aprender para el aprender para el éxito

¿Aquello que estudias o en lo que te formas te conduce a lo que quieres?

Quizá estés estudiando o simplemente te estés formando o preparando para tu futuro profesional, es decir para desempeñar una profesión con futuro. ¿Sabes si aprendes exactamente lo que vas a necesitar? ¿Sabes si te lleva a tu meta, al destino que has elegido?

(Las palabras más importantes del párrafo anterior  son “QUE HAS ELEGIDO”  🙂 )

En el último libro de Robert Kiyosaki, Despierta el genio financiero de tus hijos,  se establece una muy significativa  distinción entre TRES CLASES DE ESTUDIANTES: los que sacan 10 de nota, los que sacan 8 y los que sacan 6. Los que suspenden, esos ni cuentan, claro.

Los primeros, los de 10, son muy listos pero no se sabe porqué terminan trabajando para los de seis, que no son tan listos pero se las ingenian para sacar adelante lo que quieren (quizá porque conocen las fórmulas y las claves del éxito, que no se enseñan en las escuelas). Los de 8, por su parte, están ahí en un término medio, ni mucho ni poco, y acaban ocupando puestos de burócratas o trabajando para el gobierno.

¿Qué es más importante: sacar buenas notas académicas o aprender las claves de lo importante? - ¡Compártelo!          

Lo que Kiyosaki quiere decir es que estudiar mucho (en las escuelas y universidades) y sacar muy buenas notas no te capacita necesariamente para llegar a lo más alto, al éxito. Puede capacitarte para conseguir un buen empleo, pero no para crearlo y generarlo, con lo cual siempre serás dependiente de quién te ha dado el empleo (no digo que esté mal, yo no juzgo, digo simplemente que serás dependiente). En cualquier caso, no pierdas de vista las tasas de paro universitario, que a muchos no librarán del desempleo.

La fórmula del éxito

En La fórmula del éxito critico un poco el sistema educativo tradicional, que es el que, con pocas variantes, sigue aplicándose hoy en día en la mayoría de países. Cada cierto tiempo se introducen leves variantes para dar la apariencia de que algo cambia, pero ya sabes que todo cambia para que todo siga igual.

Cuando digo que lo critico me refiero a que el sistema educativo tradicional  se dedica a enseñar una serie de cosas que NO TIENEN PORQUÉ SER las que interesen a la mayoría de las personas, ni las que les capaciten para hacer lo que ellos quieren.

La pregunta que debes hacerte

¿Cuál es entonces la pregunta que debes hacerte?  Una buena pregunta, si eres estudiante y puedes elegir lo que estudias, es:  ¿lo que estoy estudiando me conduce a lo que yo quiero, me sirve para lo que yo pretendo hacer? Eso supone que te apliques un poco a tu propio autodescubrimiento.

¿Lo que estoy estudiando me conduce a lo que yo quiero, me sirve para lo que yo pretendo hacer? - ¡Compártelo!          

Previamente, por supuesto, habrás tenido que determinar qué es lo que quieres, es decir habrás tenido que formular tu intención. Y para eso habrás tenido en cuenta cuáles son tus talentos, tus pasiones…

En la educación, como en todo, hay que preguntarse a dónde vas, a dónde te conduce, y qué consigues con eso. Y puedo afirmar con total tranquilidad que las escuelas y universidades tradicionales NO TE SIRVEN si lo que quieres son:

  • Ingresos generados por ti (principalmente pasivos, que te permitan ganar dinero mientras duermes), que te proporcionen abundancia y prosperidad. Que, en definitiva, te permitan hacer dinero.
  • Independencia financiera.
  • Adquirir métodos y procedimientos que te conduzcan a la autosuficiencia, cuanto más apalancados mejor.
  • Aprender a utilizar el pensamiento de modo lateral para gestionar el conocimiento de otra forma, por ejemplo para monetizarlo creando infoproductos (¿a que nadie te enseña eso? Yo sí, aquí).
  • Aprender a no depender de gobiernos, sistemas, empleadores, burocracias, corporaciones y especímenes varios en general. Aprender a vivir en libertad.
  • Aprender a algo muy importante: a hacerte inmune a las crisis económico financieras que de vez en cuando se crean para continuar con la esclavización del personal.

En definitiva, las escuelas y universidades te capacitan más bien poco para ser libre y continuar siéndolo cada vez más. Para llevar una vida lo suficientemente digna.

¿SIGNIFICA ESO QUE NO SE PUEDE HACER NADA? No. Significa, como he dicho anteriormente, que quizá lo que estés estudiando no te esté conduciendo a lo que tú quieres, con lo cual debes hacer una cosa muy simple:

Preguntártelo y, si la respuesta es NO, cambiar de rumbo y empezar a agenciártelas por tu cuenta: leer, estudiar, aprender y practicar donde creas que esté el conocimiento que a ti te sirve para llevar la vida que tú quieres.

La pregunta clave en los negocios

Repetimos: la vida que tú quieres.

¿Qué piensas, estás de acuerdo? Compártelo si lo deseas también en las redes para que tus amig@s puedan opinar, ok?

Un abrazo y hasta pronto.

(Actualizaciones después de escribir este post:

Padre rico padre pobre. Robert T. Kiyosaki

Descubrí este otro, que es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Sinceramente, te recomiendo que lo leas porque no tiene desperdicio y refleja a la perfección la realidad del sistema educativo de nuestros días.

Escribí un resumen sobre otro libro de Robert T. Kiyosaki: Padre rico, padre pobre.

Escribí sobre el futuro del sistema de jubilación)

 

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

7 comentarios en “¿Aquello que estudias o en lo que te formas te conduce a lo que quieres?

  1. Muy de acuerdo con todo Agustín!
    La escuela, universidades, etc.. están gestionadas por burócratas a los que les interesa sobre todo que el sistema continúe tal y como lo hace hoy en día. Es la única forma que tienen de perpetuar este sistema que está orientado a proporcionar riqueza a sólo unos pocos.
    No obstante, con iniciativas como la tuya y las de otros autores, espero que el paradigma vaya cambiando, y que poco a poco sean los propios padres los que exijan una enseñanza orientada a vivir con realización, y no sólo para consumir de forma compulsiva y de ese modo incrementar el margen de las grandes corporaciones.
    Sin embargo, algunas de las personas que te lean, podrían estar pensando eso de “la vida que yo quiero, ¿pero si es que no sé qué vida quiero?.
    Si me lo permites dejo aquí el post en el que daba “pistas” para averiguar eso de “qué quieres en tu vida”
    http://autorrealizarte.com/no-se-que-quiero-en-mi-vida/
    Un abrazo!

    • Gracias por tu comentario, Álvaro. Me alegra ver que estamos en la misma onda y pensamos parecido. Efectivamente, antes de dirigirte a la vida que quieres tienes que saber cuál es esa vida. Muy lógico. Gracias de nuevo.

  2. Siempre fui de “aprobaillos”… Pero estudié mucho y muchos años. Pero como dices, la vida fue quien realmente me enseñó a luchar por mis sueños, no la universidad y menos aún el colegio.
    Mi mayor lección: ” no te rindas”. Si continuas un poco más, lo consigues.
    Buen artículo, compañero.

  3. Excelente post Agustín. Te cuento aunque poco te interese. Deje la universidad hace 3 meses pero ya hace más de 10 meses he estado leyendo demasiado sobre libertad financiera y de verdad es impresionante como nos cega el sistema, y decidí abandonarla a mitad de semestre porque comprendí que si continuaba con una carrera que no era mi pasión terminaría sieno un zombi. Estoy ya empezando con distintas formas de generar ingresos pasivos por Internet. Un abrazo!

    • Hola Yehiro. Me parece muy interesante todo lo que cuentas: abandonar algo que no te gusta, comenzar a leer por tu cuenta y empezar a generar tus primeros ingresos me parece sinceramente un logro. Mucha gente estoy seguro debería aprender de ti.

      Te animo a seguir por esa vía y te deseo muchos éxitos.

      Un abrazo.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies