ser en el siglo XXI

¿Quién necesitas ser en el siglo XXI?

(Este es un post invitado de María Elena Cuadrado – ver bio al final del post -)

Imagino que eres conocedor de que a principios del siglo XX, los países occidentales se enfrentaron a un grave problema:

La escasez de mano de obra cualificada para trabajar en la naciente economía industrial.

Para resolverlo, se crearon los sistemas de escuelas públicas en lo que hoy es Europa occidental y Norteamérica.

De lo que quizá no seas consciente, es, de que, específicamente estos sistemas fueron diseñados para formar a niños que de adultos trabajarían de forma “sumisa” en las líneas de producción de las  incipientes industrias.

El sistema educativo estaba sustentado en las “habilidades académicas”, la “urbanidad” y las “buenas maneras”.

 

file2671302625120_opt

 

Las materias más “útiles” para el trabajo eran consideradas las más importantes.

Las matemáticas y las lenguas eran las disciplinas más valoradas, después las humanidades y finalmente las artes.

Se obligaba a los niños a cumplir una serie de normas diarias no escritas  como:

  • Formar filas en el patio de los colegios,
  • Sentarse en las aulas en líneas rectas en filas de pupitres,
  • Planificar el día en función del sonido de un timbre…

Además, se reprendía ó castigaba, incluso a nivel físico a aquellos que no estaban conformes con la norma.

 

El sistema de trabajadores altamente productivos

 

Todo ello ha traído consigo varias generaciones de trabajadores altamente productivos:

Gran cantidad de personas haciendo muchas unidades o componentes de una misma cosa en el menor tiempo posible.

Estos trabajadores cumplían un horario, estaban relativamente bien remunerados, e incluso en ocasiones se les premiaba por formar parte de un engranaje y,  lo mejor…

¡Tenían garantizada la pensión de jubilación!

 

Cosas del pasado: tener garantizada la pensión de jubilación - ¡Compártelo!          

 

En este escenario no tenía cabida ni la imaginación, ni el talento ni la creatividad. El “sistema” se encargó de aniquilarlos por el camino.

 

ser libre y no conformarse

 

Hoy en pleno siglo XXI, ya no vives una economía industrializada.

¿Cómo estás viviendo la revolución tecnológica?

¿Eres un mero espectador de los cambios exponenciales que estamos experimentando?

 

La forma de trabajar y comunicarse ha cambiado:

Te mueves en un mundo más intangible, ya no es imprescindible un espacio físico para que trabajes, ni tampoco es imprescindible hoy en día fabricar productos físicos para crear una empresa.

Estás adentrándote en una nueva era, la era digital, la era de la información.

La información  es la clave en esta nueva era.

La  ”información destilada”.

 

Paradójicamente, la educación, las formas de trabajar y la mentalidad de la sociedad se han quedado ancladas en los albores del siglo XX.

 

Una curiosidad:

En los próximos 30 años según la UNESCO, más personas en el mundo se graduarán en el sistema educativo que el total desde el principio de la historia.

Pero… los títulos ya no valen nada.

Estamos asistiendo a un proceso de “inflación académica”, que indica que todo el sistema educativo se tambalea a nuestros pies.

 

conocimiento en la nueva sociedad

 

¿Todavía trabajas en “una fábrica”? ¿En lugar de hacer uso de una máquina en una cadena de montaje, utilizas un  teclado, lápices y papeles, montañas de papeles?

Si es así, tu trabajo sigue siendo “industrial”, el enfoque continúa centrado en el aumento de la productividad, dejando escaso espacio para tu espontaneidad, tu imaginación, tu creatividad, tu individualidad en definitiva.

Estarás comprobando un día sí, y otro también, que seguir la trayectoria académica y profesional de la Revolución industrial ya no  funciona:

Que hayas sacado buenas notas en el colegio, que hayas ido a la universidad y que hayas obtenido un título formal no te garantiza nada.

Si como en la era industrial,  trabajas duro y tienes la fortuna de conseguir un empleo  en el que  cumples  con todo lo que se te pide y como se  te dice, tu jefe siempre encontrará a alguien más barato que tú para hacerlo.

 

¿Eres consciente de que en pleno siglo XXI, volvemos a enfrentarnos a un grave problema de escasez?

 

El problema de la escasez en el s. XXI - ¡Compártelo!          

 

A diferencia de lo que ocurrió en los inicios del siglo XX, nos enfrentamos a un grave problema de desabastecimiento: de personas soñadoras, imaginativas, creativas, desabastecimiento  de talento, de pasión, de ilusión.

Estamos en crisis sí, pero no necesariamente el escenario de la crisis es el que nos muestran a diario los medios de comunicación:

Estamos inmersos en una economía “hiperconectada” e “info-xicada”

Tenemos acceso inmediato a infinitos canales de comunicación e información, tantos que nos bloqueamos y nos producen cierta parálisis.

 

¿Cómo triunfar en esta Nueva Economía? me preguntarás…

 

Sortearás la crisis y triunfarás en esta nueva economía si sabes “destilar” la información para separar y elegir aquella que contribuya a tu crecimiento personal y profesional y no a tu mero entretenimiento, y, si eres capaz de descubrir ó redescubrir tus talentos y pasiones y ponerlos a trabajar para ti.

 

mente y creatividad

 

Y, es que, como dijo Alvin Toffler ,

“Los analfabetos del siglo XXI, no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que sepan aprender, desaprender y reaprender”

Estás asistiendo al momento de la historia en que es más fácil y barato emprender: Un ordenador y una conexión a internet son suficientes para crear tu propio negocio unipersonal.

Utiliza la crisis como lo que etimológicamente es: una coyuntura de cambio, una oportunidad para tomar conciencia y ver de una vez por todas, aquello que no has podido o no has querido ver hasta ahora.

La fases de crisis son naturales y necesarias para poder cambiar de paradigma, pero para conseguir esa “re-evolución” interior es preciso cambiar de actitud.

 

La crisis

 

¿Eres consciente de la crisis?

¿Eres consciente de TU CRISIS?

 

En tu crisis, tienes dos opciones:

  • Ser un mero espectador o víctima culpabilizando al “sistema” (léase bancos, políticos y la sociedad en general) de lo que te sucede, es decir lo que en coaching se conoce como “ser efecto”,
  • O ser corresponsables de todo lo que te ocurre, es decir “ser causa”.

Tú como ser humano eres un “co-creador” en un mundo de interrelaciones, de “efectos mariposa” :

una cárcel para tu menteUna pequeña perturbación en cualquier ámbito, puede generar un gran impacto en cualquier otro escenario,

Ó, como dice un proverbio chino:

“el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”

 

Ante tu crisis puedes optar por:

  • La queja, el victimismo, debilitarte como la zanahoria que en origen es firme y compacta y ante el agua en su punto de ebullición (punto de dolor) se vuelve blanda y maleable.
  • Rendirte a la evidencia, y ponerte una coraza; como el huevo, que inicialmente es débil y frágil y ante el agua en su punto de ebullición se endurece. Es muy común adoptar la actitud del huevo ante un divorcio o un despido por ejemplo.
  • Ser el que mejor reacciona y hacer que las cosas a tu alrededor mejoren, como los granos de café, cuando el agua llega al punto de ebullición, en su punto de dolor, la hacen suya y la impregnan de su sabor y aroma.

Cuando afrontes momentos de crisis, inspírate en el grano de café, y sé la mejor versión de ti mismo siendo causa.

Toda crisis supone una posibilidad de crecimiento, de cambio para mejorar, como la metamorfosis que experimenta el gusano de seda para convertirse finalmente en mariposa.

Haz uso de tu capacidad de resiliencia (de tu capacidad para sobreponerte a la adversidad, al dolor o a la pérdida).

 

La mariposa y el capullo

 

Tú, como el gusano de seda, en tu crisis, lánzate a  construir tu particular capullo, para luego liberarte y convertirte en mariposa.

El proceso de liberación del capullo es lo más difícil, porque la crisálida tiene que hacer enormes esfuerzos para salir, tiene que invertir grandes cantidades de energía para poder agrietar el capullo que le ha protegido durante el proceso de transformación.

Toda esa energía y esfuerzo son imprescindibles para que la ya mariposa pueda volar gracias a sus alas.

Tú y sólo tú debes llevar a cabo ese proceso de transformación.

 

El proceso de transformación debe llevarlo a cabo la propia persona - ¡Compártelo!          

 

Si ayudas aunque sea mínimamente a la mariposa a liberarse de su capullo, no conseguirá su propósito. No tendrá la fuerza suficiente en sus alas y no estará programada para volar.

Tienes que vivir tú solo tu propia experiencia.

Eres tú el que utilizando su capacidad de resiliencia y marcando sus propios tiempos debe reconocer la nueva realidad, encontrarle sentido y, como el grano de café hacer que las cosas a tu alrededor mejoren, porque cuando consigues esto, inevitablemente tú mejoras.

Haz tuya el agua en ebullición,  imprégnala de tu sabor y aroma.

 

La mejor versión de ti mismo

 

Aflora la mejor versión de ti mismo.

¿A qué esperas para protagonizar tu propia catarsis?

¿A qué esperas para hacer uso de tus talentos y ponerlos a trabajar para ti?

Conviértete en grano de café.

Durante mi propia catarsis o “Re-Evolución” personal y profesional  he tenido ( y tengo) que lidiar con mis propios pensamientos y creencias limitantes, reinventarme, redescubrir mi pasión y mis talentos,  reconciliarme con la tecnología…

Y, lo mejor de todo este proceso es que desperté de mi propio letargo, de mi letargo laboral.

Si has llegado hasta este punto en tu lectura es porque al menos te inquieta la incertidumbre que se vislumbra con el vertiginoso avance de nuestro mundo en muchos aspectos, entre ellos el del mercado laboral.

Se están creando nuevas formas de entender los negocios y de generar ingresos, que hace tan solo unos años no existían.

Y, hoy nos parecerían impensables o de ciencia ficción, formas de trabajar y generar flujos de efectivo que serán lo corriente de aquí a no muchos años.

♥♥♥♥♥

 

¿Tú también vives sumido en tu propio letargo laboral?

¿Dejas pasar los días en tu propia zona cómoda, que no te satisface, pero que te cubre las necesidades financieras mes a mes?

Necesitas un “reset” en este aspecto, y por ello te invito a conocer los 5 insights que hicieron “clic” en mí en su momento y que supusieron que las piezas de mi puzle particular encajaran a la perfección en el mapa de mi realidad.

Para ello, no tienes más que descargarte  mi reporte

 

“Las 5 revelaciones que te despertarán del letargo laboral”

 

Y, ahora dime,

¿Quién eres tú y quién necesitas ser en el siglo XXI?

Comparte tus impresiones en la sección de comentarios.

 

foto Bio_opt

 

María Elena Cuadrado es Economista y MBA de formación convencional reglada

También se formó como  Coach Personal y de Vida, Consultora de Rendimiento y Facilitadora de Psych-K® por pasión y convicción personal .

Tras 15 años ejerciendo profesionalmente en el ámbito de las finanzas y como docente de postgrado, ahora utiliza toda esa experiencia para  ayudar a todas aquellas personas que desean reinventarse porque sienten que deben crear un Proyecto con Sentido que les permita vivir acorde a sus Valores y su Estilo de Vida Ideal.

 

 

 

 

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

34 comentarios en “¿Quién necesitas ser en el siglo XXI?

  1. Me encanta como redactas Elena, eres muy inspiradora y sabes tocar la fibra.

    Cuando estaba leyendo las primeras líneas, hablando de que en el colegio nos obligan a formar filas, a hacer caso a la sirena, etc., por poso me echo a llorar jajaja.

    ¡Es tan cierto!

    Al final los colegios parecen una fábrica de personas cortadas por le mismo patrón que un sitio donde realmente educar y hacer ver a cada uno lo que vale. De hecho, am í nunca me enseñaron a valerme por mí mimo, sino que me enculcaron la idea del estudiar duro para luego poder tener un gran trabajo.

    Y luego, me ha encantado la metáfora de la zanahoria, el huevo y el café. ¿De dónde sacas esas idas? jajaja.

    Ojalá algún día en el colegio nos enseñen a ser café y las crisis ya no serían tan crisis.

    En fin, me alegro de que este mensaje poco a poco vaya llegando cada vez a más gente, aunque me temo que todavía queda muuuucho por hacer.

    Un fuerte abrazo Elena! Y otro para ti Agustín, que me dejo ver por aquí menos de lo que me gustaría pero aún así te sigo de lejos 🙂

    • Gracias, Borja.

      Es verdad que lo de los colegios es un poco patético, aunque afortunadamente ya hay muchos que van cambiando. A veces parecía (los que ya no somos tan jóvenes) que estábamos en el ejército, verdad?

      Respecto a las crisis, Borja, yo creo que seguirán existiendo porque, por un lado creo casi que forman parte de la vida, y por otro que hay importantes intereses para que no desaparezcan, por muchos motivos, lo cual daría para un post entero. Igual algún día me animo 🙂 , aunque miedo me doy 🙂

      Gracias por tu comentario.

  2. En primer lugar, gracias Agustín por darme la oportunidad de mostrar al mundo lo que para mí es un nuevo entendimiento de la realidad que vivimos a través de tu casa digital. Gracias de corazón.
    Y gracias a tí Borja, compañero y amigo de fatigas por tu comentario.
    Me preguntas que de dónde saco las ideas, leo mucho, amigo. Pon en Google: “fábula de la zanahoria, el huevo y el café” y verás un cuento tradicional que he adaptado al contexto.
    Además tengo un hijo de 10 años y hasta hace bien poco le leía cuentos…
    Las enseñanzas más inspiradoras las encuentras en los cuentos infantiles.
    Probablemente sí en vez de buscar la solución a nuestros problemas económicos en las grandes esferas, leyéramos más “historias infantiles” tendríamos más recursos para salir adelante.
    A veces, lo que parece más simple (la catarsis de la mariposa) es lo más ejemplificador que hay para según qué cosas.
    Estemos atentos a las enseñanzas que nos transmiten entre líneas todos esos grandes ejemplos de la historia , la ciencia o la naturaleza, son los más sabios consejeros.

    • Gracias a ti, Elena, por tu generosidad y tu sabiduría.

      Es curioso lo que dices de los cuentos infantiles. Mi hija tiene un año y 4 meses y dentro de poco empezaré ya con los cuentos, así que cuando vaya a empezar me acordaré de ti y casi le diré: vamos a leer un cuento para que aprendamos los dos, jeje.

      Un abrazo gracias de nuevo por tu clarificadora visión.

  3. Totalmente de acuerdo. Que duro es primero abrir los ojos, desapegarte de todos los títulos por los que llevas luchando años, construir un proyecto y cambiar tus creencias para salir del capullo. en ello estamos.

    Un abrazo a Maria Elena y otro para Agustín

    • Pues lo has descrito de maravilla, Jesús. Algo así como que primero te matas por los títulos y después te das cuenta que los títulos no te garantizan nada. las cosas de la vida, ¿verdad?

      Y sí, es duro salir del capullo, pero es que dentro del capullo ¡no hay vida!

      un abrazo para ti.

    • Gracias Jesús por pasarte a comentar.
      Pues sí, para eso nos programó la sociedad industrial:
      Para estudiar mucho, graduarnos y formar parte de un descomunal engranaje.
      A ver si entre todos ¡Rompemos la cadena! Aunque seamos como una gota de agua en el mar, algo haremos.

  4. Genial!!
    Muchas gracias a los 2 por compartir estas reflexiones. Con vuestro permiso lo comparto.

    En mi blog también intento transmitir esta idea del grano de café para “hacer que las cosas a tu alrededor mejoren” y mostrar “la mejor versión de ti mismo”. A pesar de la “crisis” tenemos una oportunidad maravillosa para reinventarnos.
    Recuerdo cuando le contaba cuentos a mi hija que cuando se me acababa el repertorio, me inventaba mis propios cuentos y eran los que más le gustaban a ella. Esto me impulsa ahora a inventarme mis propias historias, quizás es más duro que seguir el guion establecido pero sin duda es más divertido, jeje
    Un fuerte abrazo y gracias de nuevo!

    • Hola Antón, un placer saludarte y conocerte.

      He entrado en tu web y me ha maravillado mucho leer eso del “despertar de la conciencia”. A modo de curiosidad te diré que la empresa mía en la que aglutino varias cosas se llama “El viaje de la conciencia”. La conciencia lo es todo, ¿verdad?

      Y veo que hoy la cosa va de cuentos infantiles 🙂 Tendré que aplicarme también eso de inventarme los cuentos para cuando me toque, jeje.

      Gracias por tu aportación y tu comentario, que hacemos nuestros porque al final… todos somos lo mismo.

      Un abrazo.

    • Gracias Antón por tus palabras.
      Probablemente sea más provechoso y edificante la moraleja de un inocente cuento infantil, que las sesudas “disquisiciones filosófico- político-económicas”
      de nuestros gobernantes, y no hablo solo a nivel Español, hablo a nivel mundial, porque a fin de cuentas como Agustín dice , todos somos UNO

  5. Maravilloso artículo, Elena! Y gracias a Agustín por publicarlo en su web. Es un tema que me resulta muy cercano, se trata de una auténtica revolución laboral que estamos viviendo en estos momentos y sólo va a más. Pero muchos seguimos dormidos, anclados en ese pasado de la era industrial, creyendo que debemos luchar por conservar lo viejo (trabajo para toda la vida, grandes multinacionales, funcionarios, una pensión garantizada…). Estamos saliendo de la época del miedo y adentrándonos en la etapa de la innovación y creatividad, donde ya no somos víctimas de un sistema sino los creadores de nuestra propia vida y de nuestro trabajo. El talento va a ser clave en este nuevo panorama laboral y quien no sepa reinventarse y adoptar una actitud positiva y abierta lo tendrá cada vez más difícil. Una gran e importantísima reflexión. Enhorabuena por este articulo de lujo!

  6. Hola Elena!
    Me ha encantado este artículo. Me considero una defensora del derecho a ser lo que un@ quiere llegar a ser y a descubrir el talento que cada un@ tiene, como una necesidad básica para sentirse feliz y libre.
    Y esto empieza de niños y empieza en casa y en la escuela.
    No estoy de acuerdo con el sistema educativo que hay actualmente y desde hace tantos años en nuestro país. Por eso llevaré a mi hijita a un colegio alternativo que la consideren como un ser único e inigualable y que contemplen sus necedidades.
    En fin, felicidades por este post y gracias a Agustín por darte esta oportunidad.
    Un abrazo!

  7. Hola!!
    Muy bueno María Elena. Toda una llamada para el cambio.

    Igual que tú, pienso que cada persona tiene que iniciar y concluir su propio proceso de cambio, pues de lo contrario no podrán romper el capullo (metáfora). No obstante, mensajes como el tuyo despiertan temporalmente el malestar con el que muchos conviven todos los días de su vida y al que están muy acostumbrados.

    No podemos cambiar a los demás, pero sí recordarles que pueden hacerlo… y quizás les convenga.

    Por un futuro lleno de capull@s!! 🙂

  8. ¡Hola Elena! Mientras leía tu artículo y cómo en el sistema educativo actual te educan para ser obediente y cumplir órdenes sin cuestionarse nada, yo asentía con la cabeza. Ahora mismo estoy inmerso en ese sistema (menos mal que dentro de poco salgo) y la verdad es que el sentimiento es el de estar en una cadena de montaje con múltiples controles de calidad en medio. Dentro de nada habrá que ponerse el certificado energético y todo.

    Me ha encantado especialmente lo de “ser causa”. Yo siempre digo que lo bueno de admitir que tienes la culpa cuando realmente la tienes es que puedes cambiar y obtener cosas diferentes, algo que es imposible si el problema es de la sociedad, el gobierno o cualquier otro colectivo o persona.

    Así que nada, me llevo para mí lo de ser como el café (nunca lo había escuchado y la verdad es que me he sorprendido) y agradecerte tanto a ti como a Agustín este artículo.

    ¡Un saludo!

    • Hola Raúl. No sabía que estabas estudiando. Suerte para los exámenes, porque de eso creo que sigue habiendo, no? 🙂

      Al final nos pondrán el certificado energético y como nos descuidemos también un chip. Esto es increíble. En la cadena de montaje todo tiene que estar en orden 🙂

      Cuídate y mucha suerte en tus estudios. Un abrazo.

  9. buenos dias, excelente lectura gracias Agustin, por siempre estar aportando muy buenos temas a nuestra vida, para poder reprogramar nuestra mente y asi lograr grandes cambios a nuestra vida,pues debemos tener buenas semillas para sembrar a diario y asi lograr una excelente cosecha y usted es una de esas semillas que a diario siembro en mi vida y estoy segura que los resultados seran excelente, miles de bendiciones para los dos FELIZ DIA

    • Gracias Claudia, gracias Agustín.
      Gracias a este diminuto pero maravilloso foro donde podemos expandir que existen otras formas de concebir la economía y de generar ingresos.
      Somos parte del cambio que la mayoría ni quiere ver ni reconocer.
      Seamos valientes para ser capaces de articularlo en palabras y llevarlo a cabo con hechos.
      Tomemos como modelo a Agustín que nos ha demostrado con su último lanzamiento que sí que es posible. Que si él lo ha hecho los demás también podemos.
      Los ingresos pasivos son el futuro, o mejor, ya es presente para quien tenga a bien ponerse con creatividad e imaginación a montar el engranaje de su propio SISTEMA de generación de flujos de efectivo.

    • Hola Carmen. Gracias por tus palabras. Me alegro mucho que te aporte lo que hago.

      Voy a leer el artículo que nos indicas porque sugiere mucha miga 🙂 Y ten por seguro que nos educan para que formemos parte de un rebaño amaestrado.

      Un abrazo!

  10. Sí , Carmen, cada vez somos más los que tenemos la certeza de que el modelo educativo actual es completamente obsoleto.
    Crudo pero claro y realista el artículo que nos compartes, Lo acabo de leer.
    Aunque imagino que muchos ya lo concéis os comparto la charla TED de sir Ken Robinson que habla sobre cómo las escuelas mataron la creatividad

    https://www.ted.com/talks/ken_robinson_says_schools_kill_creativity?language=es

    Recibe un cordial saludo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies