Cómo sobrevivir a tus préstamos cuando tus ingresos descienden

Si tienes préstamos en vigor es posible que estés pasando por una delicada situación al haber descendido muchos ingresos mensuales como consecuencia de la Covid-19. Por eso, en este post vamos a hablar de cómo solucionar el problema a través de la figura de reunificar préstamos o, en general, de reunificar deudas.

¿Por qué es importante este tema?

Porque la realidad a veces es dura…

Todos sabemos lo que sería ideal, pero eso no siempre coincide con lo que tenemos, con lo que nos encontramos en el día a día.

Sería fantástico no tener deudas, no tener préstamos que pagar, gozar de los ingresos suficientes, no vernos afectados por contingencias inesperadas como crisis económicas, crisis sanitarias… Todo eso sería fantástico, pero ¿qué ocurre? Que la realidad muchas veces es diferente.

Puedes tener préstamos concertados para pagar deudas por muy diversos motivos:

  • Temas profesionales, derivados de tu negocio o actividad económica.
  • Temas de salud (una operación, por desgracia).
  • Temas educativos (los niños se hacen mayores y van a la universidad).
  • Necesidades personales varias (el coche ya no te funciona y necesitas otro).
  • Tarjetas de crédito con las que a veces se te va la mano…
  • Ocio (vacaciones, casa en la playa…).

En fin, por un sinfín de motivos que no vamos a enjuiciar ni a juzgar las personas pueden estar endeudadas, pueden tener deudas.

Y ¿qué ocurre cuando hay deudas? Que hay que pagarlas.

Pero cuando las circunstancias resultan adversas, como está ocurriendo con la crisis de la Covid-19 (crisis sanitaria y económica), hay que tomar decisiones.

La situación puede ser más grave cuando las deudas que tienes son varias, fenómeno más frecuente del que imaginamos. Perfectamente puedes tener un préstamo del coche, otro del negocio y otro personal que pediste hace tiempo y que ya no recuerdas ni el motivo…

Entre las soluciones que puedes adoptar existe una que consiste en la reunifcación de deudas. Vamos a hablar de ella.

¿En qué consiste reunificar deudas o reunificar préstamos?

Reunificar deudas es la acción consistente en agrupar o aglutinar las diferentes deudas que tienes en una sola. Deudas que pueden venir de diferentes préstamos o créditos y de diferente tipo y condición.

¿Es automática esta figura?

No. Hay que solicitar y negociar la reunificación, ya que caso de admitirse supone la cancelación de los préstamos anteriores y el surgimiento de uno nuevo con sus nuevas condiciones, nuevo plazo, etc.

¿Puedes hacerlo tú personalmente?

Poder puedes, claro, pero lo normal es que lo hagas a través de empresas especializadas que siempre tendrán más conocimiento, más poder de negociación y más profesionales especializados que tú.

Además, ten en cuenta que las deudas pueden existir en diferentes entidades, y de hecho eso será lo normal, por lo que no se trata sólo de ir a tu banco y decirles que quieres reunificar deudas. Deberás ir uno por uno contando tu situación y entrando en una espiral de esperas, burocracia y peregrinajes varios que yo, para mí, no querría por nada del mundo.

Ya sabes que soy muy básico y yo, siempre que haya alguien que me haga el trabajo, prefiero no hacerlo yo.

¿Y esto es así, tan sencillo? ¿Te quitan todos los préstamos y te quedas con uno solo?

A ver, lo de sencillo o complicado es algo muy subjetivo de cada uno.

Si se aprueba la reunificación, la consecuencia es la que hemos comentado: te quitas los préstamos anteriores y te quedas con uno solo.

Como verás después en cuanto a las ventajas, la cuota resultante será menor al alargar el plazo de amortización, pero también es cierto que para formalizar la reunificación habrá que asumir algunos costes:

Vas a formalizar un nuevo préstamo, con los gastos que conlleva en cuanto a impuestos, notario, gestoría…

Y vas a cancelar otros préstamos que en ocasiones, solo en ocasiones, conllevan costes por cancelación anticipada.

Con todo y con eso, como verás a continuación, la reunificación tiene sus ventajas.

¿Qué tiene de interesante la figura de la reunificación de deudas?

La cuota resultante suele ser menor que la que pagabas antes

Esto se consigue a través de alargar el periodo de duración o devolución del nuevo préstamo. Tardas más tiempo en pagarlo, pero la cuota mensual es menor.

Es mucho más sencillo de gestionar

No tienes que estar haciendo cuentas de los diferentes préstamos, no necesitas diferentes contabilidades, lo ves todo mucho más sencillo en el extracto del banco…

Puedes planificar mejor tus finanzas

Tanto si se trata de finanzas personales como relacionadas con tu negocio, el hecho de tener una sola cuota a pagar permite planificar mejor y de manera más cómoda un presupuesto.

Ten en cuenta que ahora tienes una sola cuota y un solo periodo de amortización, mientras que antes no sólo tenías diferentes cuotas sino diferentes periodos de devolución, lo que hace mucho más complicado el gestionar el futuro.

Los costes de mantenimiento y gestión se reducen

Al margen de la reducción de cuota en sí, muchas entidades cobran diferentes cantidades por conceptos relacionados con el mantenimiento, la gestión, la custodia…

Eliminar préstamos supone eliminar los gastos relacionados con ellos, además de poder suponer el que puedas cancelar una cuenta bancaria que tienes en una entidad, por ejemplo, si solo la mantenías abierta por ese préstamo.

Sinceramente, vas eliminando costes…

En definitiva, ¿me interesa reunificar mis préstamos o mis deudas?

Eso es algo que sólo vas a saber cuando hagas los números.

Si no quieres meterte en el berenjenal burocrático del que hemos hablado antes (agravado por las famosas citas previas de la Covid-19), hay empresas que se encargan de hacer el estudio y mostrarte los números.

Si te interesa, puedes seguir adelante. Si no, tampoco pierdes nada; nadie va a obligarte a hacer algo que no quieras.

Caso de estar endeudado, es una posibilidad que al menos merece la pena plantearse, creo yo. Si algún día quieres dejar de preocuparte por el dinero y anhelas la idea de ser libre financieramente, debes adoptar decisiones y planificar el futuro.

Espero que te haya gustado el artículo y, al menos, tengas una noción más para ampliar tu cultura financiera.

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

4 comentarios en «Cómo sobrevivir a tus préstamos cuando tus ingresos descienden»

  1. Pero si reunificas a parte de los gastos ocasionados, las condiciones del nuevo préstamo pueden ser peores. ¿Realmente interesa? ¿Puedes poner unejemplo práctico? Es que verdaderamente si una familia lo esta pasando mal no sé las posibilidades que tiene.

    Yo soy partidaria de huir de los bancos. Su negocio es precisamente ese. Te dan dinero pero tienes que devolver lo que te han prestado más los intereses (que a lo largo del tiempo es mucho), más los gastos de abrir y cerrar los préstamos que son altísimos. Ganas tiempo para devolver pero…. pagando un alto precio.

    Responder
    • Hola Carmen.

      Evidentemente si has solicitado dinero prestado a un banco o a quien sea, la consecuencia es que tienes que devolverlo más los intereses y gastos. Y sí, ese es el negocio de los bancos, las compañías de crowdlending, los prestamistas privados, etc. Hasta ahora es un negocio legal.

      Lo de si realmente te interesa o no reunificar, como indico en el artículo, depende de los números que te salgan. Si te interesa pagar más a cambio de alargar el plazo, está genial, y si no, pues no lo hagas. Por eso no tiene sentido poner un ejemplo práctico. Es hacer números o que te los hagan y decidir.

      Si una familia lo está pasando mal pagando 500 dólares al mes es perfectamente comprensible que quiera pasarlo un poco menos mal pagando 300 aunque tarde más tiempo en devolverlo. Como digo, todo es una cuestión de hacer números y ver lo que a cada uno más le interesa.

      Un abrazo.

      Responder
  2. Muchas gracia Agustín por responder.
    Se tendría que educar a las personas en temas financieros. Hace poco un familiar me indicó que su casa del pueblo sólo había costado 18.000€. Estuve viendo su escritura por otro tema y allí indicaba como se había pagado: gastos de hipoteca+cantidad solicitada+intereses a pagar en varios años poco a poco= a casi 50.000€.
    Cuando se lo comenté se echó las manos a la cabeza porque contaba desde el principio con los 18.000€ y no entendió que la diferencia fuera tan alta.

    Está claro que hay personas que no disponen de capital y deben recurrir al préstamo. Yo en ese casos ampliaría plazo para pagar muy poco (los intereses que vas a pagar son más altos) pero al tener que pagar poco capital ir ahorrando todo lo posible. ¿Para qué? Para ir adelantando dinero y quitándote tiempo. De esa forma cada vez que adelantas, te quitas unos meses y te disminuyen los intereses al acortar el plazo. (este tema debes consultarlo con el banco previamente si se puede hacer y si conlleva gastos o no)

    Aunque lo dicho, personalmente opto por ahorrar primero y pagar después al contado. Y los gastos y los intereses te los guardas en tu bolsillo 😉 … y vives con tranquilidad.

    Responder
    • Hola Mari Carmen.

      Claro, la opción ideal es tener unos buenos ingresos, ahorrar, invertir, tener una buena educación financiera, un colchón para imprevistos… 😃. Pero como digo en el artículo no siempre la realidad es así, y hay personas que por las razones que sean, con motivo o sin motivo, se ven entrampadas en deudas y de alguna forma tienen que salir de ellas.

      Yo también prefiero pagar las cosas sin deudas. La única excepción la contemplaría para endeudarme y adquirir un activo que me produjera ganancias pasivas superiores a lo que tengo que pagar de deuda.

      En fin, cada uno tiene una situación y una manera de pensar y ver las cosas.

      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies