Títulos universitarios

¿Sirven para algo los títulos universitarios?

Esta es una buena pregunta que se estarán haciendo algunos de los que hayan obtenido esos bellos papeles con sello y firma: los títulos universitarios. ¡Qué bonitos!, ¿verdad?

Conste que soy licenciado universitario y que también tengo un papelito de esos. No llego al extremo de colgarlo en la pared, pero tampoco es algo de lo que me avergüence (por regla general no me avergüenzo de casi nada, porque suelo meditar las cosas antes de hacerlas).

El problema de los títulos universitarios hoy en día es que, por un lado no acreditan que sepas efectivamente de la materia, y por otro no te garantizan ningún trabajo (Ohhh… me lo deberían haber dicho antes).

 

¿Para qué sirve un título universitario, aparte de para colgarlo en la pared? - ¡Compártelo!          

 

Como ya tengo algunos años, resulta que obtuve mi licenciatura universitaria (en derecho) hace ya más de 20. Aunque no es un excesivo plazo de tiempo, las cosas eran sinceramente diferentes. Había posibilidades razonables de conseguir un empleo, aunque en cualquier caso no era eso lo que yo buscaba (yo quería trabajar por mi cuenta, como así hice durante varios años).

 

(Inciso  -me apetece contarlo-: El tiempo que estuve trabajando por cuenta propia me  permitió obtener ingresos que me sirvieron para mucho:

A.- Darme cuenta de que podía conseguir lo que me propusiera.

B.- Darme cuenta de que para trabajar no necesitaba que nadie me autorizara a ello, no necesitaba que nadie me empleara.

C.- Darme cuenta de que con el dinero que ganaba, aparte de vivir, podía hacer dos cosas: gastármelo en estupideces o ahorrarlo.

D.- Y por último, pero no menos importante: darme cuenta de que con ese dinero ahorrado podía invertir en otras cosas, seguir ganando dinero y generar lo que estoy harto de hablar: ingresos pasivos. Eso, por supuesto, me permitió constatar que sí, que puedes ganar dinero mientras duermes, y de paso reírme de los que dicen que los ingresos pasivos son un mito -fin del  inciso).

 

 

Pero hoy en día tener el papelito no te garantiza nada. Además te exige dedicarle unos cuantos años de tu vida, plazo bastante digno de tener en cuenta, porque en ese periodo algunos ya pueden haberse hecho ricos gracias a sus negocios exitosos. Son personas que han aprendido por otras vías (por ejemplo, con esta metodología) cosas con las cuales están generando ingresos que no requieren para nada de los consabidos títulos universitarios.

 

curso infoproductos e ingresos pasivos

 

Entonces, ¿a dónde vamos, qué es lo que quiero decir?

 

♦ Primero.- Insisto: tener títulos universitarios no garantiza empleo ni trabajo, lo cual es bastante significativo teniendo en cuenta que hay cientos de ellos (existen hasta buscadores) .

títulos universitarios♦Segundo.- Puedes obtenerlos si tu objetivo es ejercer alguna profesión para la cual te exijan ineludiblemente el papelito: médicos, ingenieros, arquitectos… y quieras ejercerla preferentemente por cuenta propia.

♦Tercero.- Lo que importa no es el título universitario sino el conocimiento que se adquiere, el cual tienes en la actualidad múltiples formas de obtenerlo (cursos, internet, libros).

♦ Cuarto.- Una vez que tienes el conocimiento, ¿qué puedes hacer con él? Te doy dos pistas:

 

# 1 En este blog escribí un post sobre maneras de obtener ideas de negocio. La tercera era utilizar el pensamiento lateral versus el pensamiento vertical.

El pensamiento vertical es el usual, el habitual, el común y el generalizado. Es el que nos dice que si estudias derecho es para ser abogado y si estudias medicina es para ser médico.

El pensamiento lateral es el que resulta de un proceso de expansión de la mente fuera de sus cauces habituales de funcionamiento. Es el que nos dice que si has estudiado enfermería no tienes porqué trabajar de enfermero, sino que puedes utilizar lo que sabes (el conocimiento), sin que nadie te dé permiso,  para enseñar a otros sobre primeros auxilios, técnicas para prevenir ataques al corazón o consejos para una vida saludable.

 

# 2 Como decíamos hace poco en el último post, generar ingresos, y concretamente ingresos pasivos a través de infoproductos, es una excelente manera de monetizar el conocimiento y el saber. Tan solo necesitas una plataforma web propia (mira este artículo de Vilma Nuñez) o utilizar alguna de las existentes, que suelen ser gratuitas (en este método puedes aprender paso a paso a crear infoproductos y a generar ingresos pasivos con ellos).

 

Por lo tanto la pregunta para los que buscan títulos universitarios y se emplean a fondo en ello es:

 

¿Para qué los quieres?

 

 
La pregunta clave es: ¿para qué necesitas un título universitario? Para ganar dinero, no. - ¡Compártelo!          

 

 

Porque si los quieres para ganarte la vida o labrarte un futuro profesional NO TE HACEN FALTA. Lo que te hace falta para ganar dinero es conocimiento, talento o aptitud. Con cualquiera de esas cosas puedes vivir muy dignamente y hacerte lo rico que quieras. Debes saber rentabilizarlo, por supuesto, y seguir una estrategia. Ese tipo de conocimiento, desgraciadamente, no te lo dan en la universidad, pero lo puedes aprender gratis en internet (ironías de la vida).

infoproductos ingresos pasivos cursoTe recomiendo muy sinceramente el post que he mencionado antes sobre los infoproductos porque es la manera como el pensamiento lateral  puede solucionarte la vida. Y si estás cansado ya de perder el tiempo y quieres ir al grano, esto no falla. Recuerda, además, hacerte con una buena plataforma web.Comprobado y hecho!

¿Te ha gustado el post? Puedes compartirlo en las redes sociales.

 

(Actualización: después de escribir este post, leí este otro, que es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Sinceramente, te recomiendo que lo leas porque no tiene desperdicio y refleja a la perfección la realidad del sistema educativo de nuestros días. Que lo disfrutes)

 

The following two tabs change content below.
Escritor, formador y emprendedor. Hablo de libertad financiera, ingresos pasivos, infoproductos, crecimiento personal, talento y conocimiento. Me encantaría ayudarte a llegar a ese lugar en el que eres realmente tú y puedes generar riqueza. Mi lema: somos creadores, somos libres. También: libertad personal + libertad financiera = libertad total. (Si no quieres perderte nada, te invito a formar parte de la comunidad aquí).

16 comentarios en “¿Sirven para algo los títulos universitarios?

  1. Totalmente de acuerdo con este artículo. Personalmente a mí mi título me aportó cultura general. Estudié publicidad y relaciones públicas y teníamos de todo: economía, literatura, cine, marketing, historia del arte, etc. Era como hacer COU 5 años! Mucha teoría, poca práctica, muchos apuntes y vida bohemia. Pero lo pasé bien y disfruté del proceso. Para trabajar no me sirvió de nada, pero también es verdad que mi carrera no era vocacional. Otra cosa habría pasado si estudiara Psicología, por ejemplo. De hecho ahora que soy Coach me estoy planteando hacer psicología por la UNED, porque es de esas profesiones que requieren un título. Pero cuando tienes más de 30 ponerte a estudiar de nuevo da una pereza… Me lo estoy planteando todavía.

    • Hola María, sí ponerse a estudiar después de los 30 da mucha pereza, ja ja. Yo lo intenté también por la UNED porque me gustaba mucho la literatura, y desistí enseguida.

      El tiempo que pasamos en la universidad estudiando nos sirvió para muchas cosas, aunque no fueran precisamente para dedicarnos a lo que hacemos ahora. Pero ¿qué es la vida si no cambio y sorpresas, no?

      Un abrazo.

  2. Magnifico artículo, Agustín, y sobre un tema del que se habla mucho pero del que pocos opinan con tanta sinceridad.
    Particularmente, me gustaría hacer hincapié en que lo realmente importante es el conocimiento que se adquiere y la capacitación que (se supone) un título te da para ejercer una profesión. Pero la gran paradoja es que para obtener amplios y profundos conocimientos sobre un tema el mejor sitio al que recurrir no sea precisamente la Universidad.
    Enhorabuena por el artículo, un abrazo
    Andrés

  3. Hola!!
    Eso del pensamiento lateral VS vertical me ha gustado!! Quiere decir también, por ejemplo, que las habilidades y aptitudes que desarrollamos estudiando la carrera tiene aplicación directa o indirecta en nuestra vida cotidiana (más allá de ejercer la profesión para la cuál te “preparan”)??
    Un saludo!!

    • Yo creo que sí, Jesús. Todo lo que aprendemos, sea en la universidad o donde sea, se puede aplicar de muy distintas formas: para ganarnos la vida con ello o para aplicarlo en la resolución de nuestros problemas diarios, por ejemplo. Lo importante es permitir que la mente se expanda y actúe fuera de su “zona de confort”, dejarla que se sienta libre para llegar a las conclusiones que quiera y obre en consecuencia. ¿Por qué tenemos que limitarnos?

  4. gran verdad,estuve investigando en la web si me convenia o no y la verdad que el post lo confirmo,no ire a gastar mas tiempo estudiando,habiendo tantos datos por internet para saber que hacer sin depender de aprobar y competir,no pisare universidad,un abrazo

  5. Pues si Agustín.

    “Sácate una carrera” Uno de los sueños de nuestros padres. Que relacionaban los estudios con la prosperidad socioeconómica. Eran tiempos en los que un Ingeniero, un Médico, un Abogado… eran “algo”

    Pero estamos en el Siglo XXI y esos paradigmas están “caducados”. Ahora, a mis 44 años lo veo muy diferente a como lo veía en mi juventud.

    A mi hijos le incitaré a ESTUDIAR aquello que les APASIONE. Y da igual si viene con título universitario o no. Y da igual si tiene salida profesional o no.

    Si les gusta lo que hace, lo harán felices. Lo harán excepcionalmente bien y eso seguramente les traerá prosperidad económica.

    No hay nada más horroroso que estar atrapado en un trabajo, que no te gusta, deseando que sea viernes, deseando que sean las vacaciones, deseando jubilarse ¿Pero qué vida es esa?

    ¿No?

    Un abrazo

    • Pues sí, la verdad, Rafa, es muy absurdo estar haciendo cosas toda la semana con la única ilusión de que llegue el viernes o las vacaciones. Si no haces algo que te guste de verdad y con lo que te sientas feliz, ¿para qué lo haces? Habiendo tantos tipos de cosas, de ocupaciones, de trabajos… ¿eliges precisamente lo que no te gusta? No le veo mucho sentido.

      El objetivo de casi todos los padres de antes era que los hijos estudiáramos una carrera. Hoy el panorama es muy diferente, solo tienes que mirar a tu alrededor y ver a qué se dedican muchos titulados universitarios. Para hacer lo que muchos hacen no hace falta ir a la universidad, ¿verdad?.

      Yo siempre digo que en mi vida no distingo entre un día u otro, verano o invierno, vacaciones o trabajo, porque todo es un contínuo en el que hago lo que me gusta, luego me da igual que sea lunes o domingo.

      Cuídate y un abrazo.

  6. Muy buenas, Agustín.

    Estoy de acuerdo contigo en que la mayoría de las profesiones no requieren un título universitario para desempeñarlas correctamente. Sin embargo, en los procesos de contratación, lo primero en lo que se fijan los reclutadores es en los títulos. Cuantos más, mejor. Es una enfermedad de esta sociedad del postureo: ‘titulitis aguditis’.

    Encuentro dos problemas que hacen que casi todos acudamos a la universidad cuando queremos desempeñar una profesión.

    El primero es que desde pequeños nos educan para trabajar por cuenta ajena. Nos dicen que tenemos que ser los mejores en algo para que nos contraten. Ni siquiera mencionan que hay otras opciones, o si lo hacen, alegan que son excepciones y que no merece la pena intentarlo porque es muy arriesgado eso de ser autónomo o de crear una empresa. Es un error. No hace falta ser el mejor, basta con aportar soluciones a los problemas cotidianos de la gente. Ahí hay negocio, y mucho.

    El segundo problema es meramente académico. En la universidad dedican demasiado tiempo a la teoría y poco a la práctica. El conocimiento nunca viene mal, sin embargo, dedican demasiado tiempo a la teoría y poco a la práctica. Por lo tanto, no aprendes a hacer las cosas, sino cómo se hacen. Luego se te olvida lo que vomitaste en el examen y te encuentras con que no sabes nada. Es como si te dieran el carnet de conducir con tan sólo aprobar el teórico. Estamos creando titulados, no trabajadores.

    Un abrazo.

    • Exacto, Pablo, estamos creando titulados más que trabajadores o profesionales.

      A los dos problemas que citas yo añadiría otro: que además lo que te enseñan en la universidad se queda obsoleto en cuanto sales. El conocimiento circula tan rápido hoy en día y es tan cambiante que lo de hoy ya no te sirve mañana. Hay que estar constantemente reciclándose, y las enseñanzas académicas tradicionales no te enseñan a buscar la información, a encontrar las respuesta, sino a memorizar lo que ya existe.

      Yo no veo salida a esa situación y por eso animo muy encarecidamente a quien pretenda iniciar estudios universitarios a preguntarse si los mismos realmente le van a servir para lo que quiere, o por contra tan solo persigue un título, que está bien, pero tampoco te garantiza un empleo porque hay millones de personas con muchos títulos bajo el brazo.

  7. Hola Agustín, sigo tu blog desde hace varios meses y encontré este post muy interesante. Sobre todo porque soy uno de los tantos que abandonó su carrera de ingeniería en electrónica.
    ¿Y por que lo hice? Porque a nivel burocrático y académico la complicaron demasiado haciéndola inviable, entonces demoraría demasiado tiempo en recibirme y sin garantías de un buen futuro profesional.
    Pero también lo hice porque no estoy de acuerdo en cómo se está enseñando la carrera, que en resumen es tragar mucha teoría en poco tiempo. Entonces, con la desesperación de tener el título de una vez por todas muchos alumnos terminan copiándose en los trabajos y los exámenes. Y esto es preocupante porque hace que las universidades terminen formando analfabetos funcionales, con título pero que sólo sirven para trabajos de oficina.
    También ví muchos estudiantes que descubrieron a los pocos años de iniciada la carrera que eso no era lo que más les agradaba hacer, pero seguían igual porque “había que tener un título” y porque “daba dinero”, aún sabiendo que así iban a tener una vida desdichada. Si bien a mí me gusta la carrera, creo que mi mérito fue haber perdido el miedo de abandonar. Hace como 6 años que dejé y todavía no me arrepentí.
    Pienso que si la educación no mejoró en tantos años fue porque no le hizo falta, ¿Para qué, si la gente va igual? Y si la educación es mala, quien va a pagar las consecuencias van a ser los graduados, nunca los docentes o los directivos.
    Sé que a mucha gente le sirve estudiar y es feliz con su diploma, y eso está bien. De hecho, el mundo sigue necesitando profesionales. Pero creo que si los que sentimos que la universidad ya no colma nuestras expectativas perdemos el miedo de abandonar, eso puede ser el principio del cambio para un mundo mejor.

    Me gustaría saber tu opinión al resspecto. Abrazos.

    • Hola Santiago. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. De hecho, tengo una hija que aún es muy pequeña pero que no tengo ningún interés especial en que vaya a la universidad o en que coleccione títulos universitarios; si quiere hacerlo, que lo haga, por supuesto, es su libertad, pero yo no insistiré porque no creo que haya un beneficio directo y claro en hacerlo.

      Tú lo has dicho todo y lo has dicho muy bien. Las universidades se han vuelto una cosa muy burocrática y muy teórica. Además la teoría no sirve para mucho porque trata de cosas que ya no existen, o que van a dejar de existir en cuanto acabes la universidad y salgas a la calle. La universidad no puede seguir los ritmos vertiginosos que lleva la vida hoy en día. La vida corre y la universidad sigue durmiendo.

      Tampoco hay ninguna garantía de empleo luego. La gente no tiene obligación de contratar a alguien si no quiere, y cada vez más se estila el freelancing y la subcontratación de tareas. Si me dan a elegir (y siempre puedo elegir) elegiré a quién más me convenga, lo cual no tiene porqué coincidir con el hecho de tener títulos universitarios o no.

      Ciertamente hay que tener mucha fuerza de voluntad para abandonar unos estudios universitarios como tú hiciste, pero si está claro que no vas a conseguir lo que quieres, o lo que pensabas, ¿para qué seguir?

      En definitiva, no creo que la universidad sea el sitio adecuado para aprender lo que a uno le interese. Y mucho menos para encontrar trabajo.

      Hay quien dice que un título siempre será un título. Bien, eso es igual de absurdo que decir que una mesa siempre será una mesa. ¿Qué se deduce de ahí? Nada.

      Mucha suerte para tus proyectos, Santiago.

  8. Hola, Agustín.
    Muy interesante la forma en que planteas las constantes. Si; Soy egresado de una Universidad en Educación Especialidad Biología y Química, pero a lo largo de esta maravillosa experiencia los conocimientos adquiridos en la casa de estudios fueron intrínsecos, pues cuando salí de ella, la realidad era diferente, puedes los conocimientos adquiridos se quedaban en las aulas y al ejercer dicha profesión necesitaba articular mucha mas que eso, tenia que capacitarme y llevar varios cursos a fin por actualizarme. Después de todo, resulte realizando trabajos administrativos en el sector educación, eso lo logre con las experiencias adquiridas día a día, éstos conocimientos adquiridos por la experiencia en mi Universidad jamás me capacitaron o algo por estilo. El titulo Profesional te sirve de algo; hoy en día es un tema difícil de liar pues, ejemplo en el sector educación por falta de profesores hay personas contratadas con otra especialidades algunos concluidos y otros no, y en cuanto al sueldo es el mismo de un profesor titulado contratado, El Titulo profesional es relevante; pues muchas veces estudias una carrera especifica y resultas trabajando en otra especialidad.

    • Un buen ejemplo, Britaldo, de lo que estamos hablando. Estudias unas cosas pero la realidad es otra y encima terminas haciendo algo distinto, para lo que quizá no haría falta título. un mundo al menos paradójico, sin duda.

      Saludos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR