, Carlos Castaneda): hacer lo que la mayoría considera importante, hacerlo como si tú también lo consideraras importante, pero sabiendo que no tiene nada de importante.

Estar en este mundo sabiendo que no eres de este mundo.

Estar en este mundo sabiendo que no eres de este mundo (no me equivocado, lo he escrito dos veces).

Es un difícil equilibrio. No puedes dar la nota pero tampoco puedes renunciar a lo que eres.

Así que, volviendo a lo que íbamos, para la mayoría esto está siendo muy duro de llevar, pero no porque se aburran en casa, sino porque se han dado cuenta de una gran verdad: por mucho que creas que tienes control sobre tu vida, por mucho que creas que la vida es lo que estabas viviendo, la vida puede desaparecer ante ti en un instante y demostrarte que no tienes control sobre la vida, sobre tu vida.

Has depositado las esperanzas en algo que es ajeno a ti, en tus circunstancias exteriores (trabajo, amigos, mundo exterior…), pero no te has hecho la gran pregunta: ¿Quién soy yo?

¿Quién demonios soy yo?, ¿quién diantres soy yo?

¿Qué queda cuando no queda nada?

Por mi parte, que hace tiempo que intento lo mejor que puedo comportarme con normalidad en un mundo que me es ajeno, debo decir que lo estoy pasando bastante bien en casa. Y perdón si queda mal decirlo, pero no suelo hablar en función de la normalidad social.

Por las mañanas recibo los rayos primaverales del sol en la cara…

Me balanceo debajo de la morera…

Observo el nacimiento de los limones…

El crecimiento de los nísperos…

Los macizos de flores…

Los primeros brotes del huerto que dentro de poco, desde apenas una semilla minúscula, habrá crecido hasta proporcionar alimentos a todos y estar en condiciones, nuevamente, de producir nuevas semillas para que la vida continúe en su ciclo infinito…

Medito…

Repito mi mantra…

Leo…

Releo alguno de los cientos o miles de libros de mi biblioteca…

Y observo (observo, siempre observando, soy el gran observador, el eterno observador) esta jugada maestra de la vida que nos ofrece un gran mensaje, una gran pregunta que la mayoría, por supuesto, no se preocupará en contestar porque lo único que desean es que esto pase pronto para volver a hacer lo de siempre, para volver a ser los de siempre, para volver a un mundo que creen, ilusos, que será como siempre.

Sin embargo, ¿cómo será el mundo que nos encontremos cuando todo esto pase?

Nadie lo sabe, aunque tampoco importa mucho. La vida continuará. La vida real.

Para quien sepa vivirla, seguirá saliendo el sol, cantando los pájaros, lloviendo a veces…

En fin, podría continuar hablando, escribiendo, pero para quien no sirvan mis palabras poco puedo aportar ya, y para quien pueda vibrar con la verdad silenciosa que se esconde tras ellas, o encima de ellas, o en alguna parte en la que no existan palabras, en la que more el silencio, para ese… ¿qué más puedo decir cuando ya está todo dicho, aunque en el fondo no haya nada que decir?

Si este mensaje ha significado algo para ti, ¿te gustaría compartirlo en las redes? 🙏.

Pero antes, para despedirme me gustaría hacerlo con una música que puede que te llegue al alma.

Yiruma. River flows in you.

El río fluye en ti.

La vida fluye en ti.

Tú eres la vida.

Tú eres todo lo que hay. Nada puede arrebatarte lo que eres.

Namasté 🙏.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

64 comentarios en “¿Qué queda cuando sólo quedas tú?”

  1. Me ha encantado tu escrito. En momentos tan insólitos, extraños e inesperados como los que estamos viviendo, nos vienen a la mente toda clase de reflexiones en relación a lo misteriosa que es la vida y lo difícil de conjugar actitud, conducta y pensamiento interior. Muy buen momento para reflexionar sobre los comportamientos sociales y nuestro propio comportamiento. Saludos.
    Con tu permiso, voy a compartir tu artículo en mis redes.

    Responder
    • Me alegro que te haya gustado el artículo, Juana.

      Ciertamente son momentos muy complicados, extraños y atípicos. Lo más enigmático es cómo nos enfrentamos a lo desconocido, porque hasta ahora creo que cualquier situación era identificable y podías hacer frente a ella, pero cuando no sabes qué tienes frente a ti, qué es eso que ha aparecido nuevo… qué haces? cómo reaccionas?

      Si duda es un momento para reflexionar muchas cosas.

      Un abrazo y felices reflexiones.

      Responder
  2. Paradójico artículo para un inversor, diría quien no conoce lo que es el desatino controlado. Vas por buen camino Agustín. Vas por el único. Por el mejor. Por el que tú has elegido.
    El experimentar en esta realidad tiene sus peligros. Y concretamente el mundo Bursátil añade un ingrediente más de peligrosidad.
    Yo experimento también en el mundo de la inversión. Te darás cuenta que no he dicho «Yo también soy inversor». Ahí está la que creo que es la clave de todo. El DESAPEGO. No deseo nada. Pero esa es otra trampa. El desear no desear implica deseo. Y para terminar sin ser pedante, y rompiendo mis normas impuestas, te deseo todo lo mejor. Un saludo campeón.

    Responder
    • Yo también te deseo lo mejor, Mario, y no puedo dejar de contestarte.

      El desapego es fundamental, ciertamente, y difícil de practicar. A ver cómo compaginas eso de perseguir algo, desear algo, pero sabiendo que la consecución de ello no debe afectar a tu felicidad/estabilidad… Yo diría que tienes que hacer lo mejor para conseguir las cosas, dar los pasos adecuados de la mejor manera posible, pero sabiendo que los resultados no dependen de ti y que, se consigan o no, tú sigues siendo el mismo porque no dependes de los resultados. Creo que esa es la clave. Más o menos.

      Y sí, veo que no te defines como inversor, pero es que, permíteme, ¡yo tampoco me defino como tal! 😃. Soy y he sido a lo largo de mi vida muchas cosas, y precisamente la de inversor no diría que es la que más me caracteriza. Además, una de mis máximas es que todo lo que me define me limita, luego ¿porqué limitarme? O mejor aún, ¿cómo puede limitarse, de qué manera, un ser libre, infinito y poderoso, que es lo que el ser humano?

      Creo que quien se define lo hace por una necesidad de crearse un camino por el que transitar, y ello en la creencia de que ese camino le da seguridad. Sin embargo, como diría Krishnamurti, y aquí acabo ya, porque si no me encierran, «la verdad es una tierra sin caminos».

      Un abrazo.

      Responder
  3. Llevo ya tiempo meditando buscandome a mi misma el encierro en casa para mi no es tal. Me encanta estar en casa tranquila sin los agobios de una sociedad que no sabe vivir la vida. La vida es amor es paz es luz. Un abrazo y gracias por tus mensajes.

    Responder
  4. Muchas Gracias por tu sabia reflexión Agustín, te sigo desde hace varios años y realmente lo que siempre me ha llamado la atención de ti es esta parte (que comparto) que siempre y aun hablando de dinero y finanzas dejas entrever en todos tus post, para esas personas que modestamente y en silencio buscamos en nuestro interior las respuestas verdaderas de la vida.

    Namaste

    Responder
    • Gracias, Luis, me alegra mucho de verdad, me hace muy feliz ver que lo digo, aunque sea entre líneas a veces, llega a algún lugar de las personas que saben o quieren recibirlo.

      Te deseo lo mejor.

      Responder
  5. Muchas Gracias Agustín por tu artículo,
    Qué gran verdad cuando dices que la mayoría de la gente está esperando a que todo esto pase lo antes posible para volver a hacer lo mismo.
    Sería una lástima no aprovechar esta situación.
    También me ha parecido importante tus dedicaciones en estos momentos, el poder estar conectado con las plantas, las flores, la buena lectura, meditación etc..
    Todo esto a uno le permite subir de vibración en lugar de que el miedo se apodere de uno mismo. También los animales son grandes portadores de luz, sabiduría y amor en estos momentos y siempre.

    Muchas gracias por tus aportaciones,

    Cristina.

    Responder
    • Gracias, Cristina.

      Sí, creo que la mayoría de la gente volverá a hacer lo mismo, pero no porque no sepa hacer otra cosa, sino porque carecen del nivel vibratorio, del estado de conciencia, del estado de ser necesario para hacer otra cosa, y creo que esta matización es importante.

      Por otra parte, el miedo es algo que nunca podemos dejar que nos bloquee. Habrá situaciones que nos intranquilicen, por supuesto, situaciones frente a las que sintamos desasosiego… pero no hay más remedio que ACEPTAR que es una de las palabras que más me gustan. Fíjate en una de las citas del artículo: la vida es aceptación total.

      Hay que entender, y aceptar, que las cosas no siempre son la que queremos o las que creemos que deben ser. Hay que entender, y aceptar, que nuestro pequeño yo no está por encima de la vida.

      Un abrazo.

      Responder
      • Mi estimado Agustín
        Sin duda la libertad financiera es importante. Sin embargo, hay otras cosas que también son muy importantes, como la salud, el amor, la familia y tantas otras cosas que nos hacen sentir plenitud a nuestra existencia y por supuesto la vida; sin ella no somos nada.
        Así que disfrutemos de todo lo que esté a nuestro alcance, mientras estemos en este mundo.
        Por supuesto, como bien lo mencionas: “La vida es aceptación total “.
        Saludos

        Domingo

        Responder
        • Gracias por tu comentario, Domingo.

          Hay tantas cosas importantes… O cada una a su manera, o en su nivel… Lo importante, creo, es que no excluyamos nada y nos sintamos capaces o en disposición de traer a nuestras vidas todo lo que nos aporte plenitud, con independencia de unas cosas encajen o sean coherentes con otras o no.

          A veces la gente critica: cómo puedes hacer cuando estás haciendo lo otro… Bueno, yo creo que tengo derecho a hacer todo aquello que considere oportuno al margen de que socialmente cuadre más o menos.

          Un fuerte abrazo.

          Responder
  6. Gracias Agustín…!!! Emocionante…!!!
    Tu escrito toca el ALMA… !!!
    Nos invita a elevarnos por encima de lo que acontece y descubrir LO ESENCIAL DE LA VIDA, ESO QUE ES INVISIBLE A LOS OJOS, como diría el Principito, AQUELLO que pasa delante nuestro todos los días sin que nos demos cuenta porque estamos muy ocupados, según John Lennon.
    De lo mejor y más sentido que he leído en estos días… Sorprendente, viniendo de alguien dedicado al mundo de las finanzas…
    Gracias otra vez por compartir tus sentimientos… Te deseo una «BUENA VIDA» para vos y tus seres más queridos…

    Responder
    • Gracias, Víctor, me alegro que te haya llegado el escrito.

      Ciertamente lo invisible a los ojos son esas cosas esenciales, las que solemos pasar por alto… hasta que nos faltan.

      Lo importante de esta situación es que nos obliga a replantearnos todo a todos los niveles. Es un revulsivo sin precedentes.

      Muchas gracias de nuevo y mucho ánimo.

      Responder
  7. Hola, en realidad excelente tu escrito. Mucha gente solo vive en el corre corre del día a día y no sabe vivir en soledad. Y aprender a ser y estar con uno mismo es bien importante, y encontrar nuestra paz interior y asumir que no tenemos el control de la mayoría de las cosas y que vivir es aprender a fluir con las circunstancia que la vida nos depare, buenas o malas. Es un aprendizaje continuo.
    Gracias por tus escritos tan enriquecedores, te sigo y siempre te leo y he comprado tus libros. Un abrazo y suerte en tus logros personales y profesionales.

    Responder
    • Muchas gracias, Giselly. Se desprende una vibración muy bonita y agradable de tus palabras, de todo lo que has dicho.

      El aprendizaje, en efecto, es continuo, y en realidad la meta es el camino y el camino es la meta. Por eso el aprendizaje nunca termina. La evolución es infinita.

      Ya ves, al final, todo ese corre corre de la gente que comentas a dónde llega, qué se consigue. La mayoría andan enfrascados en una carrera alocada que no saben ni a dónde va, simplemente corren y corren por que es lo que todos hacen, lo que siempre se ha dicho: llegar lejos, llegar alto, ser el mejor, alcanzar la cima… Para qué? Quizá si nos lo planteáramos no correríamos tanto.

      Un abrazo.

      Responder
  8. Cuando ya no queda nada, queda todo lo que realmente somos. Lo importante, lo que debiéramos descubrir.

    Me encanta el gran ser humano que eres. Muchas gracias Agustín.

    Responder
    • No podrías haberlo explicado mejor, Marisela. ¡Ya nos has desvelado la respuesta a la pregunta del post!

      Cuando no queda nada, queda lo importante, lo inefable, lo que no puede ser pronunciado y lo que constituye la esencia de todo.

      Cuídate mucho.

      Responder
  9. Muy buenos y excelente día Agustín, hasta ahora leí tu publicación y me vi totalmente reflejado en tus palabras, es increíble descubrir cómo hay otras personas que sienten y viven cómo lo hace uno mismo, pero lo más increíble es descubrir qué no estamos locos, qué realmente somos seres inconformes porqué no pertenecemos, al gran colectivo que sólo vive porqué respira, se alimenta, trabaja, se reproduce y muere, muchísimas gracias por las maravillosas palabras que nos has regalado el día de hoy, un gran abrazo a la distancia.

    Responder
    • Gracias a ti, Edward.

      Por supuesto que somos muchos, lo que ocurre es que andamos «infiltrados» 😃.

      Es curioso. No pertenecemos a esa masa que come, bebe, duerme, trabaja, se reproduce…, pero sin embargo estamos aquí con ellos. Eso me indica que algo tenemos que hacer, que estamos aquí por algo, porque el universo no comete errores. Si algo es, lo es por algo.

      Y esa es una de las grandes tareas que tenemos los seres humanos: descubrir porqué estamos aquí, cuál es nuestro propósito, a qué hemos venido, cuál se supone que es la misión.

      Te deseo lo mejor y te mando un fuerte abrazo.

      Responder
    • Pues es interesante, Susana, que os lo planteárais, porque ya denota un nivel de conciencia. Dicen que para obtener una buena respuesta lo principal es hacer, o hacerse en este caso, una buena pregunta.

      La vida siempre te está hablando a cada instante y todo lo que ocurre es un mensaje que nos toca de manera individual a cada uno.

      Un abrazo y ánimo con todo.

      Responder
  10. Grandes Castaneda y John Lennon! Gracias por compartir tu sentir. Yo feliz de estar en casa!!! Y aunque no tengo jardín, ni huerta, ni biblioteca tan grande, aprovecho a mirar videos en Youtube y a leer! Practicar tai chi. Un Curso de Milagros, mucho que aprender!!! Y los informativos han sido sustituidos por Mozart!
    Namasté.

    Responder
    • Pues está genial, Analía. Cada uno puede aprovechar lo que tenga a mano para entretenerse, crecer, aprender… Lo importante es estar conscientes de todo lo que hacemos, que esté alineado con nuestro propósito y aceptar las cosas tal como vienen.

      Un abrazo!

      Responder
  11. Oye, Agustín, yo tengo una preguntota que quería hacerte por correo para evitar echarme a la gente encima, pero bueno lo haré por aquí, ojala me leas y me des tu opinión :

    Crees que la Elite este detrás del coronavirus?

    O realmente es un problema biológico que simplemente surgió?

    No creo que la élite haya contratado a miles de actores para hacerse los muertos pero, habrán sido ellos los que crearon el virus y luego lo dispersaron?

    ¿Crees que esto lo hicieron a propósito como un preludio para la crisis económica del 2021?

    Venga, Agustin, se que siempre hablas sin pelos en la lengua, dime lo que piensas de esto, yo pienso que hay algo detrás..

    P.D leí tu post y estoy de acuerdo.

    saludos mexicanos.

    Responder
    • Madre mía, Julián, me pones en muchos apuros, te voy a dar!

      Voy a intentar responder lo que pueda poniendo mucho cuidado en cada palabra que escriba.

      Quién o quiénes están detrás del Coronavirus, no lo sé.

      Si es un problema biológico que simplemente surgió, no, en absoluto, para nada. No hay problemas biológicos que simplemente surjan. No hay manos inocentes. No hay azar en el universo. No se trata de que ibas por el campo y caíste en una zanja. Esa zanja estaba ahí por algo: alguien o algo la puso y tú estabas donde tenías que estar.

      Efectivamente, nadie ha contratado a miles de actores que se hagan pasar por muertos. Los muertos están muertos de verdad, de verdad de la de siempre, entendiendo por morirse el estado consistente en cambiarse de casa en otra dimensión.

      Si la élite lo ha creado como preludio de una crisis posterior, no creo que la élite necesite preludios, ni avances, ni darle tiempo a nadie para que se acostumbre a una nueva situación. Si quieren provocar algo, lo provocan ya, aquí y ahora y no necesitan paños calientes. Si quieren crear una crisis (otra), ¿porqué esperar a 2021? La pueden crear ahora y ya está.

      No puedo decir más, Julián, porque tampoco tengo certezas. Las causas de esto pueden ser varias y, en cualquier caso, tampoco vamos a ahondar aquí en estas cosas porque sería irnos un poco de la esencia de lo que quiero transmitir.

      Un abrazo muy grande.

      Responder
  12. Excelente post. Estos días recibo más llamadas y más mensajes de amigos que ya no saben qué hacer con el aburrimiento, sin embargo, a pesar de la crisis y la incertidumbre, yo me la paso bien… Hace tiempo quería un descanso y hoy la vida me obliga a dármelo, estoy aprovechando en reconectar conmigo y mis ideales.
    Gracias por este escrito. Saludos desde Lima, Perú.

    Responder
    • Excelente reflexión, Sofía. Me alegro que te haya venido bien, entre comillas, el «descanso» impuesto. Hay que ver el lado positivo de todo, y toda crisis o todo problema trae su oportunidad.

      La gente que se aburre cuando no tiene nada que hacer, o la gente que dice que no tiene nada que hacer, o la gente que necesita estar enfocada en todo momento en las cosas externas, pienso que ellos sí tienen realmente un problema, aunque la palabra «problema», a niveles superiores, no exista, porque todo el mundo está en el momento y situación en que quiere estar hasta que decida cambiarlo.

      Un abrazo.

      Responder
  13. Hola saludos, gracias por este espectacular post,me ha encantado y llegado,porque hace un tiempo que empecé a darme cuenta , de que la vida,es mucho mas que creencias,ideales,fronteras,razas,poder etc……,el universo es muy sabio,esto que a nadie nos gusta,ha servido por ejemplo para limpiar un poco la atmósfera y conseguir que los canales de Venecia se limpien y aparezcan delfines a ver si nos puede servir para coger mas conciencia a todos,tienes un tesoro de biblioteca. Un abrazo y gracias.

    Responder
    • Gracias, Kike.

      Qué bonito que nombres a los delfines, tan sabios, seres tan especiales con un gran nivel de conciencia, y tan olvidados… Me encantan los delfines.

      Ciertamente todo trae su mensaje y su contrapartida positiva, por muy mal que lo veamos todo. El universo nunca hace las cosas por «castigar» a la población. Simplemente de vez en cuando hacen falta ciertos correctivos y se producen.

      Y como dices, por encima de todo lo que nombras, razas, poder, creencias, está la vida real, la gran desconocida.

      Un fuerte abrazo.

      Responder
  14. Muchas gracias Agustín por este bello relato. Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras.
    Y si, se te conoce por temas de inversiones, finanzas, etc etc….
    Sin embargo, cuando te leo en este campo espiriual me pregunto ¿ y que espera este chico a es
    cribir un libro hablando de estos temas?
    Estoy de acuerdo en que no es para todos, pero habrá otra parte que te lo agradeceremos.Un abrazo.

    Responder
    • Gracias, Carme, por tus palabras. Te las agradezco mucho porque quizá dices algo que necesitaba oír, quizás eres el vehículo para transmitirme algo que debo saber.

      La posibilidad que comentas me la he planteado a veces y, ciertamente, no sé a qué espero 😃.

      Me alegro de saludarte, espero que te vaya todo genial, y te mando un abrazo muy fuerte.

      Ah, y sí, por supuesto, no se puede contentar o agradar a todo el mundo, pero con eso ya contamos, je je.

      Responder
  15. Tras la muérte de mi hijo, mi madre, y mi nieta al nacer de forma consecutiva en un espacio de meses, descubrí el sosiego del silencio, la paz del simplemente SER, el alejarme de la mente ruidosa con pensamientos compulsivos, y tomar conciencia plena de mi, del Yo que hay detrás, por encima y alrededor de esa mente con la q me identificaba… creo q entiendo a la perfección tu precioso artículo. Hay momentos en los que el mundo se me revela incluso por los sentidos físicos de la vista oído olfato con una dimensión increíble, me ocurre de forma aleatoria sin haber sido capaz de adivinar que lo desencadena… solo dura unos segundos pero es de una quietud extraordinaria. Me gustaría saber cómo evocarlo , es tal el sentimiento de paz, de expansión,… Lo he tratado de compartír con algunos de mi círculo más cercano pero enseguida la expresión de su cara me dice q piensan q se me va la olla… en la esperanza de que quizás tú puedas entender de lo que hablo…

    Responder
    • Hola Gemma, sin duda difícil situación por la que pasaste, sin duda, e increíble tu remontar y el estado que has logrado alcanzar.

      Puedo sentir lo que dices como muy cercano. Son estados no fáciles de conseguir, y por eso muchas veces más que experimentados son anhelados para quien tiene una búsqueda interior importante.

      Según la parte espiritual de la física cuántica, cuando tú cambias todo cambia, porque el mundo exterior no es más que una prolongación de ti. Fíjate la última parte de mi artículo, cuando hablo de que «Tú eres todo lo que hay». Al cambiar tú, al elevar tu tono, tu vibración, al convertirte en alguien más sutil, el mundo externo también se sutiliza y lo percibes con es nueva «tonalidad».

      Yo no lo he experimentado muchas veces, pero cuando me ha ocurrido he visto lo que se extendía ante mis ojos con una claridad, una luz y una belleza de colores extraordinaria. Y lo que más caracterizaría de ese momento es la percepción de belleza en todo cuanto veo, da igual que sea una montaña, una puerta o un montón de hojas secas.

      Un abrazo.

      Responder
  16. Gracias, todo tiene su momento, y tus palabras llegan apropiadas para dar ánimo y vencer el miedo a enfrentarnos a la vida… aceptar las cosas…

    Responder
    • Gracias, Jas, me alegro que te haya servido.

      Fíjate que siempre hablamos, como por inercia, de «enfrentarnos» a la vida, yo también lo hago. Pero pienso que quizá podríamos intentar cambiar el lenguaje y hablar de «sintonizarnos» con la vida.

      Un abrazo.

      Responder
  17. ¡Buenas! Aquí Jaír, de EfectiVida

    Muchas gracias por tu artículo. Siempre es bueno reflexionar. La pena es que, en muchos casos, estas reflexiones tengan que venir forzadas por situaciones indeseadas y terribles, como es el caso.

    Justo hace unos minutos leía un tweet en el que se preguntaba qué seríamos si no existiesen todos esos paliativos como la tv, las redes sociales, o hasta internet. ¿Seríamos capaces de sobrevivir sin tener nada que hacer? ¿Enfrentados al silencio de nuestra soledad? ¿Sabríamos en qué ocupar el tiempo y qué decirle a nuestros seres queridos a la cara?

    Son tiempos para reflexión. Me gusta una frase que se me ocurrió en un momento, precisamente, de meditación: “Si eres lo que haces, cuando dejes de hacer lo que haces, dejarás de ser quien eres”.

    Para muchos, su hacer, y también su ser, se ha esfumado de un día para otro. Ahora, se tendrán que enfrentar a quiénes son realmente.

    Esta crisis sacará lo peor y lo mejor de las personas.
    Y de nuevo la pregunta: ¿quién seré yo?

    Un fuerte abrazo Agustín! Y gracias, de nuevo, por tu generosidad.
    ¡Saludos desde Las Palmas de Gran Canaria!

    Responder
    • Hola Jair, y muchas gracias por tu comentario.

      No sabía que meditabas; la verdad es que es curioso porque muchas veces buscamos el silencio en la meditación y es entonces cuando nos viene la inspiración y nos «aparecen» las frases más ingeniosas, verdad?

      Sin duda esta crisis es un revulsivo para todos y, como dices, va a sacar lo mejor y lo peor de cada uno. Cuando escribimos esto apenas llevamos una semana, más o menos, de crisis en España, pero conforme vaya pasando el tiempo…veremos a ver. es una situación de tal dimensión y entidad que es imposible predecir los efectos a todos los niveles.

      Creo que es importante en estos momentos mantener la calma y refugiarse cada uno en lo que le produzca sosiego, placer y bienestar.

      Sin duda en Las Palmas se debe estar muy bien 😃.

      Un abrazo.

      Responder
  18. No es fácil encontrarse cuando tienes a toda tu familia encerrada las 24 h, soy joven aun, aunque nunca he salido de casa ya que no tengo ningún centavo, estoy en la UNI, pero te doy la razon habrá un cambio cuando pase la crisis y solo nosotros sabremos si vamos a cambiar con el o seguir siendo los mismos; gracias por tus consejos en este momento de crisis es lo que necesitamos.

    Responder
  19. Gracias Agustín por tu carta, maravillosa reflexión de quien somos, somos todo y no somos nada.
    Está claro que la vida nos ha puesto en nuestro sitio, yo creo que para para que tomemos consciencia, creo que a partir de ahora nada será igual, de alguna manera algo está cambiando y quien sabe con un poco de suerte vuelva la compasión y la empatía.
    Gracias de nuevo

    Responder
    • Gracias a ti, María Rosa. Ciertamente, como dices, somos todo y somos nada y está claro que la vida nos ha puesto en nuestro sitio. De vez en cuando, si nos descarriamos, pues alguien tiene que ponernos en nuestro sitio.

      Te deseo lo mejor para estos tiempos de cambio y te mando un abrazo muy fuerte.

      Responder
  20. La vida nos ofrece este parón social que nos invita a sacar lo mejor de nosotros mismos y tu reflexión nos facilita la conexión con nuestro Yo superior que nada tiene que ver con lo que creemos Ser. Gracias, gracias, gracias.
    ¡Ahhh, por cierto, preciosa música de Yiruma! Gracias por el regalo.
    Un abrazo,

    Responder
    • Gracias a ti, Mercedes. la verdad es que esa pieza de música nos llega al alma, verdad?

      Es muy importante la referencia que haces al ser superior, ese gran desconocido y que sin embargo todo el mundo tenemos. Yo invito a todo el mundo a conectarse con él, a invocarlo y a mantener una relación directa con él.

      Un abrazo.

      Responder
  21. Muy realista, motivador y reflexivo su escrito estimado Agustin. Pero más me agrado la imagen de SU BIBLIOTECA…. BENDICIONES !!!!

    Responder
    • Je je, gracias, Alexander, la biblioteca es uno de mis más preciados tesoros, la verdad. Es una tarea de muchos años. Y prácticamente todo lo que hay en ella lo tengo leído de pe a pa, menos las enciclopedias y análogos, claro.

      Suerte para todo.

      Responder
  22. Hola Agustín, gracias por el artículo, y gracias a los que hicieron sus comentarios, los he leído atentamente y son enriquecedores. Me da alegría saber que otras personas también sienten que tenemos delante nuestro una gran oportunidad para descubrir algo nuevo. ¿Y qué será? Una amiga decía: «Cada día es un nuevo día; tan nuevo, que ni siquiera lo podríamos imaginar…». Ojalá ejerzamos el don de ver las cosas de siempre con nuevos ojos, y apreciemos aquello que antes no éramos capaces de percibir. Allá vamos, estamos juntos en este viaje. Me quedo resonando con esto que has escrito: «¿Qué más puedo decir cuando ya está todo dicho, aunque en el fondo no haya nada que decir?». Quedémonos con la luz que resplandece detrás de las palabras. Un abrazo a todos.

    Responder
    • Gracias, Nahilí, me alegro que te haya gustado el artículo.

      Hay muchas personas con una visión elevada de las cosas, lo que ocurre es que en el día a día es difícil dejar que estos sentimientos afloren. Estanos siempre en el corre corre, como decía un comentario.

      Creo que una prueba de albergar un exquisito estado de conciencia es cuando somos capaces de disfrutar y apreciar la vida con independencia de las circunstancias, cuando da igual que estemos en casa, fuera, trabajando, leyendo… Cuando podemos ser tranquilamente nosotros mismos, limitarnos a ser y no depender de lo que acontezca fuera. Cuando nuestra felicidad no depende de cosas externas. Si no es así, siempre estamos vendidos, a merced de las circunstancias.

      Un fuerte abrazo.

      Responder
  23. Hola Agustin
    En tu articulo hay esperanza y si en una circunstancia que esta fuera de cada uno de nosotros y bien dices solo queda uno , usando la mascara para trabajar , hacer amistades y generar dinero … pero el verdadero yo no lo veiamos lo ignorabamos pensabamos que el tiempo pasaria y todo seria igual .. pero cuando termine todo que ojala sea pronto con estos momentos de reflexion nos ayudara a valorar mas lo que tenemos y lo que buscabamos fuera siempre estuvo dentro .

    gracias por las palabras
    un abrazo desde mexico
    saludos

    Responder
    • Gracias a ti, Carlos, también, por tus sabias palabras. Me encanta eso de que lo que buscábamos fuera siempre estuvo dentro, sabia reflexión, siempre buscando en el lugar equivocado.

      Suerte para tu negocio y para todo en tu vida.

      Responder
  24. Que hermoso, claro que sí…..!!! Nuestro SER es eso y el SER felíz es una elección. Si vinimos a vivir , hay que vivir !!! Expandir nuestra percepción, la vida es MARAVILLOSA y elijo ver el lado HERMOSO que es tan GRANDE que no cabe.
    Podemos CREAR nuestra propia realidad en ARMONÍA elevando nuestra percepción, en calma y aprendiendo a CONTROLAR nuestros pensamientos .
    MEDITA.

    Responder
    • Tienes razón en todo lo que dices, Patty. Meditar es muy inspirador y ayuda a centrarte y darte cuenta de muchas cosas. Es curioso, pero cuando te quedas en silencio puedes recibir mucha inspiración.

      Un abrazo y suerte en tu camino.

      Responder
  25. Muchas gracias Agustín!, Me gustó mucho la escritura y sí , comprendo mucho que somos seres espirituales y sé que esto que ocurre nos trae un gran mensaje, de hecho fue lo primero que analicé al enterarme bien del asunto … allí compartí en facebook tú mensaje y que les llegue, Gracias!

    Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies